GTD: Cómo evitar quedar fuera de contexto

Balón de fútbol

Una de las ideas más potentes —y originales— de la metodología de productividad personal GTD introducida por David Allen en 2001, es el concepto de «contexto». Tanto es así que muchos métodos de organización que han surgido a su sombra durante los últimos años, incorporan de un modo u otro algo parecido a los contextos. Y cuando no lo incorporan, como sucede por ejemplo con Autofocus, ya se encargan sus propios usuarios de ver la manera de hacerlo, aunque a veces resulta bastante complicado por la propia naturaleza «antiproductiva» del método.

Por si no lo tienes claro, un contexto es una herramienta, persona o lugar necesario para poder hacer algo. Es decir, que si un contexto no está disponible, no puedes hacer ese algo, aunque quieras. La primera consecuencia interesante de este enfoque es que, si no te encuentras en un contexto determinado, puedes «ignorar» temporalmente todo lo que necesitas hacer en ese contexto, y así enfocarte en lo que sí puedes hacer en este momento. Es decir, que los contextos nos dan un criterio objetivo que nos ayuda a tomar la decisión de qué hacer en cada momento ante la pregunta que todos nos hacemos varias veces al día: «¿y ahora por donde sigo?».

Continuar leyendo

Entendiendo el concepto de contexto en GTD

Martillo y tornillo

Una las dudas más frecuentes que tienen las personas que se acercan por primera vez a la metodología de productividad personal de David Allen, es cómo elegir correctamente sus contextos de trabajo. En GTD, todo el trabajo que hay que hacer debe traducirse en última instancia en siguientes acciones físicas, como enviar un email, hacer una llamada telefónica, comprar algo, escribir un documento, etc. Y para poder llevar a cabo esas siguientes acciones de manera eficiente, deben agruparse por contexto.

Tantos años insistiéndonos con que debemos aprender a gestionar nuestro tiempo, organizarnos y priorizar, han hecho mucho daño, y en particular para el caso que nos ocupa, generan muchísimo «ruido» a la hora de enteder correctamente este concepto clave de GTD. El resultado es que, al final, muchas veces nos encontramos con contextos completamente inútiles a la hora de permitirnos hacer nuestro trabajo de la manera más eficiente posible.

Continuar leyendo