#CoreGTD: Eligiendo tus bandejas de entrada

Bandeja de entrada

Ya hemos visto que, en la metodología de productividad personal Getting Things Done (GTD), para desarrollar de manera eficiente el hábito de capturar cosas es necesario tener el número y tipo de «bandejas de entrada» adecuados, de modo que siempre puedas recopilar cualquier cosa que llame tu atención con valor potencial para ti, en cualquier momento y en cualquier lugar que se presente. En este sentido, la cantidad y naturaleza de las bandejas de entrada que deberás utilizar no es solo un asunto de preferencias personales, sino que viene determinado en gran medida por tus necesidades y las características especificas de tu flujo de trabajo.

Por eso, uno de los retos a los que se enfrentan muchos principiantes a la hora de empezar a montar su sistema GTD es precísamene cómo elegir las bandejas de entrada que optimicen su proceso de captura. Básicamente tenemos dos grandes categorías de bandejas de entrada: físicas —las que algunos llaman «de baja tecnología»—, y digitales —o «de alta tecnología». Y salvo en raras ocasiones, lo normal es tener una mezcla de los dos tipos.

Continuar leyendo

#CoreGTD: El hábito de capturar cosas

Bloc de notas

Sacar las cosas de la cabeza es el primero de los cinco hábitos básicos de la productividad personal. David Allen llama a este hábito «capturar» o «recopilar», ambos con exactamente el mismo significado. La idea es poner inmediatamente fuera de tu cabeza cualquier cosa que llame tu atención en el mismo momento en que llama tu atención, principalmente por dos razones: 1) si ha llamado tu atención es porque ahora, de algún modo, crees que puede tener algún valor para ti hacer algo al respecto con esa cosa más adelante; y 2) si lo dejas en tu cabeza, hay muchas probabilidaes de que lo olvides rápidamente, mucho antes de que tengas ocasión de decidir si hay que hacer o no algo al respecto.

La importancia de este hábito reside, principalmente, en que es el punto de entrada de tu flujo de trabajo. A través del hábito de la captura «alimentas» ese flujo, que es donde realmente suceden las cosas. En la medida en que esta «puerta de entrada» no funcione bien, dejando entrar más o, lo que suele pasar más a menudo, menos cosas de las que deberías, empezarás a rendir de manera subóptima, y no serás todo lo eficaz que podrías llegar a ser.

Continuar leyendo