Neurobics en el supermercado

Mercado de Ambato, Ecuador

(Este artículo forma parte de la serie Neurobics para toda ocasión. No te pierdas el resto.)

Artículo original escrito por Jero Sánchez. Sígueme en Twitter.

Hace 10.000 años, cuando el hombre tenía que cazar para comer, conseguir algo que llevarse a la boca era una actividad más que neuróbica. Seguir el rastro de los animales, por ejemplo, requería el uso de prácticamente todos los sentidos. Sin embargo, la sociedad actual ha eliminado todo rastro de neurobics de esta tarea, dejándola reducida prácticamente al sentido de la vista.

En esta entrega de la serie veremos 7 nuevos ejercicios destinados a despertar algunos de los sentidos que usábamos antaño, y potenciar el aspecto social de conseguir comida. ¿Nos acompañas?

31. Visita un mercado rural. Siempre que tengas ocasión, visita un mercado o mercadillo de pueblo sin una lista de la compra en particular. Déjate sorprender por los productos que se venden y trata de averiguar más de la persona que los venden –muchas veces son los mismos que los cultivan. Disfruta de sus colores, texturas y olores, y trata de preparar una comida con lo que encuentres.

32. Compra en un mercado indígena. Aún más interesante es visitar un mercado indígena. En España esto es complicado, pero en la mayoría de los países latinoamericanos existen multitud de opciones para comprar productos de diferentes grupo étnicos. Algunos productos que merecen la pena son especies y productos cocinados por ellos mismos.

33. Compra en tiendas “boutique”. Si no tienes acceso a un mercado indígena, quizá sí tengas cerca alguna tienda especializada, del tipo “boutique”. En estas tiendas suelen tener productos cultivados de forma natural, y suelen permitir tocarlos y olerlos. Además, muchas veces los dependientes conocen los procesos de cultivo y producción de lo que venden: ¡pregunta y sorpréndete!

34. Practica neurobics en el supermercado. Trata de reconocer distintos productos a ciegas, recorre las diferentes secciones en un orden diferente, pregunta a los dependientes de la carne o el pescado por alguna opción interesante –en lugar de simplemente tomar algo y marcharte–, modifica la forma en que recorres visualmente los estantes –generalmente los productos son colocados estratégicamente para condicionar tu compra.

35. Sal al campo a recolectar. En diferentes épocas del año se puede salir al campo y recoger distintos frutos. Almendras, castañas, zarzamoras, setas, etc. Infórmate de las cosas que se pueden recoger en los alrededores de tu casa y haz excursiones de “recolector”.

36. Juega el juego de las pistas. En lugar de tomar una lista de productos para comprar por sus nombres, haz que tu pareja o tus hijos te describan lo que necesitan, mencionando colores, formas y usos.

37. Compra en tiendas especializadas. En lugar de hacer toda la compra en un solo lugar –es decir, el supermercado–, trata de comprar cada cosa en su lugar. Ferretería, frutería, carnicería, etc. Entabla conversación con los dependientes, que generalmente saben mucho de su producto, y trata de oler y tocar los productos.

¿Qué te parecen estos nuevos ejercicios? ¿Haces ya alguno de ellos de forma inconsciente? Comparte tus ideas en un comentario.

Foto por jpereira_net (via Flickr)

3 comentarios

  1. Hola:

    La compra en tiendas especializadas lo hago frecuentemente, pero tambien se debe tener en cuenta que ir a todos lados con el auto no es muy ecologico que digamos. Yo prefiero caminar o usar el transporte publico.

    Tambien visito tianguis y mercados, cosas como los quesos y la fruta son mejores en cuanto a calidad y variedad respecto a los supermercados.

    El pan lo compro en panaderias pequeñas, evito el pan de marca y el de las panificadoras en los supermercados.

    • @Hluot:

      En realidad, esta es una lista de ejercicios posibles. Cada uno puede –y debe– hacer los que se acomoden mejor a sus hábitos diarios. Y por qué no, idear otros ejercicios nuevos ;-)

  2. que tal hacer una lista de compras con dibujos o hacerla en desorden para ir a de un lado al otro en el super. se que no hay tiempo pero se trata de hacer un ejercicio, no?

Deja un comentario