La procrastinación buena no existe

Procrastination meter

El año y medio que estuve desconectado del mundo bloguero dio mucho de sí. Gracias a ese lapso pude dar un giro a mi carrera profesional, madurar muchas ideas y tomar perspectiva con respecto a lo que significa la verdadera productividad personal, más allá de lo que dicen los libros.

Una de las grandes lecciones de esos meses fue que necesitamos darle más importancia y cuidar las palabras que utilizamos, porque las palabras condicionan nuestras acciones. Aplicado a GTD, por ejemplo, debemos ser muy cuidadosos con la manera en que redactamos los nombres de nuestros proyectos, o con la forma en que expresamos nuestras próximas acciones. Fuera de GTD también aplica a otros términos que utilizamos diariamente, como la “procrastinación”.

Continuar leyendo

Visualización y procrastinación

Binoculars belonging to a Congressional Medal of Honor winner

Hace unos días hablaba del coste de oportunidad productivo como un concepto útil a la hora de reducir la procrastinación, o retraso sistemático de las tareas importantes que sabemos que debemos hacer. Algunos de vosotros decía en los comentarios que el concepto como tal estaba muy bien, pero que resultaba muy complicado utilizarlo en la práctica.

No nos engañemos: todos sabemos cuando estamos procrastinando –esa sensación de “debería estar haciendo alguna de las cosas importantes que tengo pendientes” es inconfundible. Nos sentimos así porque cobramos consciencia de los efectos negativos que puede traernos el no hacerlo. Nos sentimos mal con nosotros mismos, y sin embargo seguimos cayendo en la procrastinación.

Continuar leyendo

El método Seinfeld y la procrastinación

El método Seinfeld y la procrastinación

Atribuido modernamente al comediante norteamericano Jerry Seinfeld, este método es muy conocido entre los que nos dedicamos a la productividad. Y no porque nos permita mejorar el procesamiento, o poner en práctica el método de archivo total. En realidad el método Seinfeld se utiliza para adquirir hábitos, cualquier tipo de hábito.

La idea es extremadamente sencilla, pero funciona muy bien. Consiste en ir tachando los días en un calendario conforme cumplimos con el compromiso de hacer las cosas que queremos convertir en hábito –por ejemplo, tomar dos litros de agua al día. La cadena de equis que se va formando tiene un gran poder psicológico, que nos empuja a seguir adelante y no romperla. Si conseguimos una cadena de 30 equis –un mes–, se puede decir que hemos consolidado el hábito.

Continuar leyendo

Completa las tareas pesadas con la Técnica Pomodoro

Etiqueta Técnicas

Hace un tiempo publiqué un artículo sobre la técnica de las palomitas de maíz para vencer la procrastinación. Esta técnica nos permite dar el primer paso cuando nos enfrentamos a tareas que se nos resisten especialmente, ya sea por su dificultad, su duración o porque simplemente no nos motivan suficiente.

Hoy os quiero presentar una técnica complementaria que ha demostrado ser extremadamente efectiva para vencer la procrastinación, sobradamente conocida por los productivos más experimentados. Se denomina Técnica Pomodoro, y fue inventada por Francesco Cirillo a finales de los años 80.

Continuar leyendo