La clave de una relación de pareja duradera

“El matrimonio acaba muchas locuras cortas con una larga estupidez.” Friedrich Nietzsche (1844-1900) Filosofo alemán.

Artículo original escrito por Jero Sánchez. Sígueme en Twitter.

El otro día hablaba con una amiga que estaba haciendo planes para casarse. Estaba muy ilusionada, y quería compartir conmigo sus planes futuros. De algún modo, la conversación fue evolucionando hasta llegar al asunto del divorcio. Yo le pregunté: “¿Cuáles crees tú que son las causas de que haya tantos divorcios hoy en día?” Ella me miró un poco perpleja y no supo qué decir.

Yo mismo soy una persona (felizmente) casada desde hace 8 años, y he meditado muchas veces sobre el asunto. También ha sido tema de conversación en multitud de ocasiones con mi mujer. Afortunadamente, ninguno de los dos hemos pasado por la experiencia dolorosa de una separación, pero sí tenemos muy claro cuál ha sido la clave de que nuestra relación dure ya 8 años (y contando).

Lamentablemente, son muy pocas las nuevas parejas que llegan a conocerse a un nivel aceptable antes, ni aún después de casarse. Con demasiada frecuencia veo cómo chicos y chicas inician relaciones por pura inercia, por presión familiar, o por carencias emocionales. Y por si todo eso fuera poco, todavía tienen el valor de continuar meses y años sin ni siquiera tratar de conocerse realmente.

Sé que suena muy poco romático y quizá demasiado prosaico, pero hay cuestiones que uno debería plantearse mucho antes de iniciar una relación con otra persona. No se trata de matar el amor, sino de evitar tragedias futuras, la menor de las cuales no es perder parte de tu vida en un proyecto vital que no es el tuyo.

* ¿Quiere tener hijos? ¿Cuántos? ¿Cuándo?
* ¿Cuáles son sus prioridades? ¿El trabajo? ¿Los amigos? ¿La familia? ¿El dinero?
* ¿Estaría dispuesto/a a cambiar de ciudad por un futuro mejor?
* ¿Estaría dispuesto/a a sacrificar comodidades y lujos llegado el momento?
* ¿Le gusta vivir en una gran ciudad o retirado/a en un pueblo tranquilo?
* ¿Y qué hay de la religión? ¿Es importante en su vida? ¿En qué sentido?
* ¿Tiene algún tipo de adicción? ¿Tabaco? ¿Alcohol?

Es fundamental conocer las respuestas a estas y otras muchas preguntas similares mucho antes de pensar siquiera en iniciar una vida junto a la que será nuestra pareja. Y ese es sólo el primer paso.

Las respuestas a estas preguntas no son en sí mismas buenas o malas. Todo dependerá del grado de compatibilidad o tolerancia que tengamos con ellas. El verdadero trabajo es analizarlas y compararlas con las propias, no cerrar los ojos ante la evidencia y tratar de ser objetivos.

Es doloroso tomar la decisión de no seguir adelante con una relación, pero más doloroso aún es perder meses o incluso años en algo que sólo tiene dos finales posibles: el divorcio/separación, o una vida llena de frustraciones.

¿Estás de acuerdo? ¿Conoces a alguien que se haya separado por este motivo? Comparte tu opinión en un comentario.

Foto por: Julia Freeman-Woolpert

30 comentarios

  1. Estoy de acuerdo. En las relaciones humanas ocurre como en la cocina. No todo mezcla bien con todo. Hay combinaciones que producen platos exquisitos y otras que no. Personalmente creo que es evidente que debe existir atracción y sentimiento, pero también creo que eso no garantiza el éxito de la relación. Pienso que debe existir la relación adecuada entre lo que ambos tienen de complementario -qué aporta cada miembro de la pareja que no tiene el otro- y en común -valores, intereses, aficiones compartidas.
    El tema de los valores es para mí lo más importante. Si tus valores más importantes difieren de los de tu pareja, creo que es casi imposible una relación duradera.

