Gestiona mejor tu vida: simplicidad

Escritorio minimalista

Foto por mkosut (via Flickr)

(Este artículo forma parte de la serie Gestiona mejor tu vida. No te pierdas el resto.)

Artículo original escrito por Jero Sánchez. Sígueme en Twitter.

Después de echar un vistazo a los giros 1 –proactividad– y 2 –perspectiva–, le toca ahora el turno a la simplicidad. Lo seres humanos tendemos generalmente a complicar las cosas. Por alguna extraña razón pensamos que lo complejo supera a lo simple. Que cuanto más grande y más rápido es mejor. Y curiosamente, la experiencia nos enseña que eso no es cierto.

La simple generalmene es más efectivo, funciona mejor y resulta más adecuado que lo complejo. La mayoría de las personas altamente efectivas utilizan herramientas sencillas, tienen hábitos sencillos y utilizan pocas herramientas. La complejidad en la que nosotros mismos nos metemos sin darnos cuenta es la responsable de muchos de los problemas productivos. Así que ha llegado el momento de deshacernos de ella.

Para ello, Berto propone 5 hábitos básicos:

1. Marcarse pequeños objetivos. Para conquistar grandes cambios hay que fijarse objetivos intermedios pequeños, fácilmente alcanzables. Con constancia, cada vez iremos cumpliendo más y más objetivos, ganando motivación y afianzado los resultados. Tenemos que comprender que no hay atajos. La única forma de ganar una carrera es ganando las distintas etapas. Con disciplina y constancia, al final siempre se llega a la meta.

2. Valorar lo pequeño. En muchas más ocasiones de las que imaginamos, lo simple gana a lo complejo. Muchas veces lo complejos sólo sirve para deslumbrar, pero no resulta más efectivo ni mejor. Aprende a sacarle el máximo partido a lo que ya tienes y no busques la panacea en nuevas y supuestamente mejores opciones. Hacerlo sólo te hará perder el tiempo, y raramente te aportará valor.

3. Hacer sólo una tarea a la vez. La sociedad actual nos empuja a tratar de hacer muchas cosas al mismo tiempo, en un afán por ser más eficientes. Sin embargo, la multitarea no es una capacidad –nadie, ni siquiera las mujeres pueden hacer dos cosas al mismo tiempo, aunque a veces tengamos la ilusión de que es así. La multitarea sólo es recomendable para tareas mecánicas que necesitan poca concentración. Para el resto de actividades, la multitarea es peligrosa porque favorece la mediocridad, el retraso en la entrega, la ansiedad y la precipitación.

4. Definir y fijar límites. Todos tenemos una cantidad limitada de energía diaria para dedicar a las cosas que hacemos. Así que, para cumplir con nuestros objetivos parciales es necesario fijar un límite, tanto al número de cosas que hacemos como el tiempo que le dedicamos a cada una de ellas. Gracias a ello obtendremos cuatro beneficios: control sobre lo que hacemos, respeto por nuestro tiempo y nuestros recursos, mayor concentración durante el trabajo, y mayor flexibilidad para organizar las actividades.

5. Soltar lastre. Finalmente, debemos adquirir el hábito de revisar todo lo que hacemos, y eliminar todas aquellas actividades que ya no nos aportan valor. Mantener esas actividades con nosotros supone una carga, pues tendremos que seguir dedicándole una energía que podríamos estar enfocando a otras cosas más importantes.

10 comentarios

  1. Pingback: uberVU - social comments

  2. A mí me paso con un proyecto multidisiplinario, cuando quise hacer un esquema general que avarcara todo me volví loco.

    Despues recuperé la cordura (más o menos) y empece a abordar pequeñas partes del problema general. Fue más facil de entender y de terminar.

    Sin embargo me quedo la espinita clavada porque el reultado final era un software que diera resultados sobre el uso de recursos naturales en el futuro, o sea aun cuando simplificar las cosas me permitio acabar el trabajo, me quedo la sensación de que posiblemente la respuesta correcta estaba en la complejidad.

    • @Hluot:

      Hay cosas en la vida que son complejas. Como decía Einstein, debemos procurar hacer las cosas lo más sencillas posible, pero no demasiado sencillas. Sin embargo, el que una solución a un problema deba ser compleja, no quiere decir que debamos trabajar con esa complejidad todo el tiempo. De hecho, el principio que expone Berto en su libro es dividir el problema en partes manejables para poder avanzar, no simplificar la solución –son cosas muy distintas.

    • @Juan Olvera:

      Sin duda, la mayor parte de las veces somos nosotros los culpables de que las cosas se vuelvan complicadas. La buena noticia es que está en nuestras manos hacerlas más sencillas :-)

  3. Buen resumen. Me ha gustado especialmente el último punto: soltar lastre. Saber purgar la rutina, la vida y la mente de cargas y “ruidos” innecesarios, que la mayoría de las veces están ahí como residuos de un interés o una actividad pasados.

    Por lo demás, muy interesante el blog en general.

    Un saludo,
    Jorge

    • @JT:

      Gracias por tu comentario.

      Todos tendemos a “rutinizar” las cosas. Mientras que las rutinas nos ayudan a realizar tareas repetitivas de forma eficiente, si no las revisamos corremos el riesgo de acumular “ruido” como dices. La solución es crear otra rutina que se encargue de revisar y depurar las demás rutinas –como reza el dicho, “la mancha de una mora, con otra verde se quita” ;-)

  4. El tema de la simplicidad como estilo de vida es algo que estoy tratando de aplicar. Especialmente y relacionado al artículo me interesa poder realizar una cosa por vez (en lugar de practicar la multitarea) y también fijarme objetivos más pequeños pero realizables.

    Socialmente siempre está la idea de que cuanto más tengamos, mejor estaremos, pero eso nos lleva a un estado permanente de ansiedad como así también nubla nuestra visión de la vida, pues empezamos a creer que la felicidad pasa por tener bienes materiales y muchas cosas más…dejando de valorar los pequeños pero valiosos detalles.

    Comprar un auto para una persona puede producir igual o menor felicidad que contemplar un atardecer por citar un ejemplo.

    Aprovecho para compartir un artículo sobre este tema que podía ser de interés..
    http://www.glidea.com.ar/blog/en-busca-de-la-simplicidad

Deja un comentario