Ser fiel a los principios

Celebración por el triunfo de España

Foto por cabezadeturco (via Flickr)

Artículo original escrito por Jero Sánchez. Sígueme en Twitter.

No soy futbolero, pero como español que vive a muchos miles de kilómetros de su país, estoy especialmente emocionado por lo que la selección española de fútbol acaba de conseguir. Ser campeón de la Copa del Mundo no es cualquier cosa. Sin desmerecer el esfuerzo realizado por los otros 31 países –que estoy convencido han realizado un trabajo excepcional–, y a juzgar por los comentarios que me ha tocado oir de muchos expertos deportivos mexicanos y lationoamericanos, hay una cosa que parece cierta: el seleccionado español le debe gran parte de su victoria a no haber traicionado en ningún momento sus principios futbolísticos –lo que sea que eso signifique futbolísticamente hablando ;-)

Después de escuchar esta idea varias veces en diferentes lugares, no he podido evitar extrapolar. Insisto, no entiendo de fútbol, y no puedo decir si la victoria de España se debe realmente a eso, pero lo que sí sé de primera mano es que tener unos principios claros y vivir de acuerdo a ellos es fundamental para conseguir cualquier éxito.

Ya he hablado anteriormente sobre la importancia de los principios personales a la hora de establecer un plan de vida. Los principios son el mapa que nos sirve de guía, las reglas del juego que nos ponemos a nosotros mismos para avanzar hacia nuestras metas. Es cómo consideramos que deben ser las cosas, lo que está bien y lo que está mal.

En los momentos difíciles, cuando empezamos a dudar de nuestra propia capacidad o parece que vamos a contracorriente, es cuando los principios juegan un papel importante. Tener unos principios sólidos y claramente definidos marca la diferencia entre navegar a la deriva y mantenerse en ruta –aquella que nosotros nos hayamos fijado como nuestra ruta. Porque incluso si llegamos a la meta siguiendo los principios de otros, no será lo mismo. Siempre tendremos la sensación de habernos fallado, de que el éxito no es completo –ergo, no será nuestro éxito, sino el de alguien más.

No importa cuáles sean –siempre dentro del respeto al prójimo–, debemos tener claros nuestros principios y apegarnos a ellos como si fuéramos lapas. Cuando veamos triunfar a los demás siguiendo reglas distintas, la tentación de cambiar las nuestras será muy grande. Pero tenemos que recordar que ningún triunfo es verdaderamente nuestro si no lo alcanzamos siguiendo nuestros verdaderos principios, los que nacen de lo más profundo de nuestro ser.

Podemos caer una, dos, tres veces… Si somos fieles a nuestros principios finalmente lograremos el objetivo que nos hayamos impuesto. Y creedme, ningún triunfo en la vida es más dulce que el conseguido como fruto de nuestro trabajo y del coraje para no traicionarnos ante las dificultades.

¡Enhorabuena a la selección española de fútbol por su primera Copa del Mundo! Y enhorabuena a todos los que día a día se mantienen fieles a sí mismos –que no es cualquier cosa.

¿Has tenido la tentación de cambiar tus principios alguna vez? Comparte tu experiencia en un comentario.

11 comentarios

  1. “Para el que no sabe a que puerto se dirige, no hay ningún viento favorable” Se atribuye a Seneca, y considero está en concordancia con los principios.

    David Allen dice en su libro “Organizate con eficacia” (cita textual, pg, 287):(…),tratar de administrar su vida de arriba abajo suele provocar frustración.(…) le sugiero que vaya de abajo arriba.

    Esta es una de las ideas que hicieron que descartara GTD por completo, antes de probar mi sistema, integrando GTD con AF4, aún así la influencia de GTD todavia es mínima, en comparación.

    Mi vida ya estaba llena de principios, antes de que conociera GTD, son mi hoja de ruta, tengo muy claro mi puerto, y aunque tengo claro que hay que atender otras cosas, mi puerto es mio no lo cambio por nada. David Allen habla de frustracion si se va de arriba abajo, para mi ir de abajo arriba supondria un fracaso en todas las facetas de mi vida. Puede ser que en ocasiones me frustre, pero prefiero ser FRUSTRADO a FRACASADO.

    No hay nada peor que encontrarte en el puerto que no deseas, por dejarte llevar por los vientos de la aletoriedad, que según entiendo es lo que propone David Allen. ¡Ya esta, ya lo he dicho, que gusto!. :-)

    • @Elsapo:

      Creo que estamos confundiendo términos. Cuando David Allen dice que vayamos de abajo a arriba no significa que debamos de empezar abajo y quedarnos ahí, olvidándonos del puerto al que queremos llegar. De hecho, lo que sugiere es que tomemos en control de nuestra vida diaria –abajo–, pero que inmediatamente después empecemos a trabajar a diferentes alturas. En GTD se hace mucho hincapié en la importancia de las metas, valores y áreas de responsabilidad –el “arriba”–, aunque es cierto que no explica mucho sobre cómo gestionarlo. Pero ese es otro tema.

      En definitiva, resulta difícil poder centrarte en el largo plazo si tu vida en el corto plazo es un desastre –olvidas citas, te sientes estreasado por el exceso de trabajo, comienzas miles de proyectos que dejas a medias, etc.

