Organizarse y priorizar… ¿seguro?

Etiqueta Conceptos

¿Quién no ha oído decir alguna vez eso de que “lo que tú necesitas es organizarte y priorizar”? Los amigos, los profesores, los jefes, la abuelita… Todos lo dicen, todo el tiempo, como si fuera un mantra. Ya forma parte del acerbo cultural, todo el mundo saber que si tienes problemas de productividad lo único que debes hacer es “organizarte y priorizar”, aunque nadie lo haga. O peor aún, aunque lo hayan intentado y a ellos no les haya dado resultado. No importa, si todo el mundo lo dice, debe ser verdad.

Pero a poco que hayas intentado hacerles caso te habrás dado cuenta de que la cosa no es tan sencilla como parecen sugerir los “expertos”. La verdad es que no lo es, especialmente si seguimos sosteniendo dos falsas creencias que han hecho mucho daño a la productividad personal de las personas a lo largo de los últimos años.

Continuar leyendo

Tres mitos sobre GTD que hay que desterrar

Etiqueta Conceptos

Después de tantos años practicando —y ayudando a las personas a aprender— el método GTD, me ha tocado ver y oír de todo. Tengo que reconocer que dominar el método de David Allen lleva su tiempo y algún momento que otro de gran frustración. Eso ha hecho que surjan toda una serie de falsas creencias entorno a GTD, y a los que hemos conseguido tener cierto grado de éxito nos coloquen un halo de súper héroes.

De todos esos mitos, hoy voy a intentar desmontar 3 que, como el mito de que “sólo usamos el 10% de nuestra capacidad cerebral”, de tanto repetirlos ya se han terminado por aceptar como verdades universales e indiscutibles. Veamos cuáles son.

Continuar leyendo

Estar no significa producir

Fábrica antigua de coches

Esta semana leí un artículo en un conocido periódico español en el que el autor, además de contar con la intervención más que acertada de mi admirado y respetado Jeroen Sangers, hacía mención a un nuevo software para medir la productividad en las empresas.

Hace ya casi dos años escribí sobre cómo se podría calcular la productividad personal, donde se generó una interesante discusión que recomiendo leer. Un comentario reciente de una lectora a ese artículo, junto con la lectura de La ética del hacker y el espíritu de la era de la información, de Pekka Himanen, que he terminado estos días, me han vuelto a hacer pensar sobre el tema.

Continuar leyendo

El sistema GTD total no existe

Etiqueta Práctica

Cuando empecé a practicar GTD, como tantos otros novatos, pasé muchísimo tiempo obsesionándome con los detalles. Cada pocos días probaba un nuevo software o introducía una variante que supuestamente iba a mejorar el sistema. Por supuesto, al cabo de unos pocos días ya había encontrado otra forma supuestamente mejor de hacer las cosas. Y transcurridas unas semanas, volvía a probar las mismas cosas que había probado al principio, porque nada de lo demás había resultado tan perfecto como esperaba.

En mi ingenuidad e inexperiencia, pensaba que la clave estaba en las herramientas, en tenerlo todo milimétricamente organizado, por colores, tamaños y formas. Afortunadamente, hace tiempo que aprendí la primera lección de GTD: el secreto no está en las herramientas, sino en la mente: enfoque, constancia y hábitos. Desgraciadamente, tardé un poquito más en aprender otra de las lecciones importantes: que no existe el sistema GTD total.

Continuar leyendo