Deja de ser un commodity laboral

Deja de ser un commodity laboral

Llevamos ya 3 años largos de crisis, una crisis que parece que no va a terminar nunca, y si algo está dejando como lección es que el mundo laboral ya no va a volver a ser como antes, nunca.

En particular, ha cambiado la forma de buscar empleo. Ya no basta con enviar nuestro currículum vitae. Ahora hay que ser visibles, demostrar por adelantado de lo que somos capaces, ganarnos una cierta reputación –lo que algunos llaman tener una marca personal reconocida–. Y por supuesto aportar valor y, a ser posible, algo que no tengan los demás. Pero, ¿existe ese algo?

Aún recuerdo cuando obtuve mi primer empleo en una gran multinacional. Las palabras mágicas eran “informática” e “inglés”. En un mundo en que apenas cuatro geeks habíamos oído hablar de internet, y donde pocos farfullaban otro idioma que no fuera el de Cervantes, esas dos cosas te abrían las puertas de cualquier empresa.

Han pasado los años y el ordenador se ha vuelto casi tan común como la televisión. Hoy, cualquier niño de 8 años sabe más de informática de lo que yo sabía cuando entre en la universidad. Y ya hay más academias de inglés que autoescuelas. Dominar el ordenador y tener nivel de conversación en inglés hace mucho que dejó de marcar la diferencia.

Cuando no eres capaz de diferenciaste de tu competencia te conviertes en un commodity. Es decir, en un recurso fácilmente substituible a bajo precio. Y en eso se han convertido muchos de los profesionales que empezaron a trabajar al mismo tiempo que yo. Los que se dieron cuenta de la situación a tiempo corrieron a estudiar masters, y eso les salvo durante un tiempo. Pero en poco tiempo todo hijo de vecino tuvo uno, y ahora vuelven a estar en la misma situación.

¿Qué podemos hacer entonces? ¿Existe algo que pueda volver a marcar la diferencia, como en su día lo fue saber Word y Excel? Sí, existe algo, y ese algo está al alcance de cualquiera aún sin saberlo. Se llama productividad personal.

Por desgracia, todavía mucha gente ignora lo que significan esas dos palabras, y muchos de los que han oído hablar de ello siguen pensando que es algo sin valor, para cuatro geeks locos que andan por ahí –como lo era internet hace 20 años, y mira tú ahora–. La buena noticia es que, aún siendo una lástima para la sociedad, es una gran oportunidad para tí. Una oportunidad para diferenciarte mediante la excelencia y la con orientación a los resultados en todo lo que haces. ¿Verdad que suena bien?

Practica la productividad personal de manera consistente, conviértete en una personal dirigida por objetivos, ordenada, sistemática, efectiva y eficiente. En una palabra, haz las cosas como nadie más las hace, y dejarás de ser un commodity. Y mejor aún, dejarás de tener competencia a la hora de encontrar un nuevo empleo.

Y tú, ¿sigues siendo un commodity? ¿Qué estás haciendo para dejar de serlo? Comparte tu experiencia en un comentario.

Artículo original escrito por Jero Sánchez. Sígueme en Twitter.

Foto por Dan Goodwin

14 comentarios

  1. Hola Jero;
    Realmente has dado en el clavo!!! pero cuando miras a tu alrededor y ves que después de mucho esfuerzo, pues no es tan fácil aprender informática e inglés después de los 30,para darte cuenta que sólo eres vulgar, vamos uno más, hay que sacar fuerzas de flaqueza y mirar nuevos objetivos buscando la distinción como tu bien cuentas en tu post.
    gracias por poner nombre y orientar donde puede estar ese matiz que nos distinga, pero a decir verdad a veces me hubiera gustado nacer con un Don, el que fuera y ya está.

    • @José:

      No nos confudamos. Hay poquísimas personas en el mundo que nacen con un Don –si es que hay alguna–. Lo que sucede es que esas personas, consciente o incosncientemente, han sabido desarrollar sus fortalezas al máximo. Cuando se te da bien escribir y desarrollas esa habilidad, a ojos de un extraño puede parecer que tienes un Don para escribir, cuando lo que sucede es que has trabajado durante años para desarrollar esa habilidad.

