Cuidado, creencia a la vista…

Antonio Machado

«En mi soledad he visto cosas muy claras que no son verdad»

Antonio Machado, poeta español (1875 — 1939)

Las creencias son muy peligrosas porque, una vez las instalamos en nuestra cabeza, cuesta mucho ponerlas a prueba. Dicen que las personas somos simples sacos de hábitos. Yo diría que, más que de hábitos, somos sacos de creencias. Porque, como dice mi buen amigo y maestro José Miguel Bolívar, hacemos las cosas que hacemos porque creemos las cosas que creemos.

Creer ciertas cosas nos lleva a actuar de una determinada manera, hasta que el comportamiento se convierte en hábito. Y entonces perdemos el control de lo que hacemos, nos convertimos en autómatas. No estar dispuestos a reconsiderar la validez de las cosas que creemos nos condena a repetir ciegamente los mismos actos, una y otra vez. Y por tanto, a dejar de evolucionar, mejorar y crecer como personas.

Se necesita humildad para permanecer abierto a la posibilidad de que lo que crees puede que no sea verdad. Y coraje para actuar en consecuencia.

Imagen cortesía de Wikipedia.

Creencias limitantes y efectividad personal

Cerca de espinasUno de los recursos más potentes que he añadido a mi mochila de formador durante los últimos meses ha sido el conocimiento profundo del rol que juegan las creencias en el desarrollo de las personas. Específicamente, me fue de gran ayuda convertirme en PNL Practitioner de la mano de dos grandes maestros en la materia, como son Giuseppe Melli y Jacopo Rivoltella, a finales de 2015.

No es la primera vez que trato el asunto de las creencias —hace poco publiqué una mini serie de posts sobre las 26 creencias que harán fracasar tu implementación de GTD—, pero tenía ganas de tratarlo con un poco más de profundidad. En mi experiencia, y en la de mis colegas consultores de la red OPTIMA LAB, las creencias que desarrollan la mayoría de los profesionales a lo largo de los años en relación al trabajo, es uno de sus mayores obstáculos a la hora de, no ya implementar, sino simplemente plantearse la posibilidad de asumir nuevas prácticas de trabajo que sean más efectivas.

Continuar leyendo

26 creencias que harán fracasar tu implementación de GTD (y V)

Fail

Dice Dolores Redondo que «las costumbres y las creencias resisten con terquedad a la lógica y la razón». En el terreno de la mejora de la efectividad personal, esto es especialmente cierto. Llevamos demasiados años trabajando de una determinada forma, que en su momento quizá tenía todo el sentido, pero que en la realidad actual han dejado de ser útil. Las costumbres que arrastramos condicionan la manera en que afrontamos los cambios. Por eso, en lo tocante a intentar poner en práctica GTD, se siguen viendo los mismos patrones de creencias una y otra vez.

Cierro esta serie con las últimas seis creencias que harán fracasar tu implementación de GTD:

Continuar leyendo

26 creencias que harán fracasar tu implementación de GTD (IV)

Fail

Antes de Navidad interrumpía esta serie sobre las creencias más comunes que harán fracasar tu implementación de GTD. Con el nuevo año, ha llegado el momento de continuar y, en el próximo post, rematar esta serie que espero que arroje algo de luz a la supuesta «dificultad» de poner en práctica esta metodología de productividad personal de David Allen.

Como dice Walter Riso, psicólogo y especialista en Terapia Cognitiva, «le creemos demasiado a las creencias, porque es más cómodo no cuestionarnos a nosotros mismos». Mejorar implica cambiar, y para cambiar tenemos que estar dispuestos a revisar nuestras creencias, que es otra forma de decir lo que ya Albert Einstein nos enseño hace décadas: no podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos.

Continuar leyendo