Secretos de la comunicación personal

“Es necesario tener tanta discreción para dar consejos como docilidad para recibirlos.” François de la Rochefoucauld (1613-1680) Escritor francés.

Artículo original escrito por Jero Sánchez. Sígueme en Twitter.

Todos, mal que bien, somos capaces de comunicarnos, en el sentido de que podemos entablar una conversación y transmitir una idea (y, a veces, hasta recibirla). Pero eso no quiere decir que nos estemos comunicando con fuerza, gracia y elegencia. De hecho, la mayoría de las veces la comunicación no lleva a nada más que eso: puro intercambio de información, y no la construcción de relaciones sanas y enriquecedoras.

A lo largo de los años he aprendido que la comunicación cara a cara es mucho más sencilla de lo que parece. Tan sólo se necesita desarrollar una serie de sencillos hábitos, que lamentablemente muchas veces brillan por su ausencia.

Se discreto, no cuentes tu vida. Obviamente, cuando ya existe una relación de confianza con la otra persona, nada te impide hablar de tus cosas personales. Incluso puede que sea deseable. Pero durante los primeros contactos, especialmente el primero, no deberías hacerlo. Si alguien te saca conversación en la consulta del dentista es por pura cortesía o para pasar el rato, no porque le interese tu vida. A nadie le importará lo que tengas que decir sobre tu abuela, o de lo mal que te tratan en el trabajo. Romper esta regla no escrita hará que la otra persona te ignore inmediatamente.

Escucha de forma genuina. Se supone que la otra persona te está contando algo que le importa, así que tu obligación es escuchar con atención e interesarte por lo que dice de manera genuina. Muchísimas veces lo único que necesitamos es que nos escuchen. De hecho, lo que atrae a la gente no es tanto lo que tú tienes que decir, sino la forma en que escuchas lo que ellos dicen. Suele pasar que la persona que más habla termina sintiendo que confía y conoce a la que escucha.

No des consejos. Especialmente si nadie te lo ha pedido. Aunque te sientas tentado a ello, muérdete la lengua. Incluso cuando te pidan consejo, sé cauteloso. Al aconsejar casi siempre cometemos errores e injusticias. Cada persona es un mundo, y raramente tenemos todos los elementos de juicio para que nuestro maravilloso consejo sea efectivo al 100%. Lo que es aplicable a ti no tiene por qué ser aplicable a los demás. Puedes tratar de orientar si te lo piden, pero teniendo siempre muy claro que es responsabilidad de cada uno encontrar su camino.

Evita las habladurías y chismes. No hay una forma más rápida de perder la credibilidad y que dejen de confiar en ti que criticar a los demás. Como regla yo procuro no hablar de nadie que no está presente, salvo para hacerle un cumplido. Si tu compañera de oficina se ha quedado embarazada, le corresponde a ella, y nada más que a ella, decírselo al resto de compañeros. Por muy tentador que sea, no debes hablar de cosas que no te incumben.

Acepta los regalos y cumplidos de buena gana. Es común declarar que no merecemos un regalo o un cumplido (a veces con falsa modestia), pero por ello no deja de ser de mala educación. Piensa que la otra persona ha puesto todo su interés e ilusión en ello, y “rechazarlo” desmerece ese esfuerzo. Si alguien te regala algo o te hace un cumplido, agradécelo de corazón. Está comprobado que hay más placer en dar que recibir, así que si eres una persona agradecida, serás mucho más atractiva para los demás.

No intentes cambiar a los demás. Por lo general, es una pérdida de tiempo. En lugar de emplear energía y tiempo en hacer cambiar a otra persona, piensa si lo que te molesta de ella no es también un rasgo de tu carácter que detestas, y por eso sólo lo ves en los demás. Mejor sería que dedicaras esa energía en trabajar el defecto contigo mismo. En cualquier caso, a lo más que podemos aspirar es a ser un modelo para los demás, y el que quiera tomarlo, que lo tome.

¿Conoces otros secretos para mantener relaciones personales enriquecedoras? Déjanos tus ideas en un comentario.

Foto por: Andrew C.

16 comentarios

  1. Pingback: Tweets that mention Secretos de la comunicación personal -- Topsy.com

  2. Tengo uno que puede sumar:

    Preconceptos y prejuicios afuera: dar por sentado algo que aún no has conversado solo responde a tu conversación interna, si realmente te interesa y tienes la confianza suficiente, no dudes en hacer preguntas sobre lo que están conversando o lo que no te esté quedando del todo claro.

    Espero que sume. Un fuerte abrazo

    Sebas

  3. Estoy totalmente de acuerdo.Ahora, en el tema de escuchar, debemos filtrar a los “chupopteros” de energía. Hay personas que son verdaderos vampiros ,que cuando una víctima les escucha no le sueltan hasta dejarle exhausto. No es frecuente, pero los hay. En estos casos hay que ser valientes y huir.

    • @Montse:

      Por supuesto, tienes toda la razón. Todas estas claves asumen que la comunicación tiene lugar con alguien que te interesa de manera genuina, o con la que quieres entablar algún tipo de relación personal: profesional, amistosa o sentimental. No aplican si la interacción no te interesa lo más mínimo. En dichos casos, como bien dices, lo mejor es cortar de forma educada, y si no es posible, cortar de la forma que sea ;-)

  4. Muy buen análisis! Últimamente me he estado interesando en temas similares y justo ayer encontré este excelente ebook gratuito (http://usualerror.com/e-book/) sobre comunicación personal.

    “El error usual” es asumir que las demás personas ven el mundo de la misma forma que nosotros, de donde se ramifican innumerables problemas de comunicación.

    Ahora entiendo que probablemente no les interese el ebook tanto como a mi porque no vemos el mundo de la misma forma…

    Uff. Aprendo rápido! :)

    • @Víctor:

      Un recurso fantástico. ¡Muchas gracias por compartirlo!

      Otro secreto más para añadir a la lista: nunca asumas que los demás ven las cosas con tus mismos lentes :-)

  5. Hola Jero:
    Hallar tu sitio ha sido mi descubrimiento de la semana. Me encanta tu diseño y los temas que abordas.
    Coincido particularmente en la importancia de no querer cambiar a las personas cuando nos comunicamos. Es vital aceptar a los otros tal cual son si deseamos sostener una relacion verdaderamente abierta y constructiva.
    Te dejo estos tips para comunicarse de manera asertiva
    http://rincon-psicologia.blogspot.com/2009/11/cinco-tecnicas-para-ser-mas-asertivos.html
    Sin lugar a dudas me pasaré a menudo por el sitio.
    Un saludo desde el Rincon de la Psicologia

    • @Jennifer:

      Pues en primer lugar, bienvenida y gracias por pasarte por aquí :-D

      Tienes razón en la importancia de aceptar a los demás para sostener relaciones abiertas y constructivas. Pero yo soy todavía más prosaico: es vital no tratar de cambiar a los demás, porque es una pérdida de tiempo ;-)

      Ah, y gracias por el enlace.

  6. Es muy interesante leer, escuchar, informarte, si leia el martes 11, esto, me habría evitado un gran disgusto, y una metedura de mata, espero que haya más divulgación sobre este tema, y además dar ideas sobre que tópicos se puede hablar mas´comúnmente.

Deja un comentario