Usando el papel por partida triple

“Si te dan un papel pautado, escribe por detrás.” Juan Ramón Jiménez (1881-1958) Escritor español.

Hace casi 3 semanas propuse en mi trabajo iniciar un programa de uso del papel por partida triple, precisamente coincidiendo con el Blog Action Day. Era mi forma de aportar un granito de arena a la causa.

La verdad, no tenía muchas esperanzas de que la iniciativa fuera a ser secundada en masa, especialmente porque México es un país con muy poca cultura medioambiental. Y efectivamente, no me defraudaron… hasta el día de hoy.

Estoy tan contento que decidí dedicarles este artículo a mis compañeros (y de paso compartir la idea con vosotros).

Resulta que en mi oficina, como en otras miles de oficinas más, se imprime muchisimo papel. Lamentablemente, una cantidad considerable de esas impresiones son innecesarias, pero es muy difícil convencer a la gente de que no es necesario imprimir el reporte de ventas, que lo pueden guardar en formato electrónico por si algún día lo necesitan. Es casi tan difícil como convercerles de que los movimientos bancarios no se borran de la base de datos del banco, y que pueden consultarlos por Internet siempre que quieran.

En definitiva, es una batalla perdida. Por eso busqué una forma de reducir el impacto de todo ese papel usado que, al final, termina yendo a la basura más temprano que tarde. La idea final era muy simple, y no tiene nada del otro mundo:

1. El papel se imprime por primera vez, y gran parte de él se termina desechando.

2. El papel usado por una cara se vuelve a poner en una bandeja especial de la impresora de red, de manera que se pueda utilizar para imprimir borradores y documentos de uso interno. Para ello, el papel usado primero se filtra, desechando el que está sucio, con dobleces, grapas, etc.

3. Finalmente, el papel usando por ambas caras, y el papel que no pasó el filtro anterior, es triturado con una destructora de papel, y el resultado se emplea como relleno para embalajes.

Cuando hice pública la idea recibí felicitaciones de algunos compañeros. “Ya era hora de que alguien hiciera algo”, decían. Estaba tan emocionado que, durante los primeros días, antes de irme a casa siempre revisaba la bandeja de la impresora para ver cuánto había bajado el montón de papel. Pero todos los días, sin excepción, el resultado era decepcionante. Así que después de una semana dejé de hacerlo y empecé a olvidarme del tema.

Pero hete aquí que, esta mañana, una compañera fue a verme para decirme que ya se había acabado todo el papel reciclado de la impresora, y que si podía tomar del montón que yo tenía guardado :-D No cabía en mí de júbilo.

Parece que al final no somos tan burros, leñe. Espero que todo esto no sea un espejismo, y que de verdad la iniciativa sirva para algo. No necesito ni quiero el reconocimiento. Me considero sobradamente pagado si al final del año contribuimos a que se corten unos cuántos árboles menos. Yo, por mi parte, seguiré “robando” unas cuántas hojas del montón de papel usado para hacer mis libretas recopiladoras ecológicas ;-)

¿En tu empresa han implementado algún programa de reciclado parecido? ¿Qué otras formas conoces para reciclar el papel usado en una oficina? Comparte tus ideas en un comentario.

Foto por McKenna P

12 comentarios

  1. Llevo más de 12 años haciéndolo así, porque me parecía la forma más lógica de proceder.
    -Evitar la impresión
    -Si es inevitable imprimir por una cara
    -Re-utilizar por la otra para borrador o segundas impresiones.
    -Triturarlo.
    - Reciclarlo.
    Jamás se lo he impuesto o comentado a nadie, supongo que trato de predicar con el ejemplo…

  2. Nosotros, en la oficina, hace tiempo que reutilizamos el papel impreso por una sola cara, pero la idea del papel triturado para relleno de embalajes me parece genial. La anotaré para tratar de implementarla.

  3. Hola:

    Creo que depende de que parte de Mexico hablas. El gobierno federal y los estatales tienen programas de ahorro de papel, electricidad y agua en todas sus oficinas.

    En muchas partes, cuesta que la gente cambie de habitos pero en otras uno de sus objetivos de operacion se llama “cero papel”, por motivos ecologicos o de ahorro de gastos.

    Sin tratar de causar polemica, ni atacar a nadie, te recuerdo que no es lo mismo que concientices a 50 millones de españoles en el continente mas explotado del planeta que a 110 millones de mexicanos en un continente con muchos recursos naturales.

    La conciencia se forma por el entorno y el bien mas valioso es el mas escaso.

    Saludos

  4. Descubrí hace dos semanas que le sección de “reprografía” de mi trabajo ofrece gratis a los empleados libretas ecológicas hechas por ellos mismos con los restos de los trabajos de impresión que no han sido utilizados.

    Me dijeron que llevan haciéndolo años pero que casi nadie las coge.. ¡porque no les dejan publicitarlo por el correo interno de la empresa por temor a que la gente vaya en masa y se convierta en un nuevo gasto a largo plazo!

    Es absurdo pero alguien con mando así lo ha decretado… Eso sí yo he cogido ya varias y a todos mis compañeros de pasillo ya se lo he dicho y tienen ahora sus libretas gratuitas y recicladas.

    Y sobre lo de reciclar papel una y otra vez, el sistema de distribución de las impresoras lo impide, además de que tienen sólo una bandeja y no podemos poner papel reciclado con otro “limpio”. Al menos el 100% del papel de la empresa es de origen reciclado.

  5. Vale, voy a soltar una perogrullada, pero mucho cuidadito con llevar al extremo estas prácticas. Los documentos semiconfidenciales ni se tienen que utilizar por la otra cara (por blanca y vacía que esté) ni se tienen que triturar y poner como relleno en ningún lado.

    Lo sé, es de pura lógica, pero es que no sería la primera vez que me encuentro que me facilitan una nota sobre cualquier tema escrita en un trocito de papel reciclado… que por detrás tiene la cuenta corriente de un cliente. Así que mucho cuidadito.

  6. por fin te he encontrado , me ha encantado todo lo que he leido y he tomado algunas notas que quisiera llevar a la practica por lo pronto ya empece y con uno de los articulos que mas he disfrutado,,,pues claro el de papel que con tanta amabilidad me compartiste,,,seguire pasando visita muy frecuentemente por lo pronto te envio un gran abrazo y gracias por tanto material tan “”"”PRODUCTIVO”"”

  7. @ojmarsa:

    En primer lugar, muchas gracias por dejar tu comentario :-)

    Sí, supongo que es algo bastante lógico, pero te aseguro que en muchos lugares la lógica brilla por su ausencia. Y muchas veces no es cuestión de lógica, sino de cultura. En España ya se ha avanzado bastante, la gente está más cocienciada, pero en México… ¡eso es otro cantar! Claro que todo llegará, es cuestión de tiempo.

    Sigue predicando con el ejemplo, y no dejes de pasarte por aquí ;-)

  8. @marcosrh:

    Ya me contarás qué tal te va con el intento. Estoy interesado en saber cómo acepta la gente este tipo de ideas, y si se compromete para llevarla a la práctica, no sólo de boca para fuera.

  9. @Hluot:

    Como dices, no se trata de crear polémica y respeto tu punto de vista. Yo solo digo lo que he observado. Y lo que he observado es que las calles y las carreteras de México están llenas de basura, y eso, para mi, es no tener conciencia medio ambiental. No dudo de que algunos organismos públicos y privados se tomen en serio el cuidado de la naturaleza, pero tienes que coincidir conmigo en que, en general (y se que las generalizaciones son injustas con la minoría) al mexicano “de a pie” ni le interesa ni le preocupa el medio ambiente.

    Por otra parte, siento que los que sí estamos preocupados por el medio ambiente no estamos apoyados por las instituciones públicas (de nuevo, hablo en general, no en tu caso particular). Por ejemplo, en la ciudad donde vivo apenas acaban de implementar un programa para separar residuos, que incluye multas para quien no lo cumpla. Lo curioso es que sólo hay un contenedor para toda la basura, y no hay camiones especializados para cada tipo de residuo. De hecho, las categorías de residuos en que nos piden separar la basura me parece una burla (por ejemplo, el papel, el plástico y el vidrio van todos juntos con los demás residuos inorgánicos :-o). La verdad, tengo mis dudas sobre la calidad del reciclado que están llevando a cabo.

    Por último, el hecho de que México sea un país naturalmente rico no es excusa. Estados Unidos y Canada también tienen muchos recursos naturales y allí la historia es muy distinta.

  10. @Amandil:

    El “boca a boca” puede funcionar mejor que cualquier circular interna. Lo realmente importante es que la gente esté dispuesta a apoyar la iniciativa, usando las libretas y difundiendo la noticia, exactamente como haces tú :-) Eso es conciencia medio ambiental.

  11. @Albert:

    Totalmente de acuerdo. Este, como cualquier otro principio, regla, ley, hábito… “you-name-it”, debe ser enfrentado al sentido común (sí, ese que Voltaire decía que no era nada común), y a las reglas y leyes de donde nos encontremos. Pero nunca está de más insistir en ello, por si acaso ;-)

    Gracias por el comentario, y espero seguir viéndote por aquí :-D

  12. @karlita:

    ¡Qué placer verte por aquí! Ya empezaba a pensar que no te interesaba el blog ;-) (broma)

    Abrazo recibido y bienvenida. Espero que sigas leyendo, te guste y lo recomiendes. Ya me contarás qué tal la experiencia reciclando papel.

Deja un comentario