    • @José Miguel:

      Por supuesto, las feromonas deben estar presentes si, además de duradera, queremos una relación satisfactoria. El problema es que muchas personas todavía se quedan con esta mitad de la receta, y luego pasa lo que pasa.

      Gracias por tu aportación. Como siempre, un gran toque de un gran chef ;-)

  2. Me asustan todas esas preguntas, son demasiado funcionales para algo que no se puede medir cuantitativamente como es el amor y la generación de un vinculo denominado matrimonio.

    ¿Cuanto la/lo amas para casarte?
    ¿Estas dispuesto a amarlo/a siempre?
    ¿Estas preparado para luchar contra las adversidades?
    ¿Que harias en un caso de infidelidad propia o de la pareja?
    ¿Va/s a ceder en s/tus principios en pro de un bien común?

    Hay un ejemplo de Covey que ilustra muy bien la situación, que mal resumido en este comentario sería: si quieres mantener tu vida de pareja: amala. Sin más añadido, una brutalidad de frase que destroza todos los planteamientos.

    • @Bergonzini:

      Te lo paso porque eres el “poeta de la productividad” ;-)

      En realidad, no se trata de si las preguntas son funcionales o no. El amor es una cosa, y efectivamente, no se puede medir (o sí, no lo sé, pero ese no es el tema hoy). Y otra muy distinta que seamos conscientes que no solo de amor vive una pareja, especialmente si queremos que sea duradera.

      En cuanto al Sr. Covey, al cual respeto y admiro mucho, en esta ocasión siento que tiene una visión idealizada de las cosas. Entiendo por qué dice lo que dice (no podemos tirar la toalla a las primeras de cambio), pero es absurdo negar lo evidente: “amar” a la pareja contra tus propios valores sólo puede traer frustración.

  3. Lamentablemente existen las “feromonas”, sustancias que se despiden de forma invisible, alteran la propia química y desencadenan reacciones de excitación y deseo que perturban la razón. A partir de ahí empezamos a segregar la “oxitocina” que es la hormona del amor y ya estás “pillao”.¿Quién saca la lista de preguntas entonces?

    • @Montse:

      Tienes razón, las feromonas hacen su trabajo, pero eso no te garantiza una relación duradera. Como le decía a José Luis más arriba, quedarte solo con esta parte de la ecuación es muy peligroso.

      Podrás sentir una gran atracción por la otra persona, hasta el punto de cegarte el entendimiento. Pero si no hay nexos de unión más profundos, ¡que Dios te pille confesado! Porque vas a sufrir mucho y serás una persona frustrada. O eso, o tu relación no durará mucho.

      Claro, lo ideal sería buscar una relación con buenas dosis de compatibilidad y feromonas. Pero puestos a elegir, yo prefiero que haya más compatibilidad y menos feromonas, porque la atracción física suele tener fecha de caducidad, y la compatibilidad no. Pero bueno, eso sería tema para otro artículo :-)

  4. Hombre, yo creo que el amor es una cosa y el matrimonio otra… Y antes de que alguien me tilde de cínico advierto que llevo casado cuatro años pero once viviendo con mi mujer.

    Lo de no hacerse preguntas está muy bien para el primer período de la relación, que puede abarcar hasta un año o dos creo yo. Pasado ese límite creo que se dan dos supuestos:

    – La relación ya se acabó… así que nada de preguntas.
    – La relación continúa pero no tienes las feromonas actuando a pleno rendimiento, hora de sentar la cabeza.

    Una de las cosas que le recomiendo a todo el mundo es que se vaya a vivir con su pareja antes de casarse, porque la convivencia es una prueba de fuego. Ahí ves muchas cosas que durante la relación sentimental no intuías siquiera: ¿podéis compartir el habitat? ¿quién de los dos tiene más manías (porque todos las tenemos)? ¿son compatibles?

