Deshazte del perfeccionismo

“El afán de perfección hace a algunas personas totalmente insoportables.” Pearl S. Buck (1892-1973) Novelista estadounidense.

Artículo original escrito por Jero Sánchez. Sígueme en Twitter.

Lo reconozco: yo estuve ahí. Durante muchos años fui un perfeccionista empedernido. He de reconocer que esta “adicción” me trajo más problemas que satisfacciones. Y aunque muchos no os lo creáis, mientras abracé el perfeccionismo el mayor de los problemas a los que me enfrenté fue la falta de productividad.

No, no estoy diciendo que tengamos que ser mediocres. ¡Ni mucho menos! Pero hay una gran diferencia entre hacer las cosas con un nivel alto de calidad, y hacerlas perfectas. Y no ver la línea que separa a ambas puede ser muy, muy peligroso.

Durante mucho tiempo estuve sufriendo de algunos de los “síntomas del perfeccionista”, pero no me daba cuenta de ello. Entre otras cosas

…no sabía cuándo dejar de revisar un trabajo antes de darlo por terminado;
…como consecuencia, a veces inclumplía plazos de entrega;
…dedicaba tanto tiempo a organizar el trabajo que me faltaba tiempo para ejecutarlo;
…rechazaba proyectos interesantes cuando no creía que iba a ser lo suficientemente perfecto;
…la ansiedad me hacía dejar trabajos a medias, no era constante;
…el trabajo de los demás frecuentemente me parecía mediocre;

En definitiva, tenía hábitos que chocaban frontalmente con los hábitos de alguien que pretendía ser productivo, y desde luego no me hacían ningún favor a la hora de llevar una vida libre de estrés. Vivía la falsa ilusión de que los demás esperaban de mi un trabajo absolutamente sin errores. No me daba cuenta de que la perfección es un espejismo. Como resultado, sufría ansiedad y frustación por no alcanzar el nivel de calidad que pretendía.

La cura no fue inmediata, ni puedo decir exactamente en qué consistió. Progresivamente me fui dando cuenta de que era preferible terminar las cosas (aunque no tuvieran el nivel de calidad que yo esperaba), que no terminarlas nunca. Así, la satisfacción de empezar a ver proyectos terminados hizo que cambiaran las espectativas que tenía sobre mi mismo. Finalmente, la línea de lo que consideraba aceptable y lo que no se empezó a dibujar claramente ante mis ojos.

Ahora, después de mucho trabajo de análisis sobre este proceso de “desintoxicación”, he creado mi propio método para no volver a caer en la trampa del perfeccionismo: antes de empezar cualquier trabajo pongo por escrito los resultados que considero aceptables. No sólo me sirve para delimitar mis espectativas, sino para armonizarlas con las espectativas de los demás. Cuando he alcanzado todos los puntos que tengo escritos, doy por concluido el trabajo y paso al siguiente.

Puede que alguno esto le parezca exagerado, pero creo que el perfeccionismo es como una adicción: al menor descuido vuelves a recaer. A veces siento que siempre llevaré el mal del perfeccionismo en el cuerpo. Afortunadamente, con un poco de disciplina y estando alerta, lo he conseguido poner contra las cuerdas, y ahora puedo decir que lo tengo bajo control :-)

Y tú, ¿has sufrido alguna vez de alguno de los síntomas del perfeccionismo? ¿Conoces alguna otra técnica para luchar contra él? Comparte tus experiencias en un comentario.

Foto por: Dominik Gwarek

31 comentarios

  1. La famosa ley de Parkinson. En mi anterior trabajo el jefe siempre nos mentía con los plazos porque sabía que podíamos obtener resultados aceptables en la mitad de tiempo. En su momento me cabreaba bastante, pero más tarde comprendí por qué lo hacía.

    • @Saber Práctico:

      Todos podemos hacer las cosas con un buen nivel de calidad en menos tiempo, incluso aunque nos parezca que ya no es posible. Un ejemplo que siempre doy es cuando estamos preparando los asuntos pendientes porque nos vamos de vacaciones: curiosamente, durante los últimos dos días siempre parece que somos dos y hasta tres veces más productivos, por la urgencia de tenerlo que terminar antes de irnos :-)

  2. ¡¡Una chincheta YA para este post!!
    Suscribo 100% lo que dices porque has fotografiado mi vida en unas líneas. Sufro la maldición del perfeccionismo desde niño. No podía empezar las tareas si no tenía todos los medios a mi alcance y dispuestos ergonómicamente. Aún hoy tengo que tenerlo todo organizado, y a veces paso más tiempo organizando que realizando. Siempre piensas que te fallará aquello que no planificaste, que no preveíste y que si sale algo mal, es fallo es tuyo. Así, siempre hay algo que no está en su sitio, algo que hay que planificar, que recolocar, distribuír o etiquetar, y en eso se te va el tiempo. De hecho accedí a tu blog a través de otros foros de GTD a los que entré en busca de métodos para conseguir más organización. En el GTD estoy viendo que más que organizar es una forma de hacer cosas, y en eso estoy, intentando desintoxicarme aún.

