Vivir el momento

“Es necesario esperar, aunque la esperanza haya de verse siempre frustada, pues la esperanza misma constituye una dicha, y sus fracasos, por frecuentes que sean, son menos horribles que su extinción.” Samuel Johnson (1709-1784) Escritor inglés.

Artículo original escrito por Jero Sánchez. Sígueme en Twitter.

Ahora un poco más tranquilo puedo deciros que el motivo de mi viaje a Madrid ha sido mi padre. Después de algunas complicaciones en la enfermedad que padece desde hace un tiempo, tuvieron que operarlo a vida o muerte y nadie tenía esperanzas de que sobreviviera. Cuando me avisaron de que estaba en el quirófano, arreglé todo para regresar a Madrid y aquí me encuentro ahora.

El viaje fue muy difícil, como podréis imaginar. Más de 12 horas sin tener noticias de lo que estaba pasando. Cuando llegué a Madrid el sábado a las 6 am, mi padre aún estaba en coma, estable pero en estado crítico. Afortunadamente, justo ayer recuperó la consciencia y ahora empezamos a tener un poco de esperanza :-)

En estos momentos es cuando te das cuenta más que nunca de que vivir lejos de tu país tiene su precio, y tarde o temprano hay que pagarlo. No me arrepiento de la decisión tomada, pero no deja de ser doloroso. También te das cuenta de lo importante que es vivir el momento; no darle vueltas al pasado, ni hacer planes a largo plazo. Mis planes, proyectos y prioridades cambiaron en cuestión de horas. Lo único que puedes hacer es centrarte en el “aquí” y el “ahora”, y sacarle todo el jugo que puedas. Porque no sabes qué te deparará el día de mañana.

Aunque no he respondido a vuestros comentarios, quiero que sepaís que sí los he leído cada día, y os aseguro que me han servido muchísimo para levantar el ánimo. Me siento orgulloso y honrado de teneros como lectores. No tengo palabras para agradeceros todas vuestras muestras de cariño y ánimo.

Si las cosas siguen como hasta ahora, creo que muy pronto me reintegraré a la rutina del blog. Tengo muchas ideas para escribir. Sólo tengo que tener un poco de tranquilidad que ya estoy recuperando.

Un abrazo para todos sin excepción, y gracias por seguir ahí, al pie del cañón :-)

Foto por sallydell

22 comentarios

  1. Os deseo lo mejor posible tanto a ti como a tu padre.
    Realmente en el único momento en el que podemos influir es presente.
    Seguramente lo conozcas, de cualquier modo, te aconsejo a Eckhart Tolle, el también conoce muy bien “el poder del ahora”

  2. Hay veces que el destino depara acontecimientos que no podemos controlar.
    Te deseo lo mejor para tu padre y para ti. Espero que retomes el blog lo antes posible porque eso quiere decir que todo va bien.

    Salu2,

    Julio

  3. Muchoa ánimos y ahora olvídate de blogs. Lo importante es ESTAR donde tienes que ESTAR.

    El resto puede esperar…

    Saludos y, a pesar de todo, feliz año…

  4. Te deseo lo mejor a ti y a tu padre y permiteme recordarte un proverbio árabe que dice: “EL PASADO HA HUIDO, EL FUTURO NO HA LLEGADO Y EL PRESENTE ES TUYO”.

    Ánimo.

    Un fuerte abarazo

  5. Hurra por las buenas nuevas! Es difícil el desarraigo… sobre todo en estos “Momentos” cruciales que atraviesan tu historia: padres, hijos, hermanos.

    Afortunadamente, las NTIC’s ayudan a acortar distancias… pero no menguan ansiedades.

    Lo mejor para ti y tu familia, que seguimos esperandote!

  6. De todo corazón, espero que tu padre mejore y el desasosiego vuelva a convertirse en calma. Pasé por una experiencia parecida hace unos 3 años con mi madre y son momentos duros. Gracias a Dios todo pasó y tan solo queda como un recuerdo.

    Un abrazo fuerte y ¡ánimo!

