GTD: No te quedes a medias

GTD: No te quedes a medias

El fenómeno de la productividad personal ha generado mucho ruido en los últimos tiempos. Cada vez más personas conocen GTD, el método de organización personal de David Allen. Y cada vez son más los que se suben a este tren con la esperanza de ver reducido el estrés al que se ven sometidos diariamente por la internaminable lista de responsabilidades, tanto en la oficina como en casa.

Para ser sincero, el éxito de GTD no es en absoluto regalado. En verdad ha supuesto un extraordinario cambio de paradigma en la forma de organizarse y trabajar de muchos profesionales, entre los que me incluyo. Los resultados empiezan a percibirse prácticamente desde el momento cero, apenas después de unas horas empezar a utilizar el método. Así que es lógico que David Allen haya terminado por convertirse en uno de los gurús de la productividad personal de hoy en día.

Pero, ¿cuál es en realidad el secreto de esta efectividad casi inmediata de GTD? Es algo que casi ninguno de los métodos de organización personal clásicos –los llamados métodos de gestión de tiempo– han conseguido a lo largo de los años, y se llama toma de CONTROL.

Mediante el desarrollo de una serie de hábitos, GTD consigue que organicemos de forma efectiva todos nuestros compromisos –en el sentido más amplio del término–, y liberar nuestra mente de la responsabilidad de tener que recordarlos. De esa forma, en muy poco tiempo, adquirimos la tranquilidad necesaria como para empezar a usar nuestro cerebro de manera mucho más creativa. Y ello se traduce rápidamente en la sensación de que por fin tenemos el control de nuestro universo personal.

Ahora bien, no nos engañemos. Hay otras técnicas y métodos de productivad que consiguen algo muy similar a GTD, al menos en cuestión de control. Por ejemplo, el método Autofocus, del que ya he hablado anteriormente –por cierto, que Mark Forster, su creador, ha publicado después una variante más ágil llamada SuperFocus–. A pesar de lo que opinan sus detractores, estos métodos funcionan en la práctica… siempre que no seamos muy exigentes con lo que esperamos de nosotros mismos. El verdadero problema surge cuando queremos ir más allá de la simple toma de control.

Cualquier método de gestión de tareas moderno, incluido Autofocus, puede ayudarnos a sacar adelante el trabajo que va surgiendo, de una manera más o menos eficiente. Lo que generalmente no pueden hacer es darnos DIRECCIÓN, o lo que es lo mismo, hacernos personas más eficaces.

Ser eficaz significa hacer lo que tenemos que hacer, de acuerdo a un plan o estrategia específica que nosotros mismos hemos diseñado. A nivel personal eso significa cumplir nuestra misión, así como todas las metas y objetivos que emanen de ella.

Como puedes ver, lo verdaderamente interesante de organizarnos viene después de tomar el control de nuestra vida: actuar con una dirección en mente. Ningún método –salvo GTD– proporciona las herramientas para conseguirlo.

Por eso, utilizar GTD para organizar tus listas de tareas y tomar el control es como utilizar un programa de hoja de cálculo para hacer sólo sumas y restas. O sea, un total y absoluto desperdicio.

Como reza el eslogan de un anuncio institucional mexicano para promover la renovación de la credencial de elector: no dejes las cosas a medias. Sácale todo el potencial a esta herramienta, ve más allá de las simples listas y deja que te cambie la vida. A mi me la ha cambiado.

Y tú, ¿utilizas todo el potencial de GTD? Comparte tu experiencia en un comentario.

Artículo original escrito por Jero Sánchez. Sígueme en Twitter.

Foto por Anónimo

17 comentarios

  1. Hola Jero,

    Quizás resulte tan difícil empezar a pensar en proyectos, hacer visión a largo plazo y abandonar la manía de vivir día a día porque sin un método de organización de mínimos venimos de un esquema donde nuestra lista de tareas es nuestra mente. Pasar de la memoria a bandejas de entrada y listas ordenadas hace posible un planificación que antes era imposible pero al mismo tiempo, teniendo tan arraigado el esquema anterior, como dices, es una cuestión que requiere tiempo y sobre todo un afán por seguirse mejorando. En cualquier caso es una discusión interesante y una vez más felicidades por tus artículos.

    Un saludo.

  2. Hola Jero. Soy nuevo en esto y te consulto (abusando de tu tiempo y generosidad). Yo estoy intentando implementar en “mi vida” el método de Stephen Covey (Los 7 hábitos…, Primero lo primero, etc). ¿Los conoces?. ¿Te parece que sería mejor esfuerzo dejarlos y pasarme a GTD?. En verdad no quiero “perder tiempo” y empezar con el que sea mejor.
    Gracias por tu opinión.