      Lo que yo sugiero siempre es utilizar GTD como tratamiento de choque, durante un breve período de tiempo, para tomar el control de la nave. Después, digamos tras unas cuantas semanas, es hora de apuntarla hacia el puerto que quieres. Te aseguro que esto es mucho más efectivo y rápido que hacerlo a la inversa –te lo digo por experiencia ;-)

  2. Pues yo estoy igual, eso de los principios futbolisticos es desconocido para mí.

    Pero estoy de acuerdo, los principios son el equivalente al norte en la brujula. Cada vez que quieras sabr si vas por buen camino, revisa que tanto te acercas a tus principios.

    Cambio de principios no, nunca. Pero aceptar que algunos de mis principios chocan frontalmente contra ciertas circunstancias de la vida me ha llevado a cambiar mi forma de buscar mis objetivos.

    No hubo cambio de principios, pero si cambie de estrategia varias veces y sospecho que seguiré cambiando.

    • @Hluot:

      Excelente la diferencia que expones entre principios y estrategias. Desde luego, no debemos cambiar de principios fácilmente, excepto que haya motivos muy sólidos que lo justifiquen. Pero cambiar de estrategias… ¡esa es la clave! Alcanzar nuestros objetivos depende de qué tanto estemos dispuestos a cambiar de estrategia cuando sea necesario.

      Como decía Einstein, si no quieres volver a obtener el mismo resultado tendrás que hacer algo distinto :-)

  3. Mi querido Jero,

    Yo creo que los principios, cuando han sido bien arraigados son como las manchas en la piel del tigre, únicas e indelebles, la lucha constante por ser mejor cada día te puede hacer adoptar nuevos y mejores principios y creo que eso es distinto.

    Yo creo que de las cosas más complejas en la vida es cuidar tus creencias y tu forma de ver la vida, pues siempre habrá alguien que no esté de acuerdo en tu forma de pensar y buscará cambiarte.

    Un gran saludo

    Omar Carreño

    • @Omar:

      De acuerdo. Pero tampoco cometamos el error de cerrarnos en banda y pensar que nuestros principios son “los” principios. Parte del crecimiento y desarrollo personal consiste en la constante búsqueda de nuevos y mejores principios que complementen los que ya tenemos.

      Reconozco que yo no he cambiado los míos frecuentemente, pero en ocasiones mi “mundo interior” se ha visto zarandeado por el contacto de nuevas ideas que, a la postre, ha signficado desterrar viejos principios para adoptar otros nuevos, más enriquecedores –por ejemplo, cuando conocí el mundo del software libre y aprendí que compartir es más beneficioso y sustentable a largo plazo que buscar el beneficio económico a toda costa.

  4. Hola Jero! yo nada sé de futbol,solo veo a los guapos jaja!!! Y En buen momento vinieron a ganar los españoles por lo de la crisis y tal vez andaban alicaidos como dice un amigo de alicante,y pienso que eso les animara y cambiara la vibracion y segura estoy que todo sera mejor por allá.

    En mi caso respeto a mis propios principios a mis propios sueños,porque generalmente se tienen los aprendidos y lo mejor es que tenemos el poder de ser nosotros mismos y vivir los nuestros.yo creo que respetando y con disciplina podemos lograr mucho con nuestros propios principios y ser conscientes del aqui y ahora y esto nos ayuda a dirijirnos a la meta a corto mediano y largo plazo.

    Saludos y felicidades!!!!!!!!

    • @Susana:

      Uno debe casarse con sus principios y, como en el matrimonio, estar con ellos en las buenas y en las malas ;-)

      Eso no quiere decir que no podamos cambiar alguno llegado el momento, siempre de manera justificada. Lo que no podemos hacer es divorciarnos de nuestros principios a las primeras de cambio, en cuanto las cosas no salen como esperamos. Tenemos que ser coherentes y darnos la oportunidad para vivir de acuerdo a nuestros principios. Sólo si demuestran que no nos sirven debemos pensar en cambiarlos.

  5. ! Qué gusto oír hablar a los jóvenes de “principios”! Pero si estaban obsoletos, y era casi de “fachas” el hablar de ellos.
    Ahora bien, hay que tenerlos muy arraigados pues a veces, por mantenerlos, se pierden “grandes negocios”. A mí desde luego me sobran.
    Gracias por tus posts.

    • @Cristina:

      Muchas gracias por lo de jóven :-D

      Como les decía a Omar y a Susana, tan malo es carecer de principios como aferrarse a ellos a toda costa. Sin duda, tener principios arraigados es importante, pero debemos ser lo suficientemente flexibles como para modificarlos –o incluso eliminarlos– si demuestran su incapacidad para permitirnos ser lo que realmente queremos ser. O como dices, si nos hacen perder oportunidades perfectamente legítimas.

  6. Hola hola de nuevo por aqui. TOTALMENTE DE ACUERDO.Creo q el mensaje q mande fue “aferrada” no me supe explicar no me siento muy madura me falta mucho por aprender. Lo que he vivido me ha permitido saber que principios “si” y cuales eliminar.y en cierto modo si estoy aferrada a lo nuevo q hay en mi manera de pensar,decir y actuar porque me ha hecho mejor ser humano y eso me gusta y mucho!!!.Te pudiera hablar mucho de este tema ya q es muy importante para mi, pero por obvias razones no lo hago.Me gusta como piensas.Gracias.y ahi va la buena vibra!!!!.

Deja un comentario