    Y lo de tener hijos por ejemplo es algo vital. Por desgracia he tenido más de un amigo que se ha divorciado al mes siguiente de plantear esa pregunta clave.

    En mi caso concreto hemos planteado todas esas preguntas antes de seguir adelante con el proyecto de mantener una vida en conjunto y no ha sido ningún problema. El amor es muy bonito pero la vida real es lo que nos queda. Curiosamente ha sido después de responder a esas preguntas cuando más unidos nos hemos sentido porque las dudas son la principal fuente de erosión de la confianza.

    Y pidiendo perdón por adelantado a mi el lema ‘si quieres mantener tu vida de pareja: amála’ me parece muy bonito para una camiseta el día de San Valentín pero poco práctico. Una vida es mucho tiempo para apostarla sólo a que no va a cambiar nada ni nadie a tu alrededor frente a una frase.

  5. Muy intyeresantes los comentarios, tanto o más que el propio artículo (sin desmerecer) ya que se exponen muchas vivencias y expeiencias propias que son las que verdaderamente nos hacen reflexionar y nos enriquecen.
    Mi viejo, que terminó sabio, decía: “antes de tener hijos conocía cuatro métodos para criarlos, ahora tengo cuatro hijos y me han hecho “comer” los métodos”. Creo que con una pareja sucede algo parecido, no hay “métodos” efectivos para durar, después de todo no se trata solo de durar, se trata de ser felíces.
    cuerdo plenamente en que si hay atracción de verdad, de esa que te eriza los pelos de la nuca cuando te roza, si hay afectos, los valores básicos es fundamental que concuerden. Lo digo por propia experiencia, voy por mi trecer intento y este ha sido el que mejor lo venimos llevando. Mi primer esposa me atráía, nos queriamos, peronuestros valores básicos jamás concordaron, el qiebre fue inevitable, la segunda fue un estúpido intento de sacar un clavo con otro. Y esta última vez desde el inicio (hace ya 11 años que conozco a mi actual pareja) nos planteamos tres o cuatro cosas básicas innegociables, esas debían ser acordadas y mantenidas en el tiempo y el resto nos aseguramos que no nos importaran tanto. Estuvimos 5 años de noviazgo, los 2 primeros sin conocer a nuestras respectivas familias ya que ambos habíamos sufrido presiones familaires previas y esta vez estábamos construyendo “nuestra” pareja, no la que esperaban los demás, luego convivimos otros cuatro años más y recién hace uno decidimos tener hijos y casarnos legalmente. Por cierto nuestra hija es un sol que está por cumlpir cinco meses.
    En definitiva, creo que sas son en esumidas cuentas los tres pilares básicos de una relación duradera: atracción, afectos y escala de valores coincidentes. También creo que es importante el nivel de expectativas, nosotros tenemos claro que cuando seamos viejos, la pareja se va a convertir en una felíz convivencia, hacia eso apuntamos. Saludos, Ale

    • @Alejandro:

      En primer lugar, muchas gracias por compartir tu experiencia, muy enriquecedora. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que vuestros comentarios son lo que aporta verdadero valor al sitio. Así que nada que disculpar :-)

      En cuanto al método, es cierto. No hay un método infalible para que una pareja sea duradera. Sin embargo, sí es cierto que la mayoría de las parejas duraderas que se pueden considerar razonablemente felices, tienen una coincidencia en los valores fundamentales. A veces, esa coincidencia se da por puro azar, pero en general no podemos (no debemos) confiar en ello. Es por eso que propongo ser conscientes, observar y tomar decisiones inteligentes en función de esa compatibilidad.

      Por supuesto, puedes ignorar todo esto y dejarte llevar por la atracción física y la emoción de los primeros momentos. Pero eso es como jugar a la ruleta rusa (salvando las distancias, claro). Tu experiencia es un claro ejemplo de ello. Como buen aristotélico, creo sinceramente que siempre se puede encontrar un buen equilibrio entre la pasión y la razón.

