Efectividad personal para niños

Niña en la nieveHoy me acerco a un tema complicado, que me ha interesado siempre, pero que, personalmente, siempre he considerado tierras movedizas. No tengo hijos, ni he tenido oportunidad de influir significativamente —todavía— en la formación de ningún niño, por lo que me he estado resistiendo a hablar del tema durante muchísimo tiempo. Sinceramente, no me consideraba con la suficiente autoridad moral para hablar de ello. Pero hace unos días leía un interesantísimo post de Raúl Hernández en la que compartía su experiencia intentando enseñar a sus hijos algo de GTD, la metodología de productividad personal de David Allen, lo que me hizo reflexionar y me dio el coraje suficiente para escribir sobre el asunto.

Básicamente, en este primer post la conclusión final de Raúl es que resulta muy complicado enseñarle GTD a un niño. De hecho, reconoce haber obtenido escaso éxito, al menos hasta ahora —espero que eso signifique que habrá más intentos, y que compartirá sus avances en su blog. Tanto es así que Amalio Rey, que también participó en el debate, cree que a esa edad no es momento para tanto orden, y que no hace falta un GTD para niños.

Continuar leyendo