  7. Son momentos difíciles. Pero lo bueno es que estás ahí. Junto a tu padre, y eso no tiene precio.
    Seguramente tu presencia es muy importante y de mucho ánimo para él. Así que vive este momento. Tu prioridad es ver a tu padre bien y recuperado.

    Fuerza y adelante!

  8. @todos:

    Por suerte las cosas parecen que están empezando a mejorar. Todavía no podemos cantar victoria, pero todo indica que veremos la luz muy pronto :-) Dentro de lo malo, como dice Gux, me siento afortunado por poder estar aquí en estos momentos.

    Con más optimismo y ya mucho más tranquilo, es momento de ir retomando el blog. Como decía hace unos días, escribir es una buena terapia, y a estas alturas ya no puedo pasar sin el contacto diario con vosotros.

    De momento, hoy es el último día de El Gachupas en WordPress. A partir de mañana nos veremos en el nuevo dominio.

    Una vez más, muchísimas gracias por todas vuestras muestras de apoyo y ánimos. Significan mucho para mi y mi familia. Para que luego digan que lo que pasa en Internet no es real.

  9. Primerísimo: muy buena noticia la recuperacion de tu padre. Ánimo! Siempre hay que esperar y estar dispuesto para lo mejor.

    Segundísimo: GUAU! Tu nuevo look, o mejor el de tu blog, me ha producido un flashback de 25 años mínimo!… Cuando las rotativas y el “tipex de color rojo” (no me acuerdo como se le decía). La verdad, me ha dado por la espina dorsal descendentemente un “yuyu” importante y no sé si me adaptaré estéticamente al nuevo/retro escenario, pero considero tus artículos “caldo de gallina” y creo que seguiré. Claro que seguiré (uff, que calambres! :-))

  10. Claro que es real. No estará la presencia física, pero sólo eso. Os deseo lo mejor. Hace tres meses pasé por algo parecido. Podemos con todo Gachupas, podemos con todo. Mil besos.

  11. Lo primero, agradecerte y felicitarte por tu blog tan útil y a la vez sencillo, que sigo regularmente aunque soy de los que no dejan comentarios…lo segundo, y por ello escribo hoy, que se mejore tu padre, y disfruta de estos momentos a su lado. Como yo pienso que todo tiene un por qué, quizás éste era el momento de reunirse la familia. Un abrazo, Ángeles

    • @Angeles:

      Muchas gracias por tu comentario y por este primer comentario :-)

      La verdad, pienso igual que tú. No sabía lo que iba a encontrar cuando llegara a casa, pero el hecho de saber que iba a estar con mi familia valía la pena el esfuerzo y el mal rato. Como dices, quizá era el momento. Finalmente el peligro ha pasado, aunque todavía queda mucho que pelear en los próximos meses.

      De nuevo, muchísimas gracias y espero que sigas comentando.

  12. Hola.

    Es difícil comentar algo en este post tan trascendente y dolido. Yo pasé esos momentos cuando tenía 25 años, pero son igual de malos que con 40 o con 60. En mi caso el desenlace fue distinto. Hay situaciones en las que no puedes influir en el futuro, en las que lo único que puedes hacer es estar ahí. Pero resulta que también es lo mejor que puedes hacer: que tu familia sienta de cerca tu presencia, que noten tu cariño, que des ejemplo de cómo han de afrontarse las visicitudes, encarando el qué pasará con decisión y haciendo saber a los tuyos que forman parte de tu vida y que los quieres pase lo que pase.

    Un sincero y afectuoso saludo para tí.
    Nosotros también estamos contigo. A tu disposición.

    Jose Fco.

    • @Jose Fco.:

      No tengo palabras para todas vuestras muestras de cariño y apoyo. Sólo puedo decirte GRACIAS :-)

      Como dices, a veces lo único que puedes hacer es apoyar a tus seres queridos. De hecho, cuando venía de camino a Madrid no sabía lo que me iba a encontrar. Lo único que me hacía estar más sereno era pensar que al menos estaría con mi familia en estos momentos.

      Afortunadamente, lo peor ya ha pasado, y de momento parece que saldremos de esta. Todavía quedan meses duros, pero al menos no tendremos (esperemos) la espada de Damocles sobre nuestras cabezas.

Deja un comentario