      Así que no hay excusa José. Aquí no hay Dones, sino trabajo metódico y disciplina ;-)

  2. Es muy cierto lo que escribes, ya no se trata sólo de conocimiento, hay que sumarle la gestión. Aunque debemos tener en cuenta que es más fácil demostrarla en tu trabajo actual que al que te postulas, a no ser que seas independiente o tu estés creando la oportunidad de ese trabajo a través de tu red de contactos.
    En definitiva C+G+C (Conocimiento + Gestión + Contactos) sería la fórmula simplificada (hay más sumandos por supuesto)

    • @Pablo:

      Si estás sin trabajo es más difícil demostrar la habilidad, eso está claro. En ese caso, la fórmula C+G+C que propones me parece perfecta.

      Para los demás, ya estemos trabajando o tengamos nuestro propio negocio, no hay excusa. Esta habilidad se refleja en todo lo que hacemos, y casi sin darnos cuenta vamos construyendo una imagen de marca personal que incluye este factor. Si nos hemos preocupado de desarrollar la organización y la productividad personal, en el momento que queramos cambiar de sector o de empleo, todo resultará mucho más fácil.

  3. La crisis llegó para quedarse por un rato largo, porque los fundamentos sobre los que se basó la etapa económica anterior dejaron de funcionar. Es un nuevo mundo, y la respuesta se llama “adaptación”. Crudamente: “Adapt or Die…”

    Para dejar de ser un Commodity tienes que ofrecer algo que los demás no puedan ofrecer. Debes encontrar una habilidad en la que seas muy bueno y que sea demandada y potenciarla al máximo para que contratarte sea “LA SOLUCION”. Todos tenemos alguna habilidad única, y si aún no la conoces es hora de empezar a buscarla.

    Saludos

    JC

    • @JC:

      Totalmente de acuerdo. Sin embargo, creo que hay una habilidad “oculta”, muy valorada, a la que pocos trabajadores presta atención y que está al alcance de cualquier que se lo proponga. Esa habilidad se llama: productividad personal.

      Sin duda, descubrir tus fortalezas y potenciarlas es una excelente estrategia. El problema es que no siempre resulta fácil –sobre todo eso de descubrirlas–. La organización y la productividad personal, sin embargo, está muy bien valorada por quienes contratan. Paradógicamente, está infravalorada por quienes buscan trabajo, y es por eso que hoy en día desarrollar esa habilidad es una forma barata y rápida de dejar de ser un commodity.

  4. Ok, van mis pecados: No sé hablar ingles, medio escribo, leo un poco y pocas veces me interesa aprender a usar un nuevo software.

    ¿Cómo he obtenido trabajo? Lo que he hecho es especializarme, tanto que tengo dos maestrías y trabajo en dos áreas de ingeniería completamente diferentes. Incluso puedo decir que dos áreas opuestas en varios sentidos.

    Pero tambíen me preocupo por la entrega de resultados, por naturaleza no tengo ningun problema para ser ordenado ni para hacer las cosas de forma estructurada y esto es una ventaja cuando estas en ingeniería o cuando los resultados dependen de manejar mucha información al mismo tiempo.

    Frecuentemente, lo que me ha ayudado es la capacidad de poder especializarme en algo y pasar a otra área sin grandes problemas. Por ello no me preocupó aprender computación o ingles, siempre que he necesitado aprender algo lo que logrado en poco tiempo.

    En todo caso y aunque no aplico todo lo que leo sobre productividad personal, reconosco que da la ventaja de obtener buenos resultados en poco tiempo y “verificables” por lo tanto confiables.

    • @Hluot:

      Cada uno debe conocer sus fortalezas y debilidades. Desde luego, no sugiero que la única forma de conseguir trabajo sea hablando inglés, manejando la computadora. Simplemente son requisitos muy comunes en muchos trabajos. Pero por supuesto que puedes conseguir muchos trabajos sin ellos.

      En cuanto a tu caso particular, has sabido explotar muy bien tus fortalezas. Al final, creo que eso es lo importante a la hora de desenvolverse en el mundo laboral, sea con unas habilidades u otras. Pero si sabes autogestionarte, creo que de todos modos tienes ventaja ;-)

  5. La diferencia radical con el inglés de todos modos, es que no son los entrevistadores los que hacen la magnifica pregunta: “Y usted sabe algo de productividad personal?”. Diferenciar, diferencia pero también hay que tener la capacidad de percibirlo y a día de hoy me pregunto si los entrevistadores serán capaces de separar a unos y otros. Un saludo Jero.

