Un llamamiento a la unidad productiva

Un llamamiento a la unidad productiva

Hace unos días leía un más que interesante artículo de Francisco Sáez (@FranciscoJSaez), el creador de FacileThings, donde se preguntaba si la productividad personal es realmente una nueva moda, o se trata de algo más que eso. Su conclusión es clara: no se trata de ninguna moda, sino de una solución nueva para los nuevos problemas que nos toca afrontar actualmente.

Francisco y otros blogueros han escrito muchísimo y con muy buen criterio sobre el tema, en un intento de hacer entender a los llamados “trabajadores del conocimiento” la importancia de saber organizarse, fijarse objetivos claros y valiosos –tanto profesional como personalmente–, y reducir el estrés al que la mayoría se ve sometido diariamente. El trabajo ha dado sus frutos, pues en los últimos meses han proliferado los blogs que hablan de GTD y productividad en español, y cada vez más personas se empiezan a interesar por el asunto.

Desde el punto de vista del “buzz” –ruido– que está generando GTD y otras técnicas de organización, desde luego que sí podemos hablar de una moda. Resulta todavía más patente porque muchos de los que se ven impulsados a probar este o aquél método terminan abandonando. Algunos incluso alegan que GTD, por ejemplo, lejos de facilitarles la vida les genera más estrés y sobrecarga de trabajo. Así que lo usan durante un tiempo, motivados por alguna lectura o por los consejos de un amigo y, transcurrido un breve lapso, finalmente se olvidan de ello para siempre.

Para estas personas sin duda se trata de una moda. Pero a muchos de nosotros la productividad personal nos ha cambiado la vida radicalmente. No se trata de una curiosidad, sino de una herramienta potentísima que, sabiamente utilizada, permite que cualquiera –no sólo directores o ejecutivos de empresas–, pueda tener una vida mucho más plena.

El problema fundamental, y por lo que pienso que todavía se sigue considerando que la productividad personal es otra más de las modas secundadas por gente geek o frikie, es que aún falta mucha información práctica respecto a cómo aplicar los principios a la vida de la gente común. En este sentido, los que nos dedicamos a escribir, enseñar y difundir sobre estos temas tenemos una gran responsabilidad, y aún mucho trabajo por delante.

Ahora más que nunca mi misión en este blog –y en el resto de proyectos que ya tengo en marcha–, es ayudar a todo el que quiera mejorar su forma de hacer las cosas, alcanzar sus metas y vivir una vida sin estrés. Y desde aquí invito a todos mis colegas blogueros y lectores a redoblar el esfuerzo de difusión, dando ejemplo con su propia experiencia diaria. De esa forma quizá consigamos que la productividad personal deje de ser considerada una moda, y llegue a convertirse algún día en parte integral de la formación de cualquier persona.

Si lo logramos, no sólo viviremos rodeados de personas más felices y plenas, sino que toda la sociedad podrá beneficiarse de los increíbles avances que se producirán en todos los campos gracias a la explosión de la creatividad de sus individuos. Sé que suena utópico, pero hoy he querido permitirme soñar un poco –o como decía mi padre, “no voy a ser pobre hasta para pedir” ;-)–.

Y tú, ¿crees que la productividad personal es una moda? ¿Cómo podemos convencer a la gente de que se trata de una herramienta muy potente? Comparte tus ideas en un comentario.

Artículo original escrito por Jero Sánchez. Sígueme en Twitter.

Foto por Steve Rhodes

9 comentarios

  1. Desde luego Jero te las pintas para dar en el clavo. Como bien dices hay información sobre productividad por todos lados, pero tu capacidad de exponer con sencillez a lo que nos preguntamos la mayoría de aficionados o noveles en este tema es magnífica.
    Gracias una vez mas, y sigo esperando tu libro con ganas!

