#CoreGTD: Entendiendo GTD desde el principio

Pasos en el desierto

Ya ha llovido desde que, allá por 2010, publiqué mi GTD para dummies, un pequeño ebook recopilatorio de la serie de posts homónima publicada en el blog, cuyo objetivo era ayudar a cualquier persona que decidiera iniciarse con la metodología de productividad personal de David Allen. Desde el principio tuvo una gran acogida, y aún hoy sigo recibiendo mensajes de agradecimiento y felicitación por aquel trabajo, lo cual me llena de satisfacción por haber logrado el objetivo que me propuse inicialmente.

Si algo he descubierto con los años es que GTD® no es una metodología fácil de aprehender. Aunque los principios sobre los que subyace son fácilmente comprensibles por cualquier persona, existen muchas sutilezas que suelen pasar desaparecibidas al ojo inexperto, lo que hace que muchas implementaciones sean deficientes y terminen derrumbándose más pronto que tarde. O peor aún, que muchas personas, creyendo que han entendido en qué consiste practicar GTD®, lleguen a conclusiones equivocadas sobre el funcionamiento de la metodología y lo que significa la productividad personal.

Efectivamente, resulta alarmante cuántas personas se consideran hoy en día practicantes de GTD sin serlo realmente. Esta tendencia no sólo supone un problema para quien lo cree —ya que el esfuerzo luego no se ve reflejado en resultados—, sino para todos los demás que le rodean, que asumiendo que eso es GTD®, terminan llegando a la conclusión de que se trata de una metodología que no funciona, o al menos no es para ellos.

Así que, aprovechando que este es el año en que, si todo va bien, por fin tendremos formación oficial de GTD® en España, me he planteado el reto de iniciar una nueva serie divulgativa de la metodología de David Allen. Los años transcurridos desde aquel «GTD® para dummies» creo que me han dado una madurez extra que espero poder transmitir a esta nueva serie.

Además de repasar todas las piezas clave de GTD®, mi objetivo es profundizar en las sutilezas que marcan la diferencia a la hora de desarrollar los diferentes hábitos. Y junto a la exposición teórica, intentaré añadir ejemplos de implementación real siempre que me sea posible, algo que sé que agradecerán los usuarios noveles, y que disfrutarán muchos de los que ya llevan algún tiempo en esto. En particular, ilustraré las implementaciones utilizando el ecosistema de Apple —aplicaciones de serie—, por dos motivos: 1) la plataforma Apple es una de las más usadas por muchos de los que se acercan a GTD®, y es la que yo mismo utilizo; y 2) utilizando exclusivamente aplicaciones de serie espero poder demostrar que no se necesitan herramientas complejas o especializadas para practicar GTD®.

Los posts irán apareciendo a lo largo de las próximas semanas y meses, probablemente extendiéndose a lo largo de todo este año. Espero que os guste y, por supuesto, espero vuestros comentarios.

Foto por Divya Thakur vía Flickr

9 comentarios

  1. Yo soy una de las que te agradecerá esta serie de Posts!!
    Porque llevo varios años de saber de la existencia de GTD, tengo el libro de David Allen y me he leído tu “GTD para dummies” y debo ser mucho más que un dummy porque no he sido capaz de implementarlo. En algún punto siempre, me pierdo o me quedo estancada y a desistir, una vez más …
    Gracias!!

    • Cambiar nuestra forma de trabajar siempre cuesta, Mary Carmen. Estamos hechos de hábitos, y cambiar os hábitos lleva tiempo. No desesperes. Para integrar GTD a tu vida vas a tener que caerte muchas veces, por ahí hemos pasado todos. El secreto es levantarte una y otra vez, como cuando estás aprendiendo a montar el bicicleta. Mientras tanto espero poder ofrecerte las claves que te faltan, y que no supe incluir en su día en el «GTD para dummies».

      Gracias por pasarte por aquí y un abrazo :)

  2. Jero esta de regreso. Me alegra mucho leer este post y saber que te tenemos de regreso como en los viejos tiempos. Ya estoy ansioso de seguir este nuevo proyecto y aprender del maestro. Saludos Jero.

    • Muchísimas gracias, Fabián. Aunque creo que todo lo que he escrito en los últimos meses es muy importante, reconozco que una gran parte de los lectores de este blog venís en busca de información práctica sobre GTD. Por eso he decidido retomar en parte esa línea de contenidos.

      Espero que os guste y ya me diréis si merece la pena :)

  3. Sólo soy un humilde blogger que acaba de empezar su proyecto en la web sobre productividad, después de muchos años de practicarla “en silencio” ;-) Da gusto ver qué gran ecosistema tenemos sobre GTD con blogs como este. Enhorabuena Jerónimo.

  4. Hola Jerónimo,

    En efecto, hay muchas sutilezas a la hora de implementar GTD. Estoy leyendo el libro de David Allen pero siento que hay algunas cosas que no quedan tan claras. Acabo de vaciar por primera vez la bandeja de entrada después del “barrido mental” pero por ejemplo, no entiendo la diferencia entre colocar una nota en “Próximo” y “Proyectos” y si es necesario hacer “subproyectos” (es que hay proyectos mucho más grandes como mi tesis…) y ¿qué tan “próximo” es lo próximo? ¿Tengo que poner sólo lo que voy a hacer, de verdad, para hoy o sólo esta semana o en los próximos dos días? ¿Y si no acabo todo lo que puse ahí? ¿pongo lo urgente, lo importante? ¿En proyectos pongo sólo lo que pienso hacer este mes? Y es que dado esta confusión me he inventado una carpeta que se llama “incubadora” que sería lo que, pienso, haré la siguiente semana…

    Y la cosa se complica más porque no entiendo cómo ir de los proyectos grandes (como la tesis) a pasarlo a las proximas acciones para que yo sepa QUÉ VOY HACER ESTE DÍA EN CONCRETO. Tampoco entiendo cómo de alguna idea que se escribe “al reverso de un sobre” como David Allen se establece la próxima acción….

    En conclusión, te propongo que profundices en:

    – Paso de organización
    – Qué es eso de “próximo”
    — Proyectos ¿es bueno clasificarlos?

    Gracias. Esta es la segunda vez que intento GTD. Espero no caerme del barco.

    Creo que además del GTD, hacen falta desarrollar más hábitos, porque estos días he sentido que he pasado más organizandome que avanzando en mis proyectos, pero bueno, la advertencia es que al inicio cuesta más…

    Gracias por leerme.

    Saludos desde México

    Dulce

Deja un comentario