    • @Iago:

      Tienes razón, nadie te pregunta “¿es usted productivo?”, o “¿domina GTD?”. Al menos no todavía. La productividad personal, o vamos a llamarla ya autogestión, no es algo que tengas que demostrar en un examen o con un certificado. Es algo que se “percibe” desde el momento en que entras por la puerta del despacho de tu entrevistador. Desde el modo en que traes tus documentos ordenados, hasta cómo los presentas o la forma en que planteas muchos temas en la entrevista. Todo ello deja ver si eres una persona autogestionada o no.

      Por eso es muy importante empezar desde ya a cultivar y desarrollar estos hábitos, porque uno nunca sabe cuándo tendrá la necesidad de salir a buscar trabajo –o clientes–, y lamentablemente la autogestión o falta de ella es como los gestos: la gente los percibe aunque tratemos de ocultarlos.

    • A los jefes no les preocupa tanto el método que uses para organizarte, sino que logres tus resultados, cosa que sólo puede verse en el día a día. Si eres un desorganizado eso sólo será un síntoma. A la larga puede usarse de explicación de porque no consigues lo que te piden, pero me he cansado de ver tipos totalmente desoganizados pero que cumplen lo que les piden y los aman igual. Nadie va a pagarle a una persona por usar GTD ni ningún método concreto, a menos que trabaje para David Allen ;)

      Saludos

      JC
      Twitter: @ComoMeOrganizo

  6. Excelente aporte, Jero: claro y concreto.
    Y la propuesta está perfectamente planteada, apunta a dos aspectos que todos tenemos a disposición, está en nosotros hacer uso de ellos: diferenciarnos y ser efectivos.Y al menos diferenciarnos siendo efectivos.
    Nadie que tenga uso de razón como para entender la competitividad que siempre hubo, y que imagino siempre habrá, en mayor o menor grado, con mejores o peores premios (o castigos), debería desaprovechar al menos pensarse en estos términos.
    Seamos únicos (que todos lo somos), seamos efectivos (con mayor o menor esfuerzo)… bueno, y demostrémoslo (que es una de las preocupaciones de algunos de quienes me precedieron en los comentarios).
    Creo que el planteo es caminar el camino, sospecho que es como un ideal, al que nunca se llega, pero al que sabemos cuánto nos estamos acercando.
    Así es como tu desafío se “confunde” entre ser diferente siendo mejor, y ser diferente Y ser mejor.
    Saludos, y gracias por compartirlo.

  7. Lo primero, enhorabuena por tu blog Jero. Llevo bastante tiempo leyendólo y hoy he decidido aportar un pequeño comentario.

    Creo que es un muy buen topic y quisiera recomendar un libro que trata especificamente de diferenciarse vs ser una commodity. Se trata de Linchpin (¿Eres imprescindible? en español) del archiconocido Seth Godin.

    Enhorabuena de nuevo por tu blog y ánimos.

    Saludos.

  8. Realmente me ha sorprendido este post. Después de leer los cinco primeros párrafos (y desde el segundo) esperaba otra cosa. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices pero seguramente mi momento personal me llevaba por otro camino.

    Por ahí lo apunta JC, para “encontrar una habilidad en la que seas muy bueno” creo, personalmente, que uno debe encontrarse a sí mismo. Pongo mi ejemplo. Con 45 años ya llevo un camino recorrido, primero como técnico de medio ambiente (biólogo), luego (y hasta ahora) como fotógrafo y escritor. Pero además he aprendido muchas cosas por el camino, desde organizar reuniones productivas hasta gestionar presupuestos. Y ahora estoy componiendo todo ese puzzle para ver que hago con el y como lo presento. Como dice JC, lo que importa son los resultados, es lo que se valora hoy en día, demostrar lo que eres capaz de hacer, no sólo decirlo.

    Si a eso le añadimos una visión clara de lo que queremos hacer en esta vida y todo junto va de la mano de la productividad personal estoy seguro que se hace mucho menos dificil encontrar trabajo.

Deja un comentario