  6. Excelentes preguntas, sin embargo todos cambiamos todos los días, y conforme vamos madurando debido a nuestras experiencias las manías, las metas y las opiniones varían, mi esposa y yo llevamos casados 3 años y cada año hacemos una revisión, de nuestros objetivos como pareja y eso nos ha servido mucho para seguir unidos y fomentando el amor :D.

    Saludos.

    • @Marco:

      Con el tiempo es cierto que todos cambiamos nuestros objetivos, aunque los valores son más difíciles de cambiar. En el artículo me refiero más bien a averiguar cuáles son esos valores fundamentales cuasi-inamovibles, que pueden dar al traste con la relación en un futuro.

      Dicho esto, tu estrategia me parece muy interesante e inteligente. La relación de pareja cambia con los años, eso es inevitable, y lo que describes permite introducir la adaptación y la concesión de forma elegante en la vida de pareja. Muchísimas gracias por compartirla :-D

  7. Creo que lo que aqui se ha comentado describe bien la ultima discusión con mi pareja.

    Tendremos que sentarnos a platicar seriamente, porque estamos en la etapa de que las feromonas ya no operan al 100% y no tenemos claro lo que sigue.

    • @Hluot:

      A lo mejor te sirve una estrategia parecida a la que describe Marco Silva más arriba. En cualquier caso, sincronizar intereses es fundamental, y cuanto antes lo hagas, mejor.

  8. Comparto eso de que lo mejor es convivir para conocer un poco más a la pareja, en mi caso fue así. No hay que dejarse llevar al 100% por el corazón o la razón, debemos buscar el equilibrio, aunque yo soy más de usar la razón, hay que ser realista, sacarse de la cabeza los pajaritos, hablar claro y directo de lo que te gusta, te molesta, en fin, aprender a convivir, negociar y compartir.

  9. Creo que la clave del éxito de una pareja viene de un hecho anterior a la convivencia o a la serie de preguntas que planteas. Creo que reside en tener cada uno muy claro lo que quiere, no sólo en la pareja, sino en la vida en general.

    Mucha gente cree que lo que quiere es la casita con la valla blanca, los niños, el perro y la hipoteca, porque es lo que le han hecho creer, pero en realidad se engaña a sí misma y por extensión a su pareja o parejas.

    Afortunadamente esto está cambiando y mucha gente elige vivir solo o no tener hijos en vez de dejarse llevar. Pero aún falta mucho hasta que la gente deje de preguntar “¿Por qué te has quedado soltero/a?”, igual que nadie nos pregunta a los casados “¿Por qué te has casado?”.

    Un saludo

    • @Kyo:

      Por supuesto, tienes toda la razón. Para poder plantearte esas preguntas, primero debes tener claro qué es lo que quieres tú. Si no, ¿cómo vas a contrastar?

      En cuanto a dejarse llevar por los estereotipos sociales (niños, perro e hipoteca), eso es un tema un poco más complicado. Muchas de las personas que desean eso, realmente creen que eso es lo que quieren. El problema viene cuando lo “prueban” y se dan cuenta de que no es lo que esperaban. Yo no puedo culparles por ello. Nos pasa a todos de una u otra forma, en muchas facetas de la vida. Lamentablemente, el ser humano no suele aprender con la experiencia ajena, sino con la propia.

  10. Muy buenas las preguntas, es muy importante conocerte y conocer bien a tu pareja.
    Pero el matrimonio es un proceso y a lo largo del tiempo, los miembros de la pareja van cambiando y personas que estaban en el mismo lugar cuando eran jóvenes pueden haber evolucionado en dirección opuesta a su pareja a lo largo de los años.
    Para mí, una clave importante para que el matrimonio funcione es que los dos miembros de la pareja sean personas plenas y felices.
    Pero en cualquier caso creo que no hay garantías.
    Saludos

    • @Paz Garde:

      ¡Qué honor recibir tu visita! Muchas gracias por pasar y comentar :-D

      Como le comantaba a Marco más arriba, me parece muy interesante su estrategia de revisión periódica de intereses. Es una forma genial de introducir hábitos como la adaptación y el compromiso con tu pareja. Es cierto, no hay garantías: las parejas evolucionan, y en ocasiones lo hacen tanto que los dos miembros terminan haciéndose incompatibles.