    • @José Fco.:

      Exactamente, en productividad se trata de hacer, no de organizar o planear el trabajo. Un exceso de planeación es a menudo desastroso.

      Como decía Aristóteles, hay que perseguir el “justo medio”. Planeación sí, pero solo la justa que nos permita ejecutar el trabajo con eficacia y sin perfección (tal cosa no existe).

      Por cierto, ¡gracias por la chincheta! ;-)

  3. Pingback: uberVU - social comments

  4. Excelente post.

    Dejo una frase que siempre me ha gustado:

    “El bosque estaría muy silencioso si sólo cantasen los pájaros que mejor lo hacen”
    Henry Van Dike

  5. Pingback: Tweets that mention Deshazte del perfeccionismo -- Topsy.com

  6. Soy he sido perfeccionista desanimado:

    Cuando tengo que hacer algo, lo imagino perfecto. Como me doy cuenta de que no voy a lograrlo, me desanimo y no hago nada.

    ¿Como superar esto? Es como tratar de dejar de escribir con la derecha cuando eres diestro de nacimiento. Tienes que ir en contra de tu instinto, aceptar que veras mal las cosas, que sentiras repulsión por lo que haces (asco es la palabra correcta), que terminaras con un mal sabor de boca… Pero que todo es parte de la medicina para sanar.

    No creo que exista una receta para dejar de ser perfeccionista, pero el consejo de escribir los resultados esperados desde el inicio es muy bueno.

    Así como existen grupos de Alcoholicos Anominos, deberian de haber Perfeccionistas Defectuosos.

    • @Hluot:

      Como bien dices, el perfeccionista nunca dejar de ser perfeccionista, al igual que el alcohólico nunca deja de ser alcohólico. Lo que sí se puede es trabajar todos los días, de forma consciente, para no caer en la trampa. A mi, después de muchos años, lo único que realmente me ha funcionado es escribir lo que considero aceptable antes de empezar. Funciona, ¡te lo garantizo!

      Veo que somos más perfeccionistas de los que imaginaba. A lo mejor es hora de fundar PD (Perfeccionistas Defectuosos) nosotros mismos ;-)

  7. El ser perfeccionista me ha llevado a perder demasiadas oportunidades en la vida tanto en lo laboral como en lo personal quiero que todo siempre sea perfectisimo y si no es asi me frustro y me siento la mas miserable de todos, me comparo todo el tiempo con los demas, soy insegura y me ha llevado a estresarme y a padecer trastorno de ansiedad y depresion…..asi que ojo a los perfeccionistas que esto de verdad si los puede llevar a enfermedades patologicas como la que yo tengo…Creo que el perfeccionismo lo herede de mi madre quien tambien a toda hora es pensando en el que diran, en hacer todo perfecto, en ser super cumplida ademas de indecisa e insegura….pero a la hora de la verdad ella no tiene la culpa porque solo ha segudio su modelo y ella es asi porque su madre tambien lo fue. Eso es todo byeeeeee

    • Aaay sabes? Creo que exactamente nos pasa lo mismo. Y. Pido el mismo consejo. No será que somos inconformes con nosotras mismas q tratamos d llenar eso con nuestra obsesion?

  8. HOla,mi personalidad obsesiva y perfeccionista me lleva a querer que todo en mi casa esté muy limpio y ordenado. Cuando, or razones de pereza personal o porque los que me rodean son muy diferentes y todo está mal colocado: elsofá sin acomodar, eltrastero hecho un guiñapo, la cocina sin limpiar bien, polvo bajo los muebles,y un largo etc…me pongo realmente mal,me altero interiormente y sufro. Siento que se me estropea eldia. Necesito orden en mi vida. Lo peor es que yo no me animo a hacer las cosas porque al ser perfeccionista eso me deja mucha ansiedad, no doy acabado de limpiarlas,siempre veo más y más que hacer y no doy terminado. Por eso ya no me atrevo a comenzar, pero ,claro,es un arma de doble filo porque si no lo hago queda sin hacer.
    Saludos

    • @Julio:

      Te entiendo perfectamente porque yo una vez fui así :-) El problema del orden compulsivo tiene muchos parecidos con el problema del perfeccionismo –de hecho, los que hemos padecido uno generalmente también hemos padedico el otro. A lo mejor te puede ayudar leer un artículo que escribí al respecto hace un tiempo, titulado Deshazte del perfeccionismo.

