28 formas de ahorrar sin esfuerzo

Foto por Cl@re Bear (via Flickr)

Artículo original escrito por Jero Sánchez. Sígueme en Twitter.

“La economía consiste en saber gastar y el ahorro en saber guardar.” Orison Swett Marden (1850-1924) Escritor de libros de autoayuda.

La fórmula del éxito financiero es muy sencilla: gastar menos de lo que ganas. Así de simple. Luego podrás estudiar mil y una formas de invertir ese dinero extra para hacer crecer tu patrimonio. Pero si no cumples esta primera regla básica, estás perdido.

El alquiler o hipoteca de la casa, el préstamo del coche, el colegio de los niños, el supermercado… todo compite por sacarnos hasta el último céntimo de nuestro bolsillo. Tan es así que llegamos a pensar que vivimos al límite de nuestras posibilidades. Pero adivina qué: no es cierto. Todos, y digo todos, podemos hacer muchas cosas para gastar menos. Sólo tenemos que planteárnoslo en serio.

A continuación te presento 28 formas sencillas para hacer rendir más el dinero que tanto trabajo te cuesta ganar. No todas son aplicables a todos los países y circunstancias, pero estoy seguro de que podrás poner en práctica la gran mayoría de ellas.

1. Conduce un coche más viejo. Cambiar el coche cada 4 años es un desperdicio de recursos. Procura mantenerlo en perfectas condiciones realizando un mantenimiento adecuado, y podrás disfrutarlo muchos años sin necesidad de cambiarlo. Y cuando llegue el momento de sustituirlo, considera comprar un coche seminuevo. En cuanto un coche pone una rueda en la calle se devalúa un 30%. Así que comprar un coche nuevo es un capricho muy caro.

2. No vayas al gimnasio. No es necesario complejos aparatos de musculación y caminadoras ultramodernas para estar en forma. Busca un parque cercano a tu casa donde puedas correr –incluso caminar a buen paso durante 40 minutos es más que suficiente–, o compra un equipo básico de mancuernas. Te sorprenderás de la cantidad de dinero que te puedes ahorrar.

3. Haz la compra con una lista. Dejarte llevar por los impulsos del momento puede ser muy peligroso. Escribe en una lista las cosas que vas a necesitar sobre la marcha –puede ser un lista en tu sistema GTD– y, llegado el momento, llévala contigo de compras. Cíñete a la lista y no compres nada que esté fuera de ella, salvo que te acuerdes en el último momento de algo que necesitas realmente.

4. Come menos fuera de casa. En lugar de salir a comer todos los días, llévate comida de casa y come en la oficina. No sólo lo agradecerá tu bolsillo, también tu salud.

5. Compra marcas blancas. La mayoría de los productos que puedes encontrar en el supermercado tienen su equivalente de marca blanca. Y muchos son producidos por los mismos fabricantes, pero con diferente etiqueta. Prueba a comprar marcas blancas de todos los productos que puedas, y quédate con aquellas que te funcionen bien –te va a sorprender la cantidad de productos de alta calidad que vas a encontrar.

6. Aprovecha las membresías. Muchos establecimientos y cadenas ofrecen membresías para asegurarse ventas. Los ahorros pueden ser muy importantes. Por poner un ejemplo, en México el cine cuesta $58 pesos; la cadena Cinépolis tiene una membresías que cuesta $125 pesos mensuales, con la que puedes ver todo el cine que quieras, sin restricciones. Es decir, ¡la amortizas con sólo dos películas al mes! –por supuesto, yo tengo una :-D

7. Sácale partido a los programas de fidelización. En la misma línea que las membresías, muchas entidades ofrecen tarjetas de fidelización. El caso más típico son las tarjetas de crédito. Yo tengo una tarjeta que me acumula el 1.5% de las compras en puntos, que puedo emplear en muchas tiendas, incluida mi librería favorita :-)

8. No veas la televisión. Ver la televisión, además de ser antiproductivo –como ya expliqué cuando hablé sobre la dieta de información–, también puede ser un gasto innecesario. Muchas veces contratamos televisión por cable por inercia, con todos los paquetes extras imaginables, sin tener siquiera tiempo para sentarnos delante de ella. Pero incluso si tienes tiempo, es mejor que lo emplees en algo más provechoso, como jugar con tus hijos, leer, hablar con tu pareja, escuchar música, hacer ejercicio, escribir, aprender a tocar un instrumento, cocinar saludablemente, estudiar… ¿es necesario que siga enumerando? ;-)

9. Planifica tus gastos y pagos. Crea un calendario de los gastos que tendrás que afrontar a lo largo del año. Calcula cuánto dinero necesitarás, y planifica tus pagos. No hacerlo puede suponer que te compres una televisión de plasma innecesaria justo antes de tener que hacer frente al pago de impuestos, o de pagar el seguro anual del coche. Resultado: estrés, estrechez económica o, quizá, tener que pedir dinero prestado, con sus correspondientes intereses. Por no hablar de problemas más serios por impago, como dañar tu historial crediticio, recargos y multas.

