La efectividad personal es un camino

In the Middle of Nowhere

En no pocas ocasiones, especialmente cuando hablo con gente que apenas está empezando, me doy cuenta de cuántas ilusiones ponemos en esto de la productividad personal, o como prefiero llamarla, efectividad personal. Casi siempre, motivados por una situación límite de estrés o por la sensación de total falta de control, empezamos a buscar una manera de salir del agujero. Finalmente, damos con un blog o un libro que parece tener la solución, nos subimos las mangas de la camisa y ponemos manos a la obra. Claro, enseguida nos damos cuenta de que la cosa no es tan fácil. Pero bueno, el premio merece la pena, ¿no?

Muy a menudo recibo correos de lectores que me comparten sus historias personales, contándome el esfuerzo y empeño que ponen por mejorar su productividad todos los días. Y casi siempre terminan preguntándome: “si me esfuerzo y pongo en práctica todo lo que explicas en el blog y en tu libro, ¿cuánto tiempo crees que tardaré en ser una persona productiva?”. En esos momentos me acuerdo de mis comienzos, siento una oleada de empatía que me hace ser consciente de cuánto trabajo me queda aún por hacer como formador y divulgador.

Continuar leyendo