Conciliación y trabajo del conocimiento

Trabajo en casaCada vez existe en España una mayor sensibilidad sobre el asunto de la conciliación, entendida como la posibilidad de que un trabajador tenga la oportunidad de compaginar sus obligaciones laborales y familiares. En este sentido, hace unos días tuvo lugar en Madrid el X Acto de entrega de los Certificados Empresa Familiarmente Responsable (EFR) de la Fundación Más Familia, a la que tuve oportunidad de asistir. Y me sorprendió muy gratamente la cantidad de empresas e instituciones, grandes y pequeñas, que obtuvieron la certificación este año, o que ya llevan años con ella. No me malinterpretéis, soy consciente de que aún queda mucho trabajo por hacer. Pero independientemente de otras consideraciones, creo que esto es una buena noticia, y demuestra esa sensibilidad.

Aún así, para muchos empresarios y jefes, conciliación sigue significando, básicamente, permitir que las mujeres lleguen antes a casa para poder encargarse de sus hijos. Para algunos más, conciliación consiste también en poder trabajar un día a la semana desde casa, siempre que las «circunstancias» lo permitan, lo que sea que eso signifique. Muy pocos entienden la conciliación como lo que realmente es: darle a los trabajadores la autonomía necesaria para que puedan decidir cómo conseguir los resultados que se esperan de ellos, de la manera más efectiva posible, sin tener que descuidar otras áreas de responsabilidad importantes para ellos, como por ejemplo la familia, su desarrollo personal o su salud.

Continuar leyendo

Importancia y urgencia en entornos VUCA

IncendioSolo por si acaso: no, no voy a hablar de la matriz de Eisenhower. Ya sé que lo que nos han dicho toda la vida que tenemos que hacer, si queremos mejorar nuestra productividad personal, es aprender a organizarnos y priorizar. Y que la mejor manera de hacerlo es clasificar las tareas según su importancia y urgencia utilizando la técnica del famoso general norteamaricano. Solo hay un pequeño detalle: la naturaleza del trabajo ha cambiado mucho desde entonces, y como seguramente te habrás dado cuenta si has intentado llevar a la práctica esta técnica, hoy en día ya no funciona.

Esta y otras técnicas son el pilar sobre el que se asientan muchos cursos de gestión del tiempo desde hace décadas. Un paradigma este —el de la gestión del tiempo— que lleva años haciendo aguas por todas partes, como muchas organizaciones ya han descubierto, a veces de mala manera. La cuestión es que hemos pasado de ser trabajadores de carácter principalmente manual, a profesionales del conocimiento. La importancia y urgencia de las cosas ahora cambian a mucha mayor velocidad, y la cantidad de cosas que nos gustaría hacer sobrepasa con mucho la cantidad de tiempo que tenemos disponible para hacerlas.

Continuar leyendo

Consultorio GTD: Tareas repetitivas

Radio vintageHace unos días, Jonathan me enviaba desde Buenos Aires una consulta muy interesante sobre la mejor manera de gestionar algunos tipos de tareas repetitivas que, habitualmente, a muchas personas les resulta difícil encajar en el modelo de trabajo que propone GTD:

Estoy comenzando a utilizar la metodología GTD en mi vida personal y laboral [desde] hace poco más de un mes. (…) Sobre la base de la imprevisibilidad del día a día y del uso adecuado de la agenda, me asaltan algunas preguntas básicas. Por ejemplo, estudiar para un examen universitario o desinfectar el baño una vez por semana. No debería agendar una fecha exacta, pero tampoco podría prolongarlas más de unos días. ¿Tienes alguna sugerencia basada en GTD más allá de colocarla en próximas acciones y en un contexto?

Los dos casos que plantea Jonathan tienen una naturaleza diferente, y por eso requieren gestionarse de manera distinta.

Continuar leyendo

VIII Jornadas OPTIMA LAB: Más a veces es mejor

VIII Jornadas de Innovación OPTIMA LABUna vez más, los pasados días 12 y 13 de enero nos volvimos a reunir todos los nodos de la red en unas nuevas jornadas de innovación, esta vez las octavas. Para mi, y me consta que para algunos de mis colegas y amigos de la red, estas han sido unas jornadas muy especiales. No es que las jornadas que hemos celebrado en los últimos años hayan sido poco relevantes, todo lo contrario. Sin embargo, tengo que reconocer que el impacto del aprendizaje y las conclusiones de esta nueva edición pueden suponer una diferencia enorme en el futuro de nuestro negocio, y de mi (nuestra) sostenibilidad como consultores artesanos.

Uno de los grandes retos que enfrentamos los especialistas que nos ganamos la vida con lo que sabemos hacer es comunicar adecuadamente nuestra propuesta de valor al mercado. Somos «expertos» en una materia, pero en algunas ocasiones tenemos carencias en competencias transversales básicas. Una de esas competencias suele ser la venta, una actividad que generalmente está altamente industrializada. Si a ello le sumamos nuestra obsesión por respetar las señas de identidad de la consultoría artesana, el reto resulta aún mayor.

Continuar leyendo