La productividad personal se tiene que aprender

Etiqueta Práctica

Si algo puedo decir después de más de 5 años practicando GTD es que cuesta mucho trabajo ser productivo. He leído los 3 libros de David Allen de cabo a rabo en varias ocasiones. También he experimentado con muchos otros métodos y herramientas, como Autofocus. Llevo años practicando la productividad personal de manera consistente… Y sin embargo, todavía sigo “pecando” :-p

No deja de ser curioso que, a pesar de ser una persona organizada, con la mente bastante estructurada, las ideas generalmente claras, con facilidad para desarrollar nuevos hábitos, y extremadamente motivada, sigo cometiendo errores productivos con frecuencia. Aunque eso sí, quiero pensar que no tantos como cuando empecé.

Continuar leyendo

¡Cuidado con los “pomodoros”!

Etiqueta Técnicas

Uno de los grandes males productivos de nuestra era es la procrastinación. Inmersos en la denominada sociedad de la información, rodeados de estímulos y distracciones por todas partes —y no me refiero solo a Internet—, mantener la concentración en lo verdaderamente importante resulta muy difícil. En estas circunstancias, técnicas como la Técnica Pomodoro han ayudado a muchas personas a salir del hoyo productivo.

La técnica Pomodoro básicamente consiste en trabajar durante 25 minutos seguidos en una tarea determinada, desconectando todas las distracciones, para luego hacer una pausa obligatoria, antes de seguir con otra o con la misma tarea. Reconozco que esta técnica puede ser muy efectiva como tratamiento de choque contra la procrastinación severa. El problema viene cuando asumimos esta forma de trabajo como algo permanente y para todo.

Continuar leyendo

GTD no es complicado

Etiqueta Práctica

En cuanto uno empieza a investigar en blogs sobre el método de productividad GTD, enseguida observa la tendencia a opinar que se trata de un método complicado. Fruto de ello ha sido la aparición de algunas variantes más o menos exitosas, siendo la más conocida ZTD (Zend To Done), que popularizó Leo Babauta en su blog Zen Habits.

Algunos de mis lectores incluso me han llegado a comentar que les gusta GTD en la teoría, pero que lo ven muy difícil de llevar a la práctica. Que está muy bien para un alto ejecutivo de empresa con cientos de tareas y proyectos, pero que no ven cómo una persona común puede beneficiarse.

Continuar leyendo