      En cualquier caso, es nuestra responsabilidad trabajar desde el principio para que la pareja pueda desarrollarse hasta su máximo potencial, sea el que sea. Y el primer paso, como mencionas, es conocerte y conocer a tu pareja antes de tomar otras decisiones.

  11. Magnífica entrada, no sólo por los contenidos, sino por la interesante conversación. Le voy a quitar hierro al asunto recordando que la principal causa de divorcios en el mundo… es el matrimonio.

    Mi pareja y yo no estamos casados y, a menos que legalmente sea categóricamente mejor, no firmaremos lo que sentimos ante ningún tercero. Pero ya sé que ese no es el contenido esencial del post, ya que las diferencias reales entre un matrimonio y una relación de pareja duradera no son muchas. Es más, ante todo lo que se ha dicho hasta aquí no creo que pueda aportar mucho más.

    Un saludo.

    • @Nacho:

      Muchas gracias por tu comentario :-) Y estoy de acuerdo contigo, este blog no tendría ni la mitad de valor sin vuestros comentarios. La verdad, me siento muy afortunado por ello.

      Como muy bien dices, todo lo que se ha comentado es perfectamente aplicable tanto a matrimonios como a parejas de hecho. La única diferencia es que, llegado el caso, es mucho más fácil ponerle fin a una relación si no hay papeles de por medio.

  12. Pingback: Tweets that mention La clave de una relación de pareja duradera -- Topsy.com

  13. >es mucho más fácil ponerle fin a una relación si no hay papeles de por medio.

    Más fácil, depende. Seguro que es más barato ;)

  14. Pingback: irremediable sensación « cuaderno de bitácora de neverita

  15. Pues vaya que si es super cierto esto Jerito , yo presisamente eh pasado por estoy justo hoy firmado la culminacion de 9 a;os.

    es todo una travesia pero , se aprende bastante y hay aun mas por aprender durante este tiempoy etapas d vida.

    abrazos

    • @Marcela Macías:

      Gracias por decirte a leerme por fin (¿Ivette?). Ojalá que la experiencia ganada te ayude en tu próxima “aventura” –porque siempre hay una próxima ;-)

  16. Lamentablemente existen las “feromonas”, sustancias que se despiden de forma invisible, alteran la propia química y desencadenan reacciones de excitación y deseo que perturban la razón. A partir de ahí empezamos a segregar la “oxitocina” que es la hormona del amor y ya estás “pillao”.¿Quién saca la lista de preguntas entonces?
    .-= Lo último publicado por Juanito: Ejercicio y Sexo =-.

    • @Juanito:

      Por fortuna, el efecto de las feromonas no dura más de 3 años, así que no tienes obligación de pasar toda tu vida con alguien que no es compatible contigo ;-)

  17. Es muy exacto lo que se dice en este espacio definir mas que nada que se espera de la persona pues cuando empiezas una relacion solo preguntas cosas con poca importancia como que musica te gusta, o que tipo de peliculas son tus favoritas, al inicio de una relacion es importante conocerse mas humanamente y preguntar algo que valga la pena por ejemplo QUE METAS TIENES A LARGO PLAZO, O A CORTO PLAZO, QUE ACTIVIDAD TE GUSTARIA REALIZAR CON TU PAREJA NO SOLO LA SEXUAL si no altruistamente o patrimonialmente y trazarse muy bien los aspectos que deben de dar tanto la primera persona como la segunda.

Deja un comentario