Se acerca fin de año… ¿perdí el tiempo?

Se acerca fin de año... ¿Perdí el tiempo?

Hoy me complace presentar este artículo invitado de Gabriel Kaplan, uno de los lectores de El Gachupas, que quiso compartir con nosotros su experiencia productiva del último año.

La vida es muchas veces confusa, y el día a día me hace centrar la atención sobre cosas que son más bien banales. Al mirar el calendario veo la poca cantidad de días que quedan para que se cierre otro año. Y junto con las listas de regalos llega ese momento en el cual miro los meses pasados, y trato de hacer una especie de balance sobre mi vida para, de alguna forma, poner fin al capítulo 2010 y continuar con el siguiente.

La verdad es que cada año siento que los días pasan más rápido, y varias veces tengo esa sensación del tiempo fluyendo entre mis dedos como arena. Este tema de la velocidad, unido al ser bastante exigente conmigo mismo y la errónea idea actual de “ser productivo todo el tiempo”, hacen que cada tanto aparezca un pensamiento poco feliz en mi mente:

Perdí el tiempo

Al principio me era bastante difícil lidiar con este pensamiento, y saber que había malgastado tiempo importante me provocaba desgano. Saber que tenía planes que no realicé, o por el contrario no haber hecho cosas para aprovechar ese tiempo, evitaba que pudiera seguir, ya que me quedaba molesto.

Pensamientos como este se hicieron bastante recurrentes en un momento de mi vida, por lo que intenté “buscar refugio” en distintas formas de organización para tratar de encontrar solución a mi problema. Gracias a eso encontré métodos como GTD, Pomodoro y Autofocus, los cuales empecé a implementar en mayor o menor medida, hasta sentir que tenía más control sobre lo que me rodeaba. Es necesario decir también que estos métodos no son mágicos, ni mucho menos; sólo son una forma de ordenar los pensamientos, proyectos y próximas acciones para estar enfocados en lo importante. Por lo que hay que dedicarles tiempo y esfuerzo, pero teniendo en cuenta que todo eso será en beneficio propio.

Sabiendo que a finales del 2009 empecé a utilizar estos métodos de productividad, veo mis metas para el 2010 y me doy cuenta de que no perdí el tiempo este año, que muchas de las cosas que quería las logré, y las que todavía no, estoy en el camino correcto. De lo que se desprende otra de las ventajas de usar un método de organización: llevar registro para, en el momento necesario, darme cuenta de todo lo que fui haciendo.

Ahora que pude ver lo que ya pasó, lo que logré y lo que todavía no, puedo empezar a bocetar lo que van a ser mis planes para este 2011. Teniendo en claro que el usar estas herramientas me alejan todos los días un poco más de la idea de la pérdida del tiempo.

¿Alguna vez sentiste haber perdido el tiempo? ¿Estás más preparado para aprovechar el tiempo este 2011?

Foto por genbospils (via Flickr)

19 comentarios

  1. Hola Jero y Gabriel,

    Creo que es muy bueno conocer lo que los lectores que hemos implementado los métodos que aquí aprendimos podamos compartir las experiencias.

    Como bien dices Gabriel, no es magia es organización y método, el caso es desear el cambio y llegar a aplicar conscientemente los métodos productivos.

    Saludos y felicitaciones.

    Omar Carreño

    • @Omar:

      Sin duda, vuestras aportaciones son quizá lo que dan más valor a este blog. Gracias a vuestras experiencias, otros lectores pueden tener una visión más amplia de las cosas sobre las que escribo. Y dicho sea de paso, yo sigo aprendiendo –es imposible que una persona acumule tanta experiencia en carne propia ;-)

  2. Hola:

    Yo pude ver mi avance cuando apunté lo que hacia (el registro que menciona Gabriel), fué entonces cuando hacer una revición y el planteamiento futuro se volvio algo factible y placentero.

    Solo un comentario:

    Yo termino el año en marzo porque en diciembre hay muchas actividades y poco tiempo para hacer el balance. Me “lleve” el fin de año personal y la evaluación hasta marzo porque coincide con el cierre de año fiscal (en México) y porque en ese mes tengo poco trabajo.

    Así puedo hacer un balance y nueva planeación con calma y tiempo y las fechas de ciclos personales coinciden con las fiscales y las laborales.

    • @Hluot:

      Me parece importante lo que dices: cuando mantienes un registro y tomas el control, analizar y planear se convierte en algo placentero. Y sólo cuando algo se vuelve placentero y de valor, se termina convirtiendo en un hábito arraigado.

      También me parece muy inteligente llevar tu revisión anual a una época de menor estrés y mayor tiempo libre. Ello te permite evaluar mejor lo que es realmente importante, sin dejarte llevar por las urgencias y lo inmediato. Como siempre, excelente aporte :-)

  3. Conozco la sensación. A veces me pasa y no tengo que esperar hasta el fin de año. A veces me pasa al final del día, al final de la semana o al final del mes.

