Los hábitos vitales de Berto Pena

Berto Pena

Artículo original escrito por Jero Sánchez. Sígueme en Twitter.

Bienvenido de nuevo a esta serie, donde los “grandes” de la productividad personal han aceptado compartir con nosotros sus secretos. La semana pasada empezamos con el pionero del panorama productivo español –Jeroen Sangers de El Canasto. Hoy tenemos el lujo de contar con todo un monstruo de la organización y gestión personal como Berto Pena, quien por cierto acaba de publicar un fantástico libro –”Gestiona mejor tu vida“–, del que daré buena cuenta próximamente.

Para el que no lo conozca –¿hay alguien?–, Berto ha participado en una veintena de proyectos en Internet y fue director de marketing global para el grupo iTouch-Movilisto. Después de 15 años de carrera y de haber vivido y trabajado en las cuatro esquinas del mundo, parece que ha encontrado su verdadera vocación dentro del mundo de la escritura y la asesoría, ayudando a otras personas a sacar lo mejor de sí mismos. Actualmente es conferencista, imparte charlas, tiene un curso de productividad on-line, y escribe el blog ThinkWasabi.com. No hay duda de que es alguien a quien hay que seguir.

Os dejo con los hábitos vitales de Berto Pena… ¡no tienen desperdicio! :-D

Hogar y familia

Cuando no estoy de viaje o dando cursos siempre estoy en casa. Es a la vez mi hogar y mi centro de trabajo por eso pongo mucho cuidado tanto en su organización, como su limpieza y la división de espacios. La ventaja de vivir solo —o no siempre acompañado— es que puedes planificar, diseñar y organizar a tu gusto y según tus necesidades.

Me gusta hacer las tareas domésticas porque me sirven para tener ideas. Cuando hago descansos entre tareas me pongo a fregar platos o hacer la cama y es ahí cuando surgen algunas de mis mejores ideas. Lo manual fomenta la imaginación y además me relaja.

Llevo una vida tremendamente tranquila y silenciosa. Cuando no estoy dando cursos, en contacto con la gente o con mis amigos, paso mucho tiempo solo. Y me gusta.

Finanzas

Es mi asignatura pendiente. En este terreno soy descuidado, desorganizado y hasta indolente. En cuanto me llega una carta del banco o me llaman para cualquier gestión, miro para otro lado o bostezo. Me aburre soberanamente y además es algo que me desgasta mucho.

No sé si lograré cambiar y mejorar pero no es algo que me preocupe. Es de las pocas cosas que en mi vida de las que no me encargo personalmente porque me roba mucha energía, motivación e ilusión. Me limito a recopilar facturas en una caja y a dárselas a los que saben.

Trabajo

Es parte de mi vida. Y aunque me apasiona lo que hago, he de admitir que cada vez le doy menos importancia.

Aunque es cierto que procuro dedicar cada vez menos tiempo a las “horas de trabajo” soy tremendamente disciplinado y metódico. A las 5:00 ó 5:30 estoy en pie listo para empezar.

Tengo la suerte de trabajar para mí y aunque eso me da mucha libertad, me gustan mucho las rutinas. Creo son parte del éxito diario si además las sabes flexibilizar. Porque me gusta ser inflexible con mis tareas diarias pero muy flexible en cómo las hago.

En los últimos meses me he empeñado en preocuparme más por la calidad, porque mis lectores y alumnos disfruten con lo que hago y les cuento, que por hacer más. Esto es algo anticultural, porque nuestra sociedad —y más la digital— sigue valorando “al peso” la aportación de las personas.

Bienestar

Cuando trabajo en casa paso bastante tiempo sentado de modo que procuro hacer algo de ejercicio y moverme siempre que puedo. Todos los días antes de comer doy un paseo de media hora por un parque cercano y dos veces a la semana voy a nadar, una afición que tenía de pequeño y que recientemente he recuperado.

Pongo especial hincapié en las comidas. Cuando no estoy de viaje siempre cocino yo y procuro comer sano y equilibrado. El desayuno es algo que cuido mucho y fue una de las cosas que me ayudó notablemente a mejorar el arranque de mi día.

Cuando no estoy de viaje mi horario de comidas no es para nada español. Desayuno a las 6:30, como a las 12:30 y ceno a las 19:30.

Entorno

Cuando estoy en casa trabajando consumo algo elevado de energía (ordenadores, luces, etc.) de modo que procuro limitar el gasto al mínimo y en toda la casa tengo bombillas y electrodomésticos de bajo consumo.

He de admitir que no soy una persona especialmente sensible o concienciada con el entorno, pero procuro cuidar ciertos detalles porque cuando voy a mi parque favorito me gusta ver que lo verde es verde y que las flores son flores.

Productividad

La base de mi Productividad procuro que sea sencilla: hábitos (disciplina), objetivos (perspectiva) y ocio (vivir intensamente).

Me considero un absoluto aprendiz en temas de Productividad y sigo experimentando nuevos métodos y hábitos. Y en cuanto encuentro algo que de verdad me aporta, quito, introduzco, cambio o elimino lo que haga falta.

Mi trabajo es estudiar y hablar sobre Productividad así que todo lo que aprendo, predico y explico, intento que me ayude a mí personalmente. Yo escribo y enseño porque el compartir me ayuda a ser y a vivir mejor. Ése es el único objetivo que tengo: vivir mejor cada día que pase.

Foto por Berto Pena

2 comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Quiero manifestar en estas líneas mi satisfacción por haberle descubierto esta tarde, sí, la de hoy, sábado, y a través de la radio. He descubierto a una persona inteligente, ágil de mente, preparadísima y concisa en las respuestas. He salido directa al pc. a buscarle y manifestarle mi más sentida felicitación . Le seguiré.

Deja un comentario