La realidad cambiante

La realidad cambiante

Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo…. del miedo al cambio.Octavio Paz (1914-1998) Poeta y ensayista mexicano.

Hace un año por estas fechas apenas llevaba 3 meses escribiendo en El Gachupas. Con unos 150 suscriptores empezaba a soñar –porque solo era un sueño– con que el blog se convirtiera algún día en un referente en el mundo de la productividad personal. Recuerdo que en esas fechas escribía sobre mis objetivos para el 2010, planeando algunos proyectos “divertidos”, como aprender a leer a más de 1,000 palabras por minuto, o reducir mis objetos personales a 100. En general tenía una existencia tranquila en México, con un trabajo agradable, y mi familia dispuesta a pasar una Navidad más…

Sólo 7 días después –el 30 de diciembre–, recibía la noticia de que mi padre estaba en un hospital de Madrid en estado crítico. Sin mucho margen para pensar tuve que olvidarme de todo, reservar un vuelo para el día 1 de Enero y viajar de urgencia a mi ciudad natal con el alma en un puño. Los primeros lectores recordarán mis artículos de entonces –nunca olvidaré las muestras de apoyo y ánimo que recibí aquellos días. De repente, mi vida estaba vuelta del revés, y todo lo que había planeado parecía carecer de sentido en esos momentos. Una vez más, la realidad impuso su ley.

Hoy, un año después, y tras una larga agonía, mi padre ya no está conmigo :-( He atravesado cambios profesionales que han introducido un poco más de estrés, y algo de aburrimiento en mi vida. Y El Gachupas es un blog con casi 1,500 suscriptores que promete, ahora sí, ser algo más que un pequeño blog. Una realidad muy diferentes a la que tenía hace 12 meses. Como es fácil entender, mi postura, ideas y planes de hace un año no pueden ser los mismos que los de hoy. Mi realidad ha cambiado sustancialmente en tres de las áreas más importantes de mi vida, y parece lógico que yo también debo cambiar si quiero llegar a algún lado.

Muchas personas se plantean hacer las mismas cosas año tras año, incluso si su situación ya no es la misma. Y lo que es peor, no evalúan lo que han hecho en los últimos meses. Así es muy difícil fijarse objetivos que tengan sentido. En mi caso particular, hacer un análisis de lo que ha pasado durante el 2010 me ha llevado a tomar varias decisiones. Por poner solo un ejemplo, intentaré convertirme en consultor de productividad personal y, algún día, dejar mi trabajo actual –es decir, eliminar el estrés que no me aporta nada y dedicarme a lo que realmente me apasiona.

En realidad este no es un análisis que haya realizado durante los últimos días. Lo bueno de aplicar buenos principios y métodos productivos como GTD, es que continuamente estoy evaluando lo que hago y por qué lo hago. En mi caso, la decisión de reconvertirme profesionalmente ha sido todo un proceso que inició en octubre –aunque no ha sido hasta las últimas semanas que ha ido tomando cuerpo.

Así que, aún si no haces revisiones periódicas de tus planes –deberías ;-)–, merece la pena que al menos una vez al año pienses sobre lo que has hecho hasta ahora, lo que estás haciendo, por qué lo haces, y qué es lo que piensas hacer en el medio y largo plazo. Y ya que es tradición, ¿por qué no poner manos a la obra en estas fiestas navideñas? Lo bueno de estas fechas es que solemos tener algunos días libres y estamos más en contacto con los nuestros –un área muy importante en nuestras vidas, y que generalmente queda relegado de nuestros planes.

Mañana es Nochebuena, y pasado mañana Navidad. Aprovechad estos días de cierre de ciclo para haceros un par de preguntas importantes:

¿Ha cambiado mi realidad desde hace un año?

¿Debo cambiar mi enfoque y hacer modificaciones en mi proyecto de vida?

