A debate: ¿se puede aplicar la regla de la no división del trabajo?

A debate: ¿se puede aplicar la regla de la no división del trabajo?

Definitivamente, nos ha tocado vivir una época en que el trabajo depende más de nuestro buen juicio y decisiones que de lo que diga un manual de producción. La naturaleza de nuestro trabajo ha cambiado, y la mayoría de nosotros somos lo que David Allen llama trabajadores del conocimiento.

Hasta tal punto ha cambiado la forma en que vemos y realizamos nuestro trabajo que se puede decir que ya no existe una división clara entre lo privado y lo laboral. Quien más quien menos se lleva trabajo a casa, y hace llamadas personales desde el teléfono de la oficina. Prueba clara de que ya no podemos aislar lo que hacemos con fines personales y lo que hacemos por un sueldo.

El problema es que, si bien los profesionales de hoy en día han tenido que cambiar su paradigma, no parece que las empresas hayan hecho lo mismo con respecto a sus recursos humanos. La regla aún sigue siendo trabajar ocho horas diarias en una oficina, y en muchísimos casos sigue estando mal visto dedicar parte de dicho tiempo para asuntos personales. En un entorno laboral así, resulta muy complicado aplicar el principio de no división del trabajo propuesto en GTD.

Por eso hoy me gustaría convertir este artículo en un debate entre todos para compartir ideas y experiencias. Os dejo unas preguntas sobre la que trabajar y desarrollar:

¿Cómo encajáis actualmente una jornada laboral de ocho horas por la que os pagan, con el hecho de que el trabajo es trabajo, independientemente de que sea personal o profesional? ¿Tenéis problemas con vuestras empresas por este motivo? ¿Sentís que funciona en un sentido –trabajo de la oficina en casa–, pero no en el otro?

Queda abierto el debate. Me encantaría leer vuestras opiniones al respecto :-)

Artículo original escrito por Jero Sánchez. Sígueme en Twitter.

Foto por Earls 37a (via Flickr)

16 comentarios

  1. El problema está en la definición del trabajo. Si el trabajo se puede definir en torno a unos objetivos a alcanzar el cómo y dónde se haga sería secundario. El problema es que muchas veces a las empresas se les hace difícil definir el trabajo asignado a cada persona y optan por la vía fácil que es medir los tiempos trabajados y los signos externos.

    • @Miguel:

      No creo que a tu jefe empresario le parezca que el cómo y el dónde se haga el trabajo sea secundario, especialmente si es un objetivo personal y utilizas tiempo y recursos de su empresa ;-)

      Ahora en serio, entiendo lo que dices, y ciertamente creo que así debería ser. La pregunta va más enfocada a la realidad que nos encontramos todos los días, no a lo que debería ser.

  2. Buenas Jero:

    Por suerte, yo tengo muy marcada la diferencia entre vida personal y laboral y mis horarios se cumplen bastante a rajatabla. Si alguna vez me llevo algo a casa es por gusto y no tengo movil de empresa (ni lo quiero).

    De hecho centro mi GTD en el ámbito laboral y el personal lo dejo bastante al margen, salvo en los tiempos que he estado escribiendo en mi pagina, en paginas de otros, en revistas, etc que me tenía que organizar mucho mejor y necesitaba aplicar GTD tambien a mi tiempo libre.

    Si alguna vez me he llevado temas personalesn al curro tampoco ha sido ningún problema. Es una acción o proyecto más de mi GTD y una vez que he decidido incluirlo en el sistema lo trato como los demás y se acabó.

    • @Rubén:

      Mmmm, tengo una curiosidad: ¿por qué dejas GTD al margen en tu vida personal? Creo sinceramente que GTD es una forma de vida, no una herramienta limitada a ciertos aspectos de la misma. GTD te ayuda a alcanzar objetivos, sean estos de la naturaleza que sea.

  3. He de reconocer q tngo mucha libertad. Creo q lo importante es la productividad y esta se mide con los hechos y los objetvos

    Es una chorrada hablar de di gasto 5-20€ de móvil de la empresa o si veo una web.

    Hay q ser profesional y eficiente

  4. Yo no hago una división clara pero si discreta, evito las llamadas o checar mi correo personales durante las horas laborales pero no siempre lo logro. Lo bueno es que soy empleado de confianza y así como la empresa me puede pedir trabajar más horas que las que me paga yo puedo tomar unos minutos (a veces horas) para las cuestiones personales.

    Lo que dicta el criterio a seguir es el cumplimiento de objetivos, cada semana tengo objetivos claros a cumplir en mi trabajo y puedo tomar tiempo de la empresa para asuntos personales siempre que cumpla con los objetivos laborales.

