6 hábitos del tarjetahabiente precavido

“La precaución es semilla de la prudencia.” Thomas Carlyle (1795-1881) Historiador británico.

Hace poco tiempo me ocurrió algo muy desagradable: clonaron mi tarjeta de débito y vaciaron mi cuenta bancaria :-( Aún hoy sigo sin saber dónde la clonaron o cómo lo hicieron. Durante los primeros momentos justo después de darme cuenta del asunto, no hubiérais querido estar cerca de mi (todavía me avergüenzo de las palabras que salieron por mi boca). Eché la culpa a la mala suerte y, por supuesto, llamé de todo a los tipos que me la jugaron de esa manera.

Pero, después de unas horas, ya mucho más tranquilo, tuve que reconocer que evitar lo que me había sucedido había estado siempre en mis manos, y no podía echar la culpa a nadie. Al final la historia tuvo un final feliz. Y lo mejor es que aprendí la importancia de algunos hábitos que quiero compartir con vosotros.

1. Saca dinero siempre del mismo cajero. Dentro de lo posible, procura sacar dinero siempre de uno o dos cajeros controlados. Llegado el momento de un fraude como este, será mucho más fácil identificar dónde y cómo clonaron la tarjeta, de cara a una investigación. Además, si siempre sacas dinero del mismo cajero y los retiros del clon se realizan en otros cajeros (como sucede habitualmente), es muy sencillo demostrar al banco que no fuiste tú quien realizó esos retiros.

Hasta ese momento siempre usaba el cajero que me resultaba más cómodo en cada caso, por lo que no había un patrón claro que sirviera como prueba. Ahora soy más estricto con mi planificación de efectivo y siempre saco dinero del mismo cajero, que tengo bien estudiado.

2. Observa y procura no ser observado. Antes de iniciar un retiro en un cajero, observa que no haya nadie alrededor, que no hay cámaras ocultas, ni ningún elemento extraño en la ranura donde se introduce la tarjeta. Si todo está en orden, tapa el teclado con un libro, cartera o bolso antes de introducir tu número personal.

Aunque no me considero una persona precisamente confiada, nunca había tomado precauciones especiales a la hora de sacar dinero. Ahora me aseguro muy bien que todo esté en orden, y ni siquiera yo veo el teclado cuando introduzco el PIN.

3. Cuando realices pagos, no pierdas de vista a la tarjeta. Si estás en una tienda, estate pendiente de lo que hace el dependiente, y sospecha de cualquier movimiento extraño detrás del mostrador, especialmente si no ves la tarjeta. En restaurantes, exige que te traingan un terminal (datáfono) inalámbrico a la mesa, o acércate en persona a la caja para pagar.

Después de lo que me pasó, procuro usar la tarjeta lo menos posible, y siempre teniendo un completo control de la situación.

4. Revisa tus cuentas continuamente. A ser posible, comprueba tus cuentas todos los días. Si a pesar de todo consiguen clonar tu tarjeta, te darás cuenta antes de que la cosa llegue a mayores. Por supuesto, si detectas un retiro sospechoso, llama al banco inmediatamente y cancela la tarjeta.

Lamentablemente, yo estaba fuera de México cuando iniciaron los retiros, y como había dejado todos mis asuntos en orden, no revisé mis cuentas hasta unos cuántos días después, cuando ya era demasiado tarde. Si hubiera revisado mis cuentas diariamente, nunca me hubieran dejado en cero.

5. Ten una cuenta especial para pagos con tarjeta. Si necesitas realizar pagos frecuentes con tarjeta, en la vida real o en Internet, ten una cuenta especial con el menor saldo posible. Si eres víctima de un fraude, al menos la pérdida estará controlada.

Cuando fui víctima de la clonación sólo tenía dos cuentas: una para operaciones diarias y otra como fondo de ahorro y contingencias. Ahora tengo una tercera cuenta para pagos con tarjeta.

6. Si sucede lo peor, reclama. Mucha gente es víctima de fraudes con tarjeta, y no sabe que puede solicitar el reembolso a su banco. Todos los bancos tienen seguros especiales para este tipo de contingencias, y ante reclamaciones bien fundadas, generalmente reembolsan los importes robados.

Cuando fui consciente del fraude, inmediatamente solicité la cancelación de la tarjeta y el reembolso de la cantidad robada. Como estaba fuera de México, tomé algunas precauciones adicionales, como fotografiar mi tarjeta junto a un periódico local con la fecha de la reclamación, por si era necesario presentarla como prueba. Además, hice mucho hincapié en mis hábitos de retiros regulares, que por supuesto no incluían retirar la cantidad máximas todos los días hasta dejar la cuenta a cero.