  3. Jero:

    Realmente GTD le da una forma que funciona al sistema de organización. Lo estructura. Y coincido plenamente que tomar el control permite liberar energía creativa. Doy fe tambien de ello.

    Voy a revisar lo de AutoFocus. Siempre se aprende algo nuevo.

    Saludos

    JC
    http://comomeorganizo.blogspot.com
    Twitter: @ComoMeOrganizo

  4. Mi principal dificultad con GTD es que me resulta un sistema de “todo o nada”. Hay que ser muy disciplinado, constante y responsable, y yo no lo soy. En cuanto me relajo un poco se me va todo el sistema al garete y vuelta a empezar. Curiosamente los días críticos son aquellos en los que tengo clarísimo lo que tengo que hacer, porque tengo algún proyecto urgente, importante y largo claramente definido. Me centro en él y paso de todo lo demás. Cuando el tsunami ha pasado me encuentro con todo el resto de pequeñas tareas no tan importantes, no tan urgentes y no tan definidas en una masa amorfa. Todo al garete. Y entonces me doy por vencido y pasan los días, hasta que vuelvo a intentar empezar casi de cero. Y así cíclicamente. Deprimente.

    @sabiopelotas
    http://qulturaparatorpes.com/

  5. Jero:
    Agregaria al comentario de “Sabiopelotas” que como bien dice, pasado el tsunami te encuentras con una masa amorfa, entras a la Web a buscar algo que pueda ayudarte, desde comentarios, opiniones, ayudas, guias, etc y empiezas de cero con algun software (thinking rock, etc) pero solo incluyes los nuevos pendientes y dejas en el anterior intento, muchos “to do” que ni quieres ver (porque en ese momento no consideras importante) y de nuevo se repite el ciclo, pero esta vez con Autofocus (y el siguiente intento con el nuevo SuperFocus).
    Aprovecho la presente para decirte que no he visto una “critica destructiva” a tu nuevo libro. Espero que tengas pensado sacar un resumen con las verdaderas aportaciones de tus seguidores en algun nuevo articulo y deja por favor a un lado toda la miel de buenos deseos.
    Con respecto a tu libro, solo puedo decir que tus citas son excelentes, me gusta la manera como abordas el tema, pero creo que llegas muy pronto a tus conclusiones.
    Ademas me considero ser una persona que requiere atencion medica y como bien dices este libro no es para mi.
    Saludos

  6. Hola Jero, Navegando por tu blog me encontré con la recopilación de los post de GTD para dummies y ¡me lo leí dos veces de un tirón! Realmente, lo mío fue la gallina antes que el huevo, porque empecé a usar Things para organizar mis tareas sin saber muy bien como funcionaba y sin conocer siquiera la existencia del método GTD. Luego, he intentado optimizar su uso y buscamos en internet fue como me encontré con tu blog. Me parece muy interesante, me ha resuelto muchas dudas y te doy personalmente las gracias por ello.

    Sin embargo, después de leer GTD para dummies me han surgido algunas dudas que espero me puedas ayudar a resolver. Prometo intentar desarrollar el método al completo porque creo que efectivamente funciona.

  7. Hola @Jero,
    Creo que utilizar GTD, ha sido uno de los grandes cambios de mi vida. Conicido plenamente, que los resultados se notan desde el primer momento de implementarlo, pero no debemos quedarnos hasta ahí. Debemos utilzarlo completamente para notar la real potencia de este metodo de organización.

    Saludos,
    Julio Ortiz
    http://notefaltatiempo.cl

  8. Hola Jero
    No se si es mi visualizador de internet o cual es el problema, que solo puedo ver este articulo desde principios de Febrero.
    O acaso ya te quedaste “A medias” como comienza tu articulo??
    Saludos

  9. HOLA, escribo porque me llama la atención no ver nuevos artículos en el blog. ¿Qué ha pasado con El Gachupas? Lo sigo de hace poco tiempo, pero por su historia, es extraño que no haya nuevos post sin aviso previo.
    A ver qué pasa por ahí???
    Saludos.

  10. Hola Jero.
    Tienes una habilidad especial para dejarnos en ascuas en los artículos adecuados.
    La primera vez recuerdo la foto “road closed” y ahora “no te quedes a medias”.
    Deseando el artículo que se espera para hoy, seguir leyendo artículos tuyos, y compartiendo con la comunidad.
    Saludos, y a cuidarse. :-D

Deja un comentario