      Aplicado al orden, creo que la cura consiste en intentar ser conscientes del daño que nos hace dicha actitud. En mi caso, poco a poco me fui dando cuenta de que intentar que todo estuviera limpio y ordenado a mi gusto consumía mucha de mi energía interior, que podía estar utilizando en otras cosas más provechosas, como leer algunos libros que me interesaban, hacer ejercicio, o empezar este blog… ;-)

      No fue un proceso rápido, pero definitivamente ahora puedo convivir con cierto grado de desorden –dentro de unos límites, por supuesto–, y disfrutar más de las cosas que me gustan.

  9. Felicito este post y comparto con ustedes las sensaciones del perfeccionismo, intentaré poner en marcha lo que comentas en el post, de escribir antes de hacer las cosas para saber hasta donde llegar y pasar a otra cosa. Reconforta saber que hay más personas como yo luchando con lo mismo, y pensemos que cada día es una oportunidad para estar mejor. Y que al estar enterados de que tendemos al perfeccionosmo ya tenemos un gran trecho del camino andado. Saludos a todos.

  10. Me gusta mucho este blog, ya que estoy buscando maneras de dejar de ser perfeccionista. Ademas, lo estyo pasando hoorrible cn los estudios porque quierohacerlo tod tan perfecto que me agobio de una manera impresionante. Ademas, soy muy responsable, y me gusta hacer lo que me manden, lo malo es que en el curso en el que estoy, nunca acabarias de hacer fanea, y no se como desconectar, porque quieras o no siempre se queda algo por hacer.

  11. Tengo 18 anhos y soy estudiante en la universidad. Soy perfeccionista y obsesiva de limpieza. Quiero hacer las cosas tan bien, los trabajos practicos, los resumenes que ya ni los hago porque no creo que me salgan aparte que antes me tomaban anhos ya que los repasaba una y otra vez de manera a econtrar cualquier error y eso me desgasto tanto que ahora ya ni me atrevo a empezarlos,
    Tambien en mi adolescencia me vino una digamos obsesion por la limpieza que por lo menos ahora limite a mi pieza pero antes me daban ataques de madrugada y empezaba a fregar el banho.
    Todo esto para decirles que ahora estoy un poco perdida, organizo mis clases mis estudios mi pieza, la limpio, pierdo el tiempo en cualquier cosa pero no me pongo a estudiar, ni a hacer las tareas.
    Tambien sufro de insomnio y de pesadillas nocturnas, y tanto que quiero levantarme a la manhana para estudiar no me levanto por el simple hecho de que habia puesto el despertador a las 7 pero recien me desperte a las 8 lo que me parecio una verguenza de mi parte asi que segui durmiendo y perdi la mitad del dia. y asi sucesivamente pasan mis dias,
    Al final entonces mi perfeccionismo me llevo a no hacer las cosas por medio a no hacerlas perfectas y me ocasiono y ocasiona un cansancio potente e imparable como si fuese de la tercera edad y no hubiese descansado en anhos mientras que tengo solo 18!
    Me gusto mucho este blog, si alguien tiene mas consejos, me gustaria escucharlos porque realmente necesito ayuda.
    Gracias

  12. Este es un tema que da para mucho , y ojala tuviera un concejo que darle a alguien con respecto a esto pero no lo tengo solo se que mi historia es muy parecida a las de todas las persona que han escrito en estas paginas , el miedo a fracasar se a convertido en un carga demasiado pesada que llevar para mi, tanto que ya casi no me embarco en nuevos proyectos ,sin embargo ,si hay algo que destacar de los que hemos escrito y que si bien en parte a sido la causa de nuestros problemas tambien puede ser la solucion es que todos queremos mejorar todos queremos encontrar satisfaccion en lo que hacemos y sin duda ya estamos haciendo algo estamos buscando soluciones

