Completa las tareas pesadas con la Técnica Pomodoro

Completa las tareas pesadas con la Técnica Pomodoro

Hace un tiempo publiqué un artículo sobre la técnica de las palomitas de maíz para vencer la procrastinación. Esta técnica nos permite dar el primer paso cuando nos enfrentamos a tareas que se nos resisten especialmente, ya sea por su dificultad, su duración o porque simplemente no nos motivan suficiente.

Hoy os quiero presentar una técnica complementaria que ha demostrado ser extremadamente efectiva para vencer la procrastinación, sobradamente conocida por los productivos más experimentados. Se denomina Técnica Pomodoro, y fue inventada por Francesco Cirillo a finales de los años 80.

La Técnica Pomodoro consiste en dividir el trabajo en bloques de tiempo fijos –generalmente de 25 minutos. Cada 25 minutos se hace una pausa de 5 minutos, y cada 4 ciclos de trabajo –algunos les llama “pomodoros”–, se toma una pausa larga. Esta técnica se basa en la idea de que las pausas frecuentes ayudan a mejorar la habilidad mental y eliminan el estrés generado por la falta de acción y de control.

Para controlar el tiempo, Francesco utilizaba originalmente un temporizador de cocina en forma de tomate, de donde le viene el nombre de la técnica –pomodoro significa tomate en italiano ;-) En realidad, es perfectamente posible trabajar con uno de los muchos temporizadores de software que existen, aunque quizá un temporizador real, que haya que girar manualmente y que suene cuando termine el tiempo, sea más efectivo desde el punto psicológico. Según el propio Francesco, la acción física de girar el temporizador confirma nuestra determinación de querer hacer la tarea.

Además, nos podemos ver beneficiados de una sensación de avance si cada vez que terminamos un bloque de trabajo dibujamos una cruz –al estilo del método Seinfeld para adquirir hábitos. El aspecto visual se ha demostrado tener una gran importancia para reforzar compromisos y estimularnos a continuar avanzando.

Una ventaja adicional de esta técnica, cuando se ha utilizado durante un tiempo, es que nos permite estimar el esfuerzo o duración de las tareas comunes en términos de “pomodoros” o bloques de 25 minutos. De esta forma nos resultará más fácil planificar el trabajo y decidir qué es lo que podemos hacer un día en concreto.

Podéis visitar el sitio oficial –en inglés– donde podréis bajar gratuitamente el libro que describe en detalle la técnica y adquirir el kit oficial para implementarla, que incluye una camiseta y un temporizador edición especial –y es que hay gente para todo ;-)

¿Ya conocías la técnica pomodoro? ¿La utilizas habitualmente? Comparte tu experiencia en un comentario.

Artículo original escrito por Jero Sánchez. Sígueme en Twitter.

Foto por Matthias Siebler (via Flickr)

19 comentarios

  1. Nunca he utilizado la tecnica aunque he leido varias recomendaciones sobre ella.

    Voy a provar sobre todo porque la facilidad de medir cuanto tiempo tardo en hacer las cosas, ese es uno de mis dolores de cabeza a la hora de programar tareas futuras.

  2. Mi estimado Jero,

    Creo que con ambas técnicas estoy haciendo mucho más esfuerzo por mantener la concentración, sentí como si hubieras escrito el artículo directo para mí, y por eso te doy las gracias.

    Es muy interesante que tal vez si por ciertos periodos logramos avanzar aunque sea “algo”.

    Muy buen artículo, como siempre.

    Saludos

    Omar Carreño

  3. Yo descubrí la Técnica Pomodoro hace relativamente poco y realmente ha cambiado mi manera de trabajar. Me ha ayudado a concentrarme y ser más eficiente y además, ayuda a dejar tiempo para relajarse. Yo utilizo los breaks cortos y largos para: meditar, escuchar música, tomar agua o hacer algún snack saludable. ¡Saludos!

  4. Pingback: Lecturas que enriquecen 10 « Fácil de digerir

  5. @Omar:

    Para casos de procrastinación severa, creo que ambas técnicas se combinan muy bien. Las “palomitas de maiz” para dar el primer paso; el “pomodoro” para mantenerte en la tarea.

    Gracias por compartir tu experiencia y darnos retroalimentación.

  6. @Ana:

    Gracias por aportar tu experiencia. Por cierto, se me ocurre una pregunta… ¿no te ha pasado que termina un pomodoro y no quieres dejar la tarea? A mi me ha pasado. Es irónico, primero necesitas la técnica para vencer la procrastinación, y luego ya no hay quien te pare ;-)

  7. Pingback: Mi aplicación de Autofocus, como sistema de Productividad « ANÁLISIS REALISTA | Una forma positiva de cambiar tu vida

  8. Yo eh detectado en mi un problema,
    soy demasiado desordenado y quiero hacer todo al mismo tiempo,
    y resulta que al final del dia acabo solo picnado pequeñas cosas de muchas cosas y eso no ayuda. No se si me hace falta concentracion o que sea.
    ¿Sera que esta ecnica em ayude?

    • @ryepez:

      La técnica Pomodoro está pensada para luchar contra la procrastinación, aunque también puede ayudarte a centrarte en una tarea al menos durante un tiempo limitado. De todos modos, tu problema, al menos por lo que comentas, podría tener que ver más con no tener prioridades y objetivos claros, no con falta de concentración.

      Está bien que utilices la técnica Pomodoro, pero también te recomiendo que comiences implementando GTD poco a poco. En un primer momento te ayudará a ser consciente de todas las cosas que tienes entre manos, de las que eres responsable –ya sea por tu trabajo o porque tú mismo has asumido dicha responsabilidad, generalmente porque se trata de cosas que caen en tus áreas de responsabilidad.

      Una vez seas consciente de tus responsabilidades, seguro empezarás a darte cuenta de que unas son más importantes que otras, lo que te ayudará a tomar mejores decisiones.

  9. Pingback: GTD o com ens organitzem a Can Webicultors |

  10. Pingback: GTD o Como se organiza el trabajo en Villa Webicultors |

  11. Pingback: ¿Cómo escribir un libro electrónico en 15 días?

  12. Pingback: ¿Como me organizo? | Metsu 4.0

  13. Pingback: La técnica pomodoro para ser mas efectivos en el trabajo | El blog de Burotex.com

  14. Pingback: ¿Cuál es la medida de tu tiempo?

  15. Lo que más me gusta de esta técnica es algo de lo que adolece el resto: EL ENFOQUE. En el mundo de la programación es muy útil, pero se puede aplicar a otro tipo de tareas repetitivas o que requieran de una concentración alta, sin distracciones.

    Gracias por el tip.

  16. Pingback: 6 Consejos Para Incrementar La Productividad

Deja un comentario