    A veces, sí, perdí el tiempo. O más bien, lo usé para cosas que no eran tan importantes como las otras cosas para las que de verdad quería usarlo.

    Pero otras veces, si lo he usado bien pero la sensación de que no fui “óptimo” me hace pensar que lo perdí sólo porque no lo usé “al máximo”.

    Algo que me ha ayudado es, por cursi que suene, mantener un diario ;)

    En realidad, no-tan-diario, pero al fin un recuento de las metas que logro por pequeñas que sean. Es parte de mi sistema de productividad y me sirve también para resolver problemas.

    Poner cosas por escrito es una de las mejores cosas que puedo hacer. Y de vez en cuando doy una revisada para darme cuenta de mis avances.

    • @Víctor:

      Mantener un registro de las cosas que hacemos, sea del tipo que sea, y aún de las cosas más pequeñas, es fundamental para poner los pies en la tierra. La sensación de “no haber hecho nada” es mucho más común de lo que parece. Sólo los datos fríos, sobre el papel, nos abrirán los ojos, tanto en un sentido como en otro.

      Yo no llevo un diario como tal, pero si mantengo el registro de actividades y proyectos de Things, mi herramienta de organización. A veces reviso lo que he completado en un día en particular y me asombro de la cantidad de cosas que hice –generalmente muchas más de las que recordaba.

  4. Has visto que no te he contestado. Estoy en un momento un poco angustioso y de “no saber” y tu pregunta es demasiada incisiva ahora, quizá. Como dicen en mi pueblo: “En época de lluvias, no se hacen mudanzas”

    • @TreintaAbriles:

      Respeto tu postura, pero en mi opinión, replantearte tu vida es todavía más importante y necesario cuando estás pasando momentos difíciles. Sirve para poner todo en perspectiva y darle a las cosas su importancia justa. En resumen, y respondiendo al dicho de tu pueblo, en época de lluvia protégete, incluso si eso supone salir de donde estás y ponerte en alto, no sea que te ahogues ;-)

      Suerte y ojalá aclares tu situación pronto. Y que el año 2011 sea divertido y un año de crecimiento.

  5. Pues la verdad es lo que a mi me pasa, pero desde que leo el blog del El Gachupas, estoy tratando de cierto modo de cambiar mi vida a 180°, ya que aun hay tiempo para que el 2011, sea un año de cambios para bien.

    Es bueno darnos cuenta de lo que hemos pasado y que no hemos hecho para poner como decimos aca “La carne en el asador” y así obtener nuestros tan esperados resultados

    • @Gerardo:

      Siempre hay tiempo para hacer cambios. Lo importante es que los acometas con genuina voluntad y energías. Como dice el refrán y dice bien, “nunca es tarde si la dicha es buena”.

      Suerte en tus proyectos para el 2011… :-)

  6. Hola Jero!!! hacía un rato que no te escribía… creo que el mundo está hecho de casualidades, y el haberme encontrado con tu blog fue una de esas que han valido la pena. Creo que el 2010 ha sido un año muy enriquecedor en el que he aprendido muchas cosa y a encontrar el foco sobre mi propia vida… Me siento preparada, motivada y con toda la intención de aprovechar y trabajar el 2011 para cumplir mis objetivos. Será un año muy divertido, enriquecedor y retante. Estoy dispuesta ha aceptarlo.

    Que pases unas excelentes fiestas y recibe un gran abrazo.

    ¡Feliz Navidad!

    • @Sharon:

      Me da muchísimo gusto haber contribuído, aunque sea solo un poco, en enriquecer tu vida :-) Mucho ánimo para el 2011… ¡querer es poder!

      Feliz Navidad y Próspero Año 2011.

  7. Conozco la sensación. A veces me pasa y no tengo que esperar hasta el fin de año. A veces me pasa al final del día, al final de la semana o al final del mes. A veces, sí, perdí el tiempo. O más bien, lo usé para cosas que no eran tan importantes como las otras cosas para las que de verdad quería usarlo. Pero otras veces, si lo he usado bien pero la sensación de que no fui “óptimo” me hace pensar que lo perdí sólo porque no lo usé “al máximo”. Algo que me ha ayudado es, por cursi que suene, mantener un diario ;) En realidad, no-tan-diario, pero al fin un recuento de las metas que logro por pequeñas que sean. Es parte de mi sistema de productividad y me sirve también para resolver problemas. Poner cosas por escrito es una de las mejores cosas que puedo hacer. Y de vez en cuando doy una revisada para darme cuenta de mis avances.

    • @Mae Whitaker:

      Sin duda, mantener un registro de lo que haces, sea del tipo que sea, es buena idea. Te hace ser más objetivo, tanto con lo que consigues, como con lo que no consigues.

      Gracias por compartir tu experiencia en este comentario :-)

Deja un comentario