Finalmente, en menos de 30 días, el banco me reembolsó el importe total defraudado, y no hizo falta presentar pruebas adicionales :-D

¿Te han clonado una tarjeta alguna vez ? ¿Qué otras ideas se te ocurren para evitar problemas como este? Comparte con nosotros tus ideas y experiencias en un comentario.

Foto por Lotus Head

8 comentarios

  1. A mi me la clonaron (ni idea de como ni cuando lo hicieron) y lo detecté muy rápido gracias a mirar por internet mis movimientos de cuenta.

    Primero sacaron un euro para ver si colaba y luego me empezaron a cargar cosas desde otro país (gracias a Dios apenas llegaron a los 150 euros). Eso sí, lo hicieron todo en menos de 6 horas, por lo que supongo que si no hubiese comprobado mi cuenta ese día me habrían robado mucho dinero.

    Anule la tarjeta al momento y en mi oficina bancaria rellené un papel. A la semana me habían devuelto el dinero y no tuve ningún problema extra.

    Desde entonces activé un opción que me da el banco que consiste en que me mandan al móvil un sms con cualquier movimiento de la cuenta (entrada o salida) y una pequeña descripción del cargo.

    Eso sí, me estoy planteando abrir la “tercera” cuenta y activar una tarjeta de débito y pago por internet y desvincularla de mi tarjeta de “sacar dinero”.

    Otra opción es utilizar para internet pagos indirectos a través de terceros, como Paypal (que uso especialmente en mis compras por Ebay).

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Nunca me ha pasado eso, y pongo mucha “Fe” en que no quiero que me pase. Buenos consejos, pero en algunas situaciones puedes andar distraído y obviarlos, como dicen a acá en Chile “andar volando bajo”. Pero personalmente al sacar dinero en los cajeros espero a no tener personas extrañas cerca mío que me puedan mirar la clave, y también observo que la entrada de la tarjeta no esté adulterada.
    A una persona amiga le pasó que le clonaron la tarjeta en un supermercado, la cajera le pasó la tarjeta por el checkin, pero luego la bajó a la altura de las piernas bajo el mesón de la caja, mientras mi amiga digitaba la clave secreta. Perdió cerca de $200.000(US$400) trató de hacer que le devolvieran el dinero, no se si habrá hecho los procedimientos correctos pero no le devolvieron el dinero. Acá si no tienes seguros contra fraudes contratados personalmente en el banco no responden.
    El otro problema fue, y que nos pasa a la mayoría, es que ella se dio cuenta de que la cajera hizo ese movimiento extraño, pero no la encaró ni tampoco hizo el reclamo inmediatamente en el supermercado. Ese es el típico problema de no querer pasar la vergüenza de reclamar.
    Lastima.

  4. Nunca me ha pasado, las precauciones que yo sigo son las siguientes:

    Pago con la tarjeta solo en caso de extrema urgencia. En este año solo fueron 2 veces.

    Saco dinero de los mismos cajeros siempre y son cajeros que dificilmente pueden tener problemas de seguridad por su ubicacion. Tengo cuentas en dos bancos.

    Hago transferencias de dinero por internet entre las cuentas para poner sacar el dinero del cajero mas seguro.

    Todos los pagos y retiros los realizo en pocos dias generando un historial de movimientos siempre en las mismas fechas. Esto es por comodidad, pero si existe algun problema es un argumento.

  5. Hola a todos.A mi tambien me clonaron la tarjeta pero en otro pais.Sabeis si los bancos te mandan sms tambien cuando sacas dinero fuera de espana?

  6. @Amandil:

    ¡Dos ideas fenomenales! Gracias por la aportación :-)

    Sabía que en España es posible que tu banco te envíe mensajes SMS cuando se producen movimientos en tus cuentas, pero hasta donde sé en México todavía no es posible. Si alguien sabe de algún banco que lo haga, le agradecería que dejara un comentario.

    Yo tengo una cuenta en eBay, pero casi no la utilizo. Hago muy pocas compras por Internet (se me pueden pasar meses sin hacer una), así que me resulta más cómodo utilizar la tarjeta. Pero desde luego, es mucho más seguro utilizar eBay.

  7. @sguamanb:

    Precisamente por lo que dices incluí el sexto punto: reclamar. Lamentablemente, tienes toda la razón. Todavía hay mucha gente que no está acostumbrada a reclamar, ya sea por vergüenza, por desidia o por pura ignorancia. Como dices, es una lástima.

  8. @Hluot:

    Mantener rutinas es fundamental, no sólo para crear un historial como dices, sino para mantener el control de las finanzas. Yo también procuro hacer los retiros de cajero en determinados días según mi plan de gastos, como expliqué en un artículo anterior que recordarás, cuando presenté mi hoja de control de gastos. La verdad, es un hábito que simplifica mucho la gestión de mi dinero :-)

Deja un comentario