Por experiencia os digo que no encontraréis nada más redituable que emplear un poco de vuestro tiempo en responder a estas dos preguntas vitales. Os lo dejo de tarea ;-)

Cuando leáis esto probablemente estaré volando hacia Madrid –si es que el clima de Londres me lo permite–, para pasar unos días con mi familia y mis amigos. Os leo a mi llegada, y desde ya os deseo una:

¡Feliz y Muy Productiva Navidad!

Artículo original escrito por Jero Sánchez. Sígueme en Twitter.

Foto por mararie (via Flickr)

18 comentarios

  1. Bueno, yo tengo que esperar a que pasen las oposiciones de Justicia. Éstas son mis últimas oposiciones libres y, pase lo que pase, mi deseo es convertirme en escritor, pero en cuanto al como, quiero aplazar las decisiones hasta que esté más libre.

  2. Jero,
    Con mucho cariño
    Feliz Navidad y año 2011.
    Te doy las gracias de corazón por tus artículos tan interesantes.

    un abrazo enorme

    • @Montse:

      Gracias… La verdad, decidí ser feliz hace muchos años, y ni la muerte de mi padre este año me ha movido un solo centímetro de ese camino. Sigo dando gracias a la vida por darme la oportunidad de trabajar por hacer lo que me apasiona.

      Un abrazo… ¡y Feliz Navidad! :-)

  3. Hola:

    Sí hago esas evaluaciones y sí respondo a esas preguntas, pero como mencione antes, lo hago en marzo para poder disfrutar de las fiestas mejor.

    ¡¡Feliz Navidad!!

  4. Detallo los tiempos necesarios para informarse, comprender, asimilar, pensar y crear un nuevo metodo de auto-organizacion propio (odio decir productividad personal, sorry) a partir del GTD, ZTD, Autofocus, Pomodoro y la regla de Pareto (80/20). TODO LO DEMAS ES PAJA. SOBRA. ES DAR VUELTAS SOBRE LO MISMO.

    GTD. 2horas.
    ZTD (variacion simplista pero practica del GTD). 1 hora.
    Autofocus. 1 hora (redondeo siempre por arriba sino no pasaria de 15 minutos).
    Pomodoro. 1 hora (aqui serian no mas de 5 minutos pero de nuevo redondeamos a la hora siguiente).
    Paretto. 0 horas. Me niego a poner ni una hora en algo que no lleva mas de 10 segundo leerlo, comprenderlo y asimilarlo.
    Crear metodo propio a partir de los diferentes metodos y reglas anteriores y adaptandolo todo a las necesidades personales. 2 horas.
    TOTAL=7 horas

    No hay mas.

    • @Jesusito:

      En primer lugar, gracias por tu comentario y aportar tu punto de vista a la discusión.

      Respeto tu opinión, pero ni que decir tiene que no la comparto. Me parece que tu exposición peca un poco de simplista. Es cierto que el mundo de la organización o gestión personal está llena de conceptos e ideas de “sentido común”, pero no por ello deja de ser necesario estudiar, experimentar y adaptar continuamente. Es como si me dijeras que para meter goles jugando al fútbol sólo hace falta 5 minutos –al fin y al cabo es muy sencillo: sólo hay que dar una patada al balón y meterlo entre los tres palos ;-)

      Así que sí, hay mucho más que todo eso que has puesto. Por citar solo un ejemplo, cualquiera que sea el método adoptado tendrás que desarrollar ciertos hábitos, y el desarrollo de hábitos es un tema muy extenso por sí mismo.

  5. Siento mucho lo de tu padre, “espero que puedas encontrar consuelo en el dulce recuerdo que tengas de el…” (de la pelicula: Salvando al soldado Ryan).
    Hace poco a mi padre le remplazaron una valvula del corazon y creo saber por lo que pasaste…
    Saludos desde Mty Mexico

    • @Humberto:

      Muchas gracias por tus palabras. De hecho, recuerdo a mi padre muy a menudo, lo que me ayuda a tenerlo siempre a mi lado.

      Un abrazo muy grande, y mucho ánimo. Estoy seguro de que tu padre saldrá adelante… :-)

Deja un comentario