10. Cambia de proveedor de servicios. Tenemos la suerte de que muchos servicios domésticos ya se han liberalizado en la actualidad, lo que ha originado una competencia feroz entre los diferentes proveedores, como la telefonía, la televisión, la energía, etc. Revisa las condiciones de los distintos proveedores que haya en el mercado, y no dudes en cambiar de proveedor si es necesario. El ahorro puede ser significativo.

11. Aprende a conducir bien. Con la cantidad de kilómetros al año que hacemos muchos de nosotros, un pequeño ahorro en este sentido puede llegar a ser más que notable a medio y largo plazo. No aceleres brúscamente, utiliza el aire acondicionado sólo cuando sea necesario, sáltate marchas al acelerar o frenar, y aplica otras técnicas que te ayuden a reducir el consumo de gasolina. No sólo ahorrarás dinero, también ayudarás al medio ambiente.

12. Elimina el teléfono fijo. Con el auge de la telefonía celular, y con el tiempo que pasamos fuera de casa, cada vez es más común que no usemos el teléfono fijo. Piensa si puedes prescindir de él y, si no lo usas, cancélalo.

13. Deja de comprar ropa de marca. ¿Estás seguro de que necesitas ese pantalón de marca? Reconozcámoslo: comprar ropa de marca es un lujo, no una necesidad. Se puede vestir bien gastando mucho menos. Antes de decir que no te alcanza el dinero, revisa tus gastos en ropa –lo que también incluye el calzado y los accesorios.

14. No compres ropa sin necesidad. Y ya que estamos, ¿realmente necesitas comprar más ropa, aunque no sea de marca? Echa un vistazo a tu guardarropa antes de contestar ;-)

15. Revisa tus pólizas de seguro cada año. Si eres inteligente, tendrás al menos un seguro de coche, otro para la casa, quizá un seguro de vida, uno de retiro y, dependiendo de en qué país vivas, también un seguro medico. Son muchos seguros, y mucho dinero en primas. Antes de renovar cada seguro, haz una prospección del mercado para ver si te puedes ahorrar un buen dinero en primas. Pequeñas cantidades pueden significar grandes ahorros.

16. Hazte socio de una biblioteca. Si eres lector empedernido como yo, tu cuenta en libros puede llegar a ser estratosférica. Lo peor de todo es que la mayoría de los libros que compras seguro que no los volverás a leer en tu vida. Curiosamente, los libros más caros suelen ser las novedades comerciales, que no siempre son las de mayor calidad literaria. Es mejor que busques una biblioteca pública cercana y los tomes en préstamo. Después, si merece la pena, podrás comprarlos para conservarlos –por experiencia, eso casi nunca ocurre.

17. Come de forma saludable. Comer saludablemente es, generalmente, más económico. Piensa lo que gastas en refrescos, patatas fritas y cosas para picar, dulces, etc. Además, comer saludablemente te puede ahorrar mucho dinero de forma indirecta en gastos médicos, especialmente a largo plazo.

18. Ahorra al principio de cada mes. No esperes a ver cuánto dinero te sobra al final de mes para ahorrarlo. Separa esa cantidad el día 1, como si se tratara de un gasto más. Así evitarás que esa cantidad vaya a parar a cosas innecesarias –y de paso, estarás construyendo tu patrimonio.

19. Deja de beber agua embotellada. En muchos lugares es posible tomar agua directamente del grifo; en otros no, pero puedes instalar un purificador, o comprar agua depurada en envases grandes a un precio muy razonable. Comprar agua embotellada –me refiero a formatos pequeños, de 0,5 a 2 litros– es un lujo que no tienes por qué pagar. Y si no me crees, haz la cuenta. Incluso la instalación de un purificador en casa es un gasto que recuperarás rápidamente.

20. Deja de fumar. No creo que hagan falta muchos comentarios, ¿no? Fumar es groseramente caro y pone en serio riesgo tu salud. Si fumas, dejar el tabaco debería ser tu primer objetivo en la vida. Punto.

21. Ahorra las monedas sueltas cada día. Una alternativa –o complemento– a ahorrar al principio de mes, es guardar las monedas