2 formas de instalar nuevos hábitos

Deportistas corriendo en la playa

Nota del editor: Este es una artículo invitado de Víctor López de Economia Personal | Si quieres publicar un artículo en El Gachupas, revisa la página de colaboraciones.

Todos queremos hacer cambios positivos en nuestra vida. Pero algunas veces instalar nuevos hábitos puede ser una tarea difícil. Aún cuando internamente ya hicimos un cambio, la realidad externa es más difícil de moldear. Jero ya ha escrito antes sobre cómo desarrollar hábitos duraderos. Y en este artículo comparto contigo dos técnicas que he utilizado para hacer cambios en mi vida que pueden ayudarte.

Prueba de 30 Días

¿Alguna vez descargaste de Internet uno de esos programas shareware que te permitían usarlos por 30 días antes de tener que pagar? Ese modelo es una excelente idea porque te deja “probar sin compromiso”. ¿De qué otra forma podrías tener la seguridad de que el programa te serviría o te gustaría? Lo más interesante, es que el mismo concepto puedes aplicarlo a tu vida cuando quieres introducir un nuevo hábito.

Este tipo de pruebas es útil para hábitos que pueden parecer difíciles de mantener por mucho tiempo, especialmente hábitos en los que tienes que renunciar a algo. La mayoría de personas reacciona: “Yo no podría [insertar nuevo hábito], sería muy difícil dejar de [insertar hábito a reemplazar] para siempre!”. Así que en lugar de imaginar lo difícil que puede ser renunciar a algo para siempre, puedes comprometerte a hacer el cambio únicamente por 30 días. Al final de la prueba ya sabrás cómo se siente el nuevo hábito y podrías continuar si quisieras por la inercia que has creado o regresar a tus hábitos anteriores si así lo prefieres.

Podrías utilizar una prueba de 30 días para dejar de ver TV o videos en YouTube, leer una hora diaria, escribir una hora diaria, probar una dieta vegetariana (una de las formas en que he usado esta técnica). Las posibilidades son infinitas.

Entrenamiento Progresivo

Por otro lado, hay hábitos que son difíciles de ajustar a una prueba de 30 días. Supongamos que quieres reducir tu consumo o dejar de tomar café. Para algunas personas —me incluyo— ¡aún considerarlo sólo por 30 días es un prospecto espantoso! :)

Durante un tiempo tomaba al menos una taza de café diaria. Un día decidí que quería reducir mi consumo así que decidí no tomar café por una semana. Una taza de café diaria puede no ser mucho para algunos, pero para mi, fue la semana más improductiva de mi vida. Habían momentos en los que simplemente no me podía concentrar porque quería tomarme un latte.

Eventualmente acepté que un cambio drástico no era la mejor forma para mí en este caso. Opté por gradualmente reducir mi dosis diaria. Dos días tomaba café y uno tomaba té (que tiene considerablemente menos cafeína que el café, que es lo que lo hace adictivo). Poco a poco fui aumentando la cantidad de té y disminuyendo la cantidad de café. Algunas veces tomaba alguna otra infusión sin cafeína. Esto fue mucho más útil que tratar de vencer el problema por la fuerza. Durante el mes pasado únicamente me tomé 2 tazas de café. Todo un logro para mí.

En general, el entrenamiento progresivo funciona cuando el cambio debe ser gradual porque necesitas adquirir una nueva habilidad o recuperarte de una fuerte adicción. El ejemplo más notable es el levantamiento de pesas. Evidentemente no puedes llegar al gimnasio un día y levantar 100lbs si nunca has levantado pesas. Debes comenzar por lo liviano y gradualmente desarrollar tus músculos hasta que las 100lbs estén dentro de tu capacidad.

¿Qué tal si quieres comenzar a hablarle a más personas atractivas? También un reto para muchas personas. Puedes comenzar simplemente sonriendo a cualquier persona atractiva que veas en la calle. Luego avanzas a decir “hola” a una persona diaria, luego a preguntarle su nombre e iniciar una conversación, luego a preguntarle su nombre y no olvidarlo, luego a pedirle su número telefónico, etc.

