Aprender a trabajar de nuevo

SalEn un breve y, como siempre, fantástico post titulado Too much salt, Seth Godin explica las dos razones por las que muchos restaurantes utilizan una cantidad excesiva de sal en sus comidas: 1) porque funciona —durante un tiempo al menos—, para convencer a sus clientes de que la comida está más rica, y 2) porque se desensibilizan, terminando por creer que los clientes en realidad esperan el uso de grandes cantidad de sal en las comidas —falsa creencia—, y así el resto de restaurante toman el mismo camino, perpetuando la situación.

La solución, como dice Godin, es volver a los orígenes, evitar los atajos y tomar la ruta difícil de nuevo. Volver a los principios básicos, de manera que podamos aprender a cocinar otra vez.

Trabajar de acuerdo a las nuevas exigencias que impone el trabajo en el siglo XXI es un camino muy parecido. En lugar de tomar el camino del más gestión de tiempo, del truco fácil de productividad —es decir, el camino de siempre, el resultado rápido—, deberíamos olvidarnos por un momento de todo ello y emprender el camino largo.

Pregúntate honestamente ¿cuál es el reto que enfrentas para gestionar tus compromisos?, ¿qué has estado haciendo hasta ahora por pura inercia, o fruto de viejas creencias que llevan ahí desde hace ya demasiados años?, ¿qué funciona y qué no funciona, de verdad, a la hora de mejorar tu eficiencia y tu eficacia personales?

Volver a los principios básicos es lo que te permitirá aprender a trabajar de nuevo y, al final, mejorar tu efectividad personal.

Foto por Dubravko Sorić vía Flickr

2 comentarios

  1. Godin es una referencia para cualquier marketer, como yo, que se precie ;)

    Interesante reflexión Jeronimo, evitar la recompensas menores pero inmediatas por conseguir recompensas mayores a largo plazo. Pienso que es uno de los grandes retos pendientes de la sociedad actual.

    Gracias por el artículo.

    • Sin duda, Patxi, y no creo que sea un reto de la sociedad actual sólo. Estamos programados genéticamente para el “atajo” –lo quiero fácil–, y seguir al “rebaño” –si lo hacen todos yo también. Esa tendencia siempre va a estar ahí –lo explica muy bien el Dr. Piers Steel en su libro “Procrastinación”–, y va a depender sólo de cada uno de nosotros hacer uso de nuestra inteligencia para superarlo.

Deja un comentario