#CafeYProductividad: la efectividad personal se hace mayor

IV Café Y ProductividadDesde que publiqué mi primera entrada en este blog han cambiado muchas cosas en el mundo de la productividad personal de habla hispana. Allá por 2009, si uno buscaba contenido de calidad en internet, literalmente se encontraba con cuatro o cinco blogs, y poco más. Si querías profundizar, era imprescindible al menos defenderte en la lengua de Shakespeare.

El pasado sábado 11 de junio tuvo lugar en Madrid el IV Café y Productividad, o edición Primavera 2016, un evento que reunió durante una mañana entera a algunos bloggers de productividad y efectividad personal españoles. La iniciativa surgió hace ya algunos años de manos de dos pioneros como Jeroen Sangers y Daniel Aguayo. En aquella época yo aún estaba viviendo en México, y no tuve ocasión de asistir. Después, mucho después, llegó la segunda edición, en un esfuerzo de Jeroen y Daniel por qué la iniciativa no muriera.

El hecho de que transcurriera tanto tiempo entre la primera y la segunda edición es una prueba, creo, de lo verdes que estábamos entonces como comunidad. El hecho de que se hayan celebrado dos ediciones más del «Café y Productividad» en apenas seis meses, demuestra justo todo lo contrario, y no solo por eso.

No sé, quizá solo haya sido una percepción mía, pero aunque guardo un muy grato recuerdo de la pasada edición de Otoño 2015 en Barcelona —la primera a la que pude asistir tras mi vuelta a España—, tengo la sensación de que el nivel del debate ha subido varios enteros. Más allá de técnicas, herramientas o trucos facilones, en esta ocasión la atención se centró en temas de peso, como el futuro de la efectividad personal y sobre su impacto en la sociedad. También se compartieron experiencias sobre la mejor manera de enseñar a los más pequeños, y de la necesidad de incorporar la efectividad personal como parte del desarrollo de los niños. Y tampoco faltaron temas de debate más «técnicos», como el impacto de la fuerza de voluntad en el desarrollo de nuevos hábitos, o de los distintos significados del término planificar, y cuál de ellos tiene sentido dentro de la efectividad personal.

Además de Jeroen y Daniel, organizadores del evento junto a Jordi Sánchez, tuve ocasión de desvirtualizar a Vanesa Tejada, quien hizo posible que nos pudiéramos reunir en las magníficas instalaciones de Liferay en España. De Vanesa me gustó especialmente su aportación sobre metodologías ágiles en relación con la productividad personal, en un mano a mano muy enriquecedor con Daniel Grifol, a quien leo desde hace tiempo.

Tambien tuve el placer de desvirtualizar a Alejandro Vázquez, otro blogger que ya tiene largo recorrido, con una sólida visión de la productividad personal, al que merece la pena leer, y ahora también escuchar. Junto a él, también saludé por primera vez en persona a Willima García, y me reencontré con viejos amigos de la blogosfera productiva como David Torné, Jordi Fortuny, Enrique Gonzalo o Joaquín Peña, todos ellos sobradamente conocidos a poco que te des una vuelta por estos mundos de dios de vez en cuando.

Y por supuesto, no podían faltar algunos de mis colegas artesanos y amigos de OPTIMA LABJosé Miguel Bolívar, Paz Garde, Cruz Guijarro, Antonio José Masiá—, con los que ya había empezado la «fiesta» la noche anterior, cenando y compartiendo el espíritu más friki de la red en el restaurante que ya se ha convertido en nuestro «templo» particular.

En definitiva, a esta cuarta edición asistimos quince bloggers, de lugares tan dispersos como Barcelona, Sevilla, A Coruña, Lleida, Córdoba, Madrid, Tarragona o Cádiz. Una cifra nada despreciable, sobre todo teniendo en cuenta que muchos no se dedican profesionalmente a esto, y se desplazan cientos de kilómetros sólo por amor al arte, porque les apasiona la productividad y la efectividad personal. Y al mismo tiempo, una cifra que no es presentativa, ni mucho menos, de la numerosa y vibrante comunidad de boggers y aficionados, repartidos por toda España y Latinoamérica, que no pudieron estar presentes.

Un panorama que nada tiene que ver con el de hace siete años, cuando nacía este blog. Comunidad nutrida y variada, a lo largo y ancho de España y de Latinomérica, y debates inteligentes y de calado, demuestran una sola cosa: que la efectividad personal, por fin, se hace mayor. ¡Nos deparan grandes cosas!