Los 10 mandamientos de las finanzas personales

En su libro “Cómo manejar tu dinero (sin enloquecer en el intento) “, Adina Chelminsky nos ofrece los 10 mandamientos de las finanzas personales. Según sus propias palabras son “diez mandamientos prácticos y de sentido común para maximizar lo que tienes, lo que ahorras y lo que puedes disfrutar”.

Probablemente haya muchas más cosas que decir con respecto a cómo desarrollar una buena salud financiera, pero lo que es indudable es que estos 10 puntos son la base para comenzar con buen pie.

1. Estarás convencido de su importancia. Los resultados financieros llevan su tiempo para que cristalicen y recoger los frutos. No es algo que vayas a conseguir de la noche a la mañana (aunque sí irás ganando pequeñas batallas que te harán motivarte cada más). Igual que no puedes ayudar a un alcohólico que no quiere dejar de beber, tampoco puedes construir un patrimonio si no estás realmente convencido de que, a la larga, traerá grandes beneficios para ti y tu familia.

2. Serás organizado. Las finanzas personales son una de las áreas que más rápidamente se vuelven un caos si no tenemos cuidado. Desarrolla hábitos y adquiere la disciplina de capturar los gastos cuando se presentan, revisar las cuentas y archivar los papeles regularmente. Para ello puede ser de gran ayuda trabajar según un método probado de productividad y organización personal como GTD.

3. Tendrás un mapa. O lo que es lo mismo, tendrás que aprender a fijar objetivos claros para tus finanzas (la jubilación, la universidad de tus hijos, una casa nueva…), y crear un plan personal para alcanzarlos.

4. Empezarás ahora. Porque en cuestiones de dinero, el tiempo es siempre tu aliado. Cuanto antes empieces a reducir tu deuda, antes empezarás a disponer de más dinero; y cuánto antes empieces a invertir, antes empezarás a multiplicarlo.

5. No te desviarás. A lo largo de las semanas y los meses ocurrirán cosas que “presionarán” tus planes, amenzando con incumplirlos. Es inevitable. Pero debes tener fuerza de voluntad y tratar de nos desviarte. Y cuando lo hagas, que sea porque no hay más remedio, no porque has descubierto un nuevo juguete electrónico y no puedes resistir la tentanción de comprártelo.

6. Esperarás imprevistos. “La vida te da sorpresas… sorpresas te da vida” dice la canción. No puedes evitar tener un accidente, que tu casa se incendie, o que alguien de la familia se enferme gravemente. Pero lo que sí puedes hacer es estar preparado por si alguna de esas cosas ocurre. Y ya que estamos, no vendría nada mal que pensarás en crear un plan de contingencia personal.

7. No copiarás a tu vecino. En lo referente a las finanzas (como en otras muchas áreas), no hay soluciones universales. Lo que me funciona a mi no tiene por qué funcionarte a ti necesariamente. Debes estudiar detenidamente tu situación personal y buscar las soluciones financieras que mejor se adapten a tu personalidad y situación. Por ejemplo, si tienes aversión al riesgo entonces no inviertas en bolsa, pero si eres joven y no tienes cargas familiares, la bolsa puede ser una muy buena opción.

8. No buscarás soluciones mágicas. Por que no, jugar a la Bono Loto no es invertir, ni te va a hacer rico. Crear un patrimonio es cuestión de conocimiento, trabajo duro y tiempo. Punto. Como dice el viejo proverbio castellano, “nadie da duros a pesetas”.

9. No renunciarás antes los errores. No importa lo mucho que sepas de finanzas, siempre cometerás errores. Mi mejor amiga tiene colgado en su despacho una frase que dice “A veces, los errores en la vida también pueden ser bendiciones inesperadas”, y es completamente cierto. Los errores son oportunidades para aprender, no excusas para abandonar. Aprende de las equivocaciones, modifica tu plan financiero como corresponda y sigue adelante.

10. Recordarás que el dinero no compra la felicidad… pero saber manejarlo te dará mucha tranquilidad. Construir una sólida estructura financiera es fundamental para sentirnos más relajados y seguros, y poder ocuparnos de otras cosas más importantes y menos mundanas, como la familia o nuestro propio desarrollo personal.

Yo ya he impreso esta “tabla” de mandamientos para tenerla siempre presente, ¿y tý? ;-)

¿Aplicas regularmente estos mandamientos a tu vida financiera? ¿Qué otros mandamientos añadirías a esta tabla? Compártelo con nosotros en un comentario.

Foto por Gary McCord

3 comentarios

  1. Pingback: Los 10 mandamientos de las finanzas personales « El Gachupas

Deja un comentario