    • @Hluot:

      Tu enfoque se parece al mío. Tengo la suerte de trabajar para una multinacional en la que lo que cuenta son los resultados. No establezco una distinción clara entre lo profesional y lo personal, pero trato de equilibrar para que ninguna de mis áreas de responsabilidad se vea impactada.

      PD: Me da gusto que vuelvas a comentar en el blog. Ya te extrañaba ;-)

  5. Yo he tenido que combinar vida laboral y personal. La verdad es que por la naturaleza de mi trabajo he podido darme el lujo de tener días totalmente dedicados a mis pendientes personales (fuera de la oficina) y sin tener que pedir vacaciones así como días dedicados más de 8 horas al trabajo. La cultura en México aún es retro, y tener horarios abiertos aún resulta complicado.

    • @Katya:

      Creo que no solo la cultura mexicana, también la española. Por eso quise sacar a discusión el tema.

      Aunque parece que la mayoría de los lectores del blog trabajan en empresas “razonables”. Quizá por eso me podéis leer ;-)

  6. Jero,

    Como bien sabes en ocasiones los horarios en los que puedo terminar mis pendientes laborales, luego de aplicar las técnicas de productividad personal, me dan la oportunidad de dedicar un tiempo a mis intereses personales dentro del horario de trabajo, principalmente a la lectura, es como un tiempo complementario que ocupo para el crecimiento personal y profesional también.

    La ventaja de aplicar técnicas productivas es que puedes organizar tus tiempos de tal forma que en cada momento un proyecto toma la importancia necesaria, pero para eso primero debes enfocarte en lo importante.

    Mi opinión es que mientras podamos organizarnos adecuadamente nuestras decisiones podrán repercutir en la forma en la que el tiempo se pueda distribuir mejor.

    Saludos,

    Omar Carreño

    • @Omar:

      Exacto, el secreto para poder “mezclar” lo profesional y lo personal es tener claro tus prioridades –lo que es importante–, y utilizar un buen método para gestionarlo –como GTD.

      Buen punto. Como siempre, directo al grano ;-)

  7. Tuve la oportunidad de trabajar en ambos extremos de tu debate: A principios de los 90 me contrataron una empresa filial de una gran compañia y desde el primer dia me dijieron: Aqui tienes un auto, “beeper” (aun no eran accesibles los celulares), caja chica. Eres responsable las 24 hrs de lo que pase en la operacion, procura estar disponible en horario de oficina, pero si tienes que venir a las 3am es tu obligacion, no puedes salir de la ciudad sin autorizacion de la gerencia, etc. etc, ” Al principio fue un caos, pero con el paso del tiempo (como menciona Miguel) se alcanzaron los objetivos y pude balancear el tiempo que dedicaba al trabajo y a los asuntos personales. A principios del 2000 cambie a una pequeña empresa familiar donde cumplir los tiempos era lo mas importante, no podias hacer llamadas personales, sin acceso a internet, desde el Director hasta el obrero comiamos en el mismo comedor industrial, etc. ademas de que era muy mal visto quedarte despues de tu hora de trabajo, etc.
    Estoy convencido de que el trabajo por objetivo es lo mas saludable para una empresa y para sus empleados, pero se requiere de parametros de medicion coherentes y alcanzables asi como de una alta disposicion de la Gerencia o Direccion de la Empresa.
    Saludos

    • @Humberto:

      Sin duda, trabajar por objetivos es la única forma de trabajar eficiente para los trabajadores del conocimiento, como lo demuestra tu experiencia.

      Es triste que queden empresas como la segunda que mencionas. La buena noticia es que ese tipo de empresas están condenadas a desaparecer. Espero que para entonces ya no trabajes para ellos ;-)

  8. En mi trabajo puedo dedicarle tiempo a mis asuntos personales. Lo que ocurre es que creo que no doy el perfil medio de los que están opinando. La separación entre mi actividad profesional y personal no es demasiado evidente porque parte del trabajo de mi trabajo lo traigo a casa, por lo tanto no tengo problema a la hora de invertir esa situación.
    De todas formas, tal y como todos los popes de la productividad y gtd pregonáis, lo más eficiente sería no distinguir ambas actividades y abordar tareas y responsabilidades sin realizar separación alguna. Yo lo hago y me va bien.

    • @Juanjo:

      Si tienes la opción de trabajar indistintamente en casa y la oficina, tanto en asuntos profesionales como personales, ¡genial! El problema es cuando el empresario te niega dedicar parte de la jornada laboral a asuntos personales, pero luego pretende que dediques tu tiempo de descanso a responder correos del trabajo.

      En tu caso, no hay problema, y creo sinceramente que así debería ser para todos los que somos trabajadores del conocimiento :-)

Deja un comentario