  13. LA BIBLIA EN ECLESISTES CAP 9:10 DICE: TODO LO QUE TE VINIERE A LA MANO PARA HACER, HAZLO SEGUN TUS FUERZAS…
    EN OTRAS PALABRAS ESTE VERSO DE LA BIBLIA DICE QUE PERFECTO PARA DIOS ES AQUEL QUE DA LO MEJOR DE SI MISMO, Y NO LA PERFECCION SEGUN EL HOMBRE. AQUEL QUE SE CREE ASI MISMO PERFECTO ES MUY DIFICIL QUE PUEDA SER USADO POR DIOS.
    1 CORINTIOS 1:27 DICE: SINO QUE LO NECIO DEL MUNDO ESCOGIO DIOS; PARA AVERGONZAR A LOS SABIOS; Y LO DEBIL DEL MUNDO ESCOGIO DIOS, PARA AVERGONZAR A LO FUERTE; Y LO VIL DEL MUNDO LO MENOSPRECIADO ESCOGIO DIOS, Y LO QUE NO ES, PARA DESHACER LO QUE ES, A FIN DE QUE NADIE SE JACTE EN SU PRESENCIA. EL PERFECCIONISTA ES PIEDRA DE TROPIEZO INCLUSO HASTA PARA SU FAMILIA,PORQUE NADA DE LO QUE HACEN SUS HIJOS Y ESPOSA ESTA BIEN POR MAS QUE ESTOS HAYAN PUESTO LO MEJOR DE SI.

  14. Mil gracias! ser perfeccionista es lo que todos estos años me llevó a la ansiedad y la baja estima y no sabia por que era, ahora se que tengo expectativas muy altas y debo aceptarme como humano que comete errores

    Lo mejor para mi, es formar la perfeccion con el paso de millones de imperfecciones, ese es el camino y la meta

  15. Tengo obsesion con la limpieza, con el orden por lo tanto no tolero las visitas a causa q no soporto andar dtras d las personas para q no ensucien nadaaa. Alguien puede ayudarme a saber a que se debe y que puedo hacer para corregir eso?

  16. Hola Jerónimo, un gusto encontrar tu artículo. Anteriormente yo estuve sufriendo un TOC de contaminación y pude superarlo, han pasado muchos años y al darme semejante golpe la vida, sabiendo que desde niño ya era un chico que quería ser productivo, ese fue un choque muy fuerte, a tal punto, que aplace todo para dedicarme al problema y salir de una vez.

    Lo que me sucedió es que ahora que desde el año pasado después de ir pensando las cosas de la vida de otra forma, siento que empiezo a salir adelante. Pero, dije que quería recomenzar mi vida, hacer las cosas de la mejor forma posible para no volver a perder tiempo en mi vida y dedicarme exclusivamente a lo que me interesa y recuperar todo el tiempo perdido.
    Imagínate que tengo 25 años y a veces siento que se me hace tarde. Al pensar lo anteriormente expuesto fue lo que detono en mí un perfeccionismo que empezó con mucha ansiedad.
    Aunque a veces pienso que podría ser parte del TOC no lo creo, porque hice un ejercicio haciendo por ejemplo la configuración de los programas, revisando después de cierto tiempo (para tomar de nuevo la confianza) y decirme a mi mismo que las cosas siempre las hice bien, que tengo que dejar de prestarle mucha atención y los pensamientos no volvían a la mente después de dejar de revisar y la ansiedad ya casi no la tengo. Incluso esto no me sucede con las cosas de los demás, ni se me cruza a la cabeza controlar algo.

    Esto es frustrante porque pensar que desde chico yo ya desarrollaba mis propias páginas web a los 15 años e incluso buscaba trabajo y ahora cuando las veo desarrolladas, me rio y veo el coraje que tenía a esa edad. En estos momentos me cuesta volver a hacer lo mismo, parece que mis niveles de auto-exigencia se han incrementado y hay que hacer lo posible para llevarlos a un nivel más moderado porque no se puede estar postrado y postergar proyectos importantes por el simple echo que no estén perfectos.

    Lo que me replanteo es:

    ¿Cuantas posibilidades me hizo perder este perfeccionismo? ¿Que pierdo siendo tan perfeccionista?

    ¿Que es lo peor que podría pasarme si algo queda mal?

    Reconocer los avances que uno hace es fundamental para saber que vamos superando el problema no?

    Después de toparme con esto y comentárselo a mi madre, me doy cuenta que ella siempre fue así y mis tíos también lo son. Pero, yo poco a poco me voy a esforzar por cambiarlo o al menos mantenerlo en un nivel que no me prohíba alcanzar lo que me proponga.

    Les deseo lo mejor a quienes están pasando por esto y a ti Jerónimo, por este grandioso artículo.

    Saludos y éxitos,
    Diego

Deja un comentario