Gestiona mejor tu vida: proactividad

Yes we can. Hope

Foto por skippyjon (via Flickr)

(Este artículo forma parte de la serie Gestiona mejor tu vida. No te pierdas el resto.)

Artículo original escrito por Jero Sánchez. Sígueme en Twitter.

En el primer artículo de la serie hice una introducción a “Gestiona mejor tu vida”, el fantástico libro de Berto Pena. Pudimos ver algunos principios fundamentales para afrontar el cambio hacia una mayor productividad. Y comentamos lo que Berto denomina sus giros: un conjunto de 35 cambios agrupados en 7 grandes áreas.

Hoy vamos a empezar desgranando el primero de los giros, un conjunto de 5 cambios orientados a desarrollar el sentido de la proactividad. Estos primeros 5 cambios son los cimientos necesarios para desarrollar los giros que vendrán después, así que es fundamental tomarnos el tiempo necesario para que se afiancen perfectamente.

Pero, ¿qué es exactamente la proactividad? Citando las palabras del propio Berto, es “…la actitud y predisposición a tomar el control efectivo de todos los aspectos de tu vida para lograr, mediante la iniciativa, la anticipación y la acción, unos resultados positivos y beneficiosos tanto en el ámbito personal como profesional.”

Ser proactivo significa discernir lo importante de lo que no lo es. Rechazar aquellas tareas que no aportan valor a tu vida. Eliminar las distracciones. Cambiar los métodos y herramientas si no te dan resultado. En definitiva, planear y actuar de acuerdo a tu decálogo personal.

Y para conseguir todo eso, Berto propone los siguientes 5 cambios:

1. Tener una actitud mental positiva. Debes convertirte en una persona optimista, con ilusión, esperanza.La actitud mental positiva hay que trabajarla en dos niveles: 1) en la búsqueda de la productividad –deseando cambiar de forma intensa, reconociendo que cometerás errores, pero disfrutando de tu “yo” futuro, cambiado y mejor; y 2) en el día a día –visualizando siempre los aspectos positivos de cada cosa, centrándote en la solución de las cosas y el éxito, en lugar del problema y la derrota.

2. Visualizar el éxito. Por naturaleza, antes de ponernos en marcha nos centramos en el esfuerzo, la molestia y el trabajo que llevará hacer algo. Como resultado, nos volvemos perezosos y reacios a dar el primer paso. La solución para tomar la iniciativa es es proyectar el resultado final, imaginarlo en nuestra mente, y utilizar esa imagen como acicate y arma motivadora.

3. Darse cuenta de que uno es la solución. “El optimista siempre tiene un proyecto; el pesimista una excusa”. Esta frase del libro de Berto resume muy bien este punto. Lo único necesario para resolver un problema es la convicción de que siempre se puede hacer algo. Esa convicción creará en nosotros la voluntad sincera de resolver, en lugar de ignorar o rehuir el problema.

4. Desterrar el “no se puede”. Todos tenemos un conjunto de habilidades, conocimientos y experiencia significativos, mucho más importantes de lo que nos imaginamos. Y por si eso fuera poco, estamos rodeados de personas con habilidades, conocimientos y experiencias que complementan las nuestras. Es necesario darnos cuenta de ello, y echar mano de todos esos recursos para afrontar los problemas.

5. Pensar: ¿qué haría tu ídolo? No hay mejor inspiración que la de otras personas a las que admiras por sus logros, forma de trabajar, su iniciativa, sus valores… En ocasiones tratar de emular a esas personas con tu propio sello personal es un buen motor para la proactividad.

6 comentarios

  1. Te felicito por el rediseño del blog, es mucho más legible y acogedor, invita a quedarse más por esta casa.

    Con respecto a los cinco puntos que comentas, es increíble la efectividad que pueden llegar a tener si se trabajan concienzudamente y con persistencia. Además, creo que todos son un corolario del punto número 1. Así que, si queremos quedarnos con lo más esencial de tu post de hoy sería “Ten una actitud positiva”, lo cual, implica cumplir el resto de puntos.

    Saludos.

  2. Pingback: uberVU - social comments

  3. Muy bueno. Pero esos cinco cambios que nombras se centran en el desarrollo de las dos primeras herramientas de la proactividad: la iniciativa y la anticipación. Echo en falta cambios que, sobre todo a gente perezosa a la acción como a mí, nos inciten a la acción (muchas veces todo se queda en planes).
    Hace poco he empezado a usar el sistema CEO de David Seah y me noto algo más incitado a realizar las acciones planeadas, pero tampoco me centro tanto como a mí me gustaría, quizás porque no lo se poner bien en marcha debido a que la página web de David Seah está en inglés, idioma que apenas entiendo.
    ¿Quizás más adelante harás un post sobre este sistema o lo encuentras más propio de un juego que como un sistema serio?

    • @Manolo:

      Quizá tengas razón en cuanto a que en el libro falta alguna medida concreta y real para ser más proactivos. Es posible que Berto se quede un poco en el concepto, y no profundice mucho en la práctica.

      En cuanto a David Seah, lo conocía a él pero no su método CEO. Voy a investigar un poco. Si resulta tan interesante como dices, estoy seguro de que vendrán artículos sobre ello muy pronto. Muchas gracias por ponerme tras la pista ;-)

  4. En lo personal pensaba que era proactivo, sin embargo la realidad fue otra.

    ¿Qué es la actitud mental positiva? ¿Cómo se maneja? ¿Cómo soy ? en lo personal me parecen preguntas claves para mejorar la productividad del ser humano.

    Generalmente manejamos la productividad desde afuera sin embargo, desde adentro ¿Qué hay?

    Comparto un link sobre un mastermind que comienza esta semana. Mi hipótesis es que mejora la productividad personal porque ayuda a mejorar tus resultados. Si me lo permites coloco el link con mayor información.

    http://williammorantes.tuleydeatraccion.net/inspiracion/creer-en-nosotros-mismos/

    Gracias y éxitos!!!!
    .-= Lo último publicado por William Morantes: Coincidencia con la Ley de Atracción =-.

Deja un comentario