En combinación estas dos técnicas pueden ser una maravilla. Por ejemplo si quieres comenzar a ejercitarte puedes comenzar por hacer 20 minutos de ejercicio aeróbico durante 30 diás. Luego aumentas a 40 minutos por 30 días, y así sucesivamente.

¿Has experimentado con alguna de estas técnicas? ¿Qué pruebas de 30 días podrías comenzar hoy? ¿Qué entrenamiento progresivo podrías iniciar? ¡Nos vemos en los comentarios!

Víctor quiere ser millonario y viajar al espacio. Mientras tanto, escribe sobre finanzas personales en su blog. Puedes seguirlo en Twitter aquí; tal vez te lleve a la ISS.

Foto por: mikebaird (via Flickr)

14 comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Tweets that mention Dos formas de instalar nuevos hábitos -- Topsy.com

  3. Conocí esta técnica al leer el libro de Steve Pavlina y la he utilizado en diversas ocasiones. Creo que lo más importante empezar el periodo cuando estés preparado, en el momento idóneo, por ejemplo, dejar de beber alcohol en Navidades es mucho más difícil que hacerlo en un periodo con menos tentaciones.

  4. un profesional de marketing me dijo una vez que para instalar un hábito hay que repetirlo, al menos, 21 veces. Según él tenía cierta apoyatura desde la psicología, pero lamentablemente nunca me dio la referencias exactas.
    Lo he probado y me ha funcionado muy bien con los hábitos diarios; los semanales o mensuales son más difíciles según este método.
    Saludos
    Gustavo Gómez
    Argentina

  5. Hola! Primero gracias de nuevo a Jero por el espacio en su blog, espero que les guste el post!

    @Saber Práctico, yo también aprendí esta técnica de Steve Pavlina y recomiendo mucho su blog también! Y excelente recomendación la de encontrar el mejor momento para iniciar!

    @Gustavo, creo que el número exacto puede variar dependiendo de la dificultad, predisposición u otros factores. Pero lo importante es tener el número de días presente para comprometerte al menos durante ese período.

    Saludos!

  6. Pingback: 2 Formas de Instalar Nuevos Hábitos | Economía Personal

  7. “La excelencia es el arte que se alcanza a través del entrenamiento y del hábito, nosotros somos lo que hacemos repetidamente, la excelencia entonces, no es un acto, sino un hábito” Aristóteles

  8. Hola:

    Para habitos, yo soy más de “prueba de 30 días” que de “entrenamiento progresivo”.

    Pero en cuestiones como los estudios me funciona mejor el entrenamiento progresivo.

    Saludos

  9. Hola y gracias a Victor y Jero por este post; Yo conocia esta técnica pero de un enfoque distinto, lo aplicare a algunos aspectos de mi vida que deseo cambiar. Hay que cultivar habitos buenos y permanentes que nos lleven a estar más cerca de nuestro objetivo.
    Un Saludo

    • @José Herrera:

      Muchas gracias a ti por leer y dejar tu comentario :-D

      Por cierto, si estás interesado en camnbiar tus hábitos, echa un vistazo a los artículos sobre el tema que puedes encontrar aquí.

  10. holaaa…soy cristian me parece muy interesante lo planteado anteriormente.. soy estudiante de 10 grado y estoy comenzando a aplicar el BELLO arte y habito de la lectura…su metodo de los 30 dias es efectivo voy pasoa paso primero media hora diaria luego 40 minutos y asi sucesivamente hasta haber dias de leer 1 y media esstoy muy contento por los logro que voy teniendo ojala todo el mundo lo haga ,,,,,,un saludo

  11. Pingback: Feliz año nuevo y bienvenido al Proyecto Felicidad | ValeDeOro

Deja un comentario