Seis años: Un propósito que merece el esfuerzo

Vela seis

Tal día como hoy de hace seis años nacía este blog. ¡Cuántas cosas han pasado desde entonces! El último hito hace apenas cinco meses, que regresé a vivir a España después de una larga “temporada” residiendo en México.

Sentado ante el ordenador, en el despacho del piso donde vivo en Madrid desde agosto, mientras me tomo unos días de respiro antes de seguir difundiendo la efectividad personal en las aulas, me he puesto a evaluar el camino que he recorrido durante estos últimos diez años. Desde el día en que me topé con un libro titulado ”Organízate con eficacia”, en las estanterías de una conocida librería de México, pasando por aquel 30 de septiembre de 2009 en que publiqué el primer artículo de este blog, mi primer taller de productividad personal hace ya un par de años, hasta el día de hoy.

Lo que empezó siendo simple curiosidad por el método de David Allen se fue transformando poco a poco en afición, luego en pasión y, finalmente, en un modo de vida que me ha permitido cumplir mi propósito vital enterrado durante mucho tiempo, y que finalmente salió a la luz gracias al coaching. Todo se fue dando de manera orgánica. Tan claro fui viendo en cada momento cuál era el siguiente paso que, mudarme de país —el último de eso pasos hasta ahora—, supuso algo natural, y hasta divertido.

Releyendo parte del material que he publicado durante los últimos años, me doy cuenta de la evolución que he experimentado, especialmente cuando veo la cantidad de posts que se siguen publicando en la blogosfera hispana actualmente, con visiones tan simplistas sobre asuntos tan importantes relacionados con la efectividad personal. Y no me malinterpretéis, no lo digo como crítica, al menos no como crítica destructiva, sino porque me veo reflejado en esos mismos posts cuando releo mis trabajos iniciales. Quizá los años dedicados al estudio y experimentación —de los que he dado buena cuenta en este blog—, y la perspectiva que te da formarte como coach profesional, hace que sea inevitable esta percepción.

Sin duda, de iniciar el blog en estos momentos, el enfoque sería muy distinto. Casi me da vergüenza leerme a mí mismo cuando llamo método de productividad personal a algo como Autofocus o ZTD –Zen To Done–, o intentando “enseñar” cómo encontrar tu propósito de vida con recetas de andar por casa, fruto tanto de la buena fe como del total desconocimiento. Son temas tan serios, que pueden llegar a marcar tan profundamente la vida de una persona, que aún hoy me siento un poco culpable por haber frivolizado con ello. Bueno, al menos tengo el consuelo de que esos deslices —creo— me han permitido al final llegar a donde estoy ahora, que es ciertamente un lugar más elevado.

Aun así, como nómada del conocimiento o knowmad, soy consciente de que todavía me queda muchísimo por descubrir y aprender. Es el precio socrático que uno debe pagar por ganar experiencia y conocimiento.

El camino no ha estado exento de altibajos, momentos de muchísima actividad —aún hoy no logro explicarme cómo fui capaz de publicar a un ritmo de 5 posts semanales durante los primeros meses—, y rachas de auténtico cuasi-abandono debido a tener el foco —el marido de la foca, como le gusta decir a mi buen amigo y maestro Antonio José Masiá—, puesto en otros asuntos.

Al final, después de todos estos años, he llegado a la conclusión de que la productividad personal de verdad, esa que Peter Drucker denominó efectividad del “trabajador del conocimiento”, es un asunto tan serio, y que puede tener un impacto tan profundo en nuestra sociedad durante los próximos años, que bien merece el esfuerzo de seguir escribiendo y publicando, a pesar de lo que supone a veces vencer a la vorágine del día a día.

Hoy, seis años después, hago público mi propósito para los años que están por venir: ofrecer una fuente fiable y precisa de información para quienes buscan una forma mejor de hacer las cosas. Y luchar de buena fe contra la difusión de ideas poco fundamentadas o carentes de rigor en lo que a efectividad se refiere, por muy bienintencionadas que sean. Creo sinceramente que no hacerlo es una irresponsabilidad, un flaco favor que le estamos haciendo a esa gran cantidad de organizaciones y personas que están buscando honestamente soluciones reales para afrontar los retos que nos plantean la vida y el trabajo del siglo XXI.

Espero contar con vosotros y seguir construyendo este espacio juntos. Porque como siempre digo, nunca hubiera llegado hasta aquí si no hubiera sido por vuestro apoyo.

Foto por Kathryn vía Flickr

26 comentarios

  1. Hola Jerónimo

    Muchas felicidades por el 6 aniversario, te agradezco por brindar tus aprendizajes y por compartir puntos claves aplicables a la vida (generando cambios en mi vida), gracias por todo lo que has aportado a un mundo que se encuentra en constante cambio.