  2. Yo no se si es una moda o no … porque la verdad es que soy de los que lo acaban de descubrir (gracias a tu blog, entre otras cosas y sobre todo al GTD para Dummies) y de momento estoy encantado con lo que estoy probando … aunque tambien es cierto que algunas cosas, como recopilar todo en la bandeja, ya las hacia, pero no al 100% GTD.

    Y como me conozco, para no olvidarme de ello lo estoy intentando aplicar desde el primer minuto, sin haber terminado de leer el libro de GTD (aunque luego tenga que modificar cosas, eso lo asumo), y a apuntar lo que hago en un blog, a ver si así consigo cierta continuidad, no dejarlo, y aprender más compartiendo mi experiencia.

    De momento no tengo mas que uno o dos posts, pero lo dejo aqui por si alguno se quiere pasar y dejar su opinon: http://nongogoa.wordpress.com/

    Saludos!

  3. Creo Jero que lo que está cambiando es la forma de difundir conceptos con estas nuevas tecnologías. Las reglas para ser productivos son viejas porque siguen basándose en los preceptos de cómo trabajamos y actuamos las personas, que siempre fuimos del mismo modo pero sometidos a diferentes culturas a través de los tiempos.

    Gente que fue altamente productiva con gadgets elementales como el papel y el lapiz siempre hubo, sólo que su experiencia no se comunicaba tan eficientemente como hoy en día.

    Paradójicamente esas mismas tecnologías que nos ayudan a comunicarnos más y mejor son las mismas que atentan muchas veces contra nuestra capacidad de hacer. Es un equilibrio delicado, pero dominarlo trae muchos beneficios, y tipos como tú son el catalizador de ese cambio.

    Calurosos Saludos

    JC
    http://comomeorganizo.blogspot.com
    Twitter: @ComoMeOrganizo

  4. Estoy de acuerdo en que no es una moda. Yo descubrí el libro por pura casualidad al poco de publicarse, mucho antes de que existieran blogs y otros recursos y me impactó desde el primer momento. Es un mundo nuevo. Otra cosa es que lo lleve a la práctica, pero por culpa mía.
    Aprovecho para invitar a todos a que visiten mi nuevo blog: QPT qultura para torpes. Un buen ejemplo de cómo no tener una programación a largo plazo y dedicar una parte de su tiempo a cosas improductivas.
    Espero tener una décima parte del éxito de Jero.

    http://qulturaparatorpes.com

  5. Muchas gracias por tus palabras, Jero. Pienso que la productividad personal se está convirtiendo en una necesidad para la mayoría de las personas y, además, éstas se van dando cuenta poco a poco. En gran parte, gracias a voces como la tuya, que saben convertir un tema que no es precisamente “divertido” en algo ameno, atractivo y fácil de entender.

  6. A mi no es que me haya cambiado la vida, es que me la ha hecho mucho más fácil y acabo mi jornada de trabajo bastante más satisfecho. El tema es como hincarle el diente y evangelizar correctamente porque yo conozco a gente que es un verdadero desastre y se creen que son el no va más de la productividad. Todos nos creemos que no hay gran cosa que aprender o que “esas chorradas no son para mi”.

    Feliz año Jero, te seguiremos leyendo y aprendiendo.

  7. Cualquier excusa es buena para dejar algo que cuesta esfuerzo. El sistema GTD es sencillo y difícil de cumplir para mí. Llevo 2 años intentando aplicarlo y creo que voy por el 60 %. Me ha servido para vivir mejor y más feliz. He regalado el libro de David Allen a un montón de amigos, lo recomiendo a todos mis alumnos, todos los años. Y espero llegar algún día a hacer bien lo de “revisar”, entonces sí que me cambiará la vida.

  8. Jero tu lo has dicho, a muchos nos ha cambiado la vida y no tan solo eso, ahora ya no tenemos bastante con seguir mejorando, queremos ir más allá y difundir esta experiencia o si lo prefieres esta actitud ante la vida.

    Productividad personal es más eficiencia, hacer mejor las cosas, pero sobre todo ganar una mayor calidad de vida

Deja un comentario