    Espero seguir leyendo tus post tan interesantes durante mucho tiempo.

    No cabe duda que Internet es una gran plataforma donde podemos encontrar a personas tan preparadas como tu.

    recibe un fuerte abrazo de mi parte.

    • Muchísimas gracias, Miguel Angel. Internet ha cambiado la vida de muchas personas –la mía también–, y lo menos que puedo hacer es devolverle el favor. ;-)

      Un abrazo y gracias por seguir ahí, leyendo, compartiendo…

    • Gracias Iago. Fue toda una sorpresa y un honor poder compartir aquél café vespertino. Mucha suerte también para ti en los proyectos que estás emprendiendo dentro de la productividad personal. Promete. :-)

    • ¡¡Gracias Rubén!! No sé si seré ejemplo para alguien, pero lo que sí sé es que me lo paso muy bien compartiendo y formando parte de esta (nuestra) comunidad. Un placer compartir contigo.

  2. Muchas felicidades, maestro. Un lujo contar con tu conocimiento, experiencia y compromiso.
    Desde sus orígenes, tu blog ha sido una de mis principales referencias, uno de los que más he aprendido y con los que más he disfrutado.
    Espero poder seguir compartiendo camino y proyectos contigo por muchos años.
    Un fuerte abrazo!

    • Aunque te conozco desde hace relativamente poco, Paz, debo reconocer que tu impacto en mi forma de ver la vida ha sido significativo. Así que no sé quién es ejemplo para quien. Como diría el maestro JM, “ser ejemplo uno del otro no es excluyente con ser ejemplo el otro para el uno” ;)

      ¡Ah! Y gracias por la felicitación. Ahí vamos, cumpliendo años…

    • Ni el propio San Juan de la Cruz lo hubiera dicho mejor… ;)

      Muchísimas gracias, Bernardo. A ti, especialmente, te debo ser uno de los primeros lectores del blog que recuerdo, que ya tiene mérito jeje. A pesar de los cambios de dominio y las épocas de sequía, nunca te olvidaste de pasar por esta humilde casa de vez en cuando. Gracias, muchas gracias por la enhorabuena, y por tu fidelidad.

      Un fuerte abrazo, amigo.

  3. Hola Jerónimo, es un gusto leerte desde Colombia, pero en realidad no es solo eso, sino también un verme en el espejo de tu experiencia. Son años de reflexión, de probar en carne propia, compartir, aprender algo nuevo y desaprender algo que ya no tiene validez en ese momento, ni siquiera me atrevo a decir que sea algo malo, porque el proceso es tan individual, tan íntimo!. Siempre en movimiento desde la buena fe y el deseo ferviente del alma de ser útil para alguien en el planeta.
    Me desempeño como conferencista profesional y ahora también me decidí a escribir formalmente, así que sin duda nos veremos en el camino, espero con ilusión que más pronto que tarde.
    Agradezco cada paso tuyo porque me inspira y me anima. Feliz y productiva vida para ti y todos los que amas.

  4. ¡Enhorabuena Jero!, de mi parte llevo más cuatro años y medio siguiéndote, reconozco que hubo meses de sequía de posts, y te pedía volver… finalmente resurgiste para convencernos de que GTD era el camino, y aquí seguimos por ahí…

    Un fuerte abrazo desde México, DF

    Luis X. González
    Twitter: @efectividad360

    • Gracias Luis. Es cierto que hubo periodos de sequía demasiado largos, pero quiero pensar que tuvieron un papel importante en lo que vendría después, sobre todo a nivel personal. Ahora me encuentro en un punto en el que el blog empieza a cobrar de nuevo un peso importante para mi. Espero sinceramente que lo disfrutéis.

      Un fuerte abrazo, ahora desde Madrid.

  5. Aun recuerdo aquellas primeras betas de tu libro, compartiendo conocimiento con tus lectores y siempre dispuesto a ayudar. Todo un honor aprender a tu lado maestro. Que cumplas mucho más.

    • El honor es mío, Cruz. Ahora que nuestros caminos andan cruzados, yo diría hasta enmarañados jejeje, seguro haremos muchas cosas juntos. Gracias por estar ahí, y enseñarme tantas cosas interesantes, cada día… :)

  6. Como decimos x aquí, zorionak… esto es, muchas felicidades Jero.
    Ejercicio de honestidad y humildad, una vez más. Algo que honra la profesión y sobre todo el valor personal y compromiso que pones (ponéis) en este apasionante mundo.
    Seguiremos siguiéndote y aprendiendo, sí, aprendiendo aunque haya dudas porque eso también nos hace aprender y mejorar.
    Seguiremos aquí.
    Felicidades y que no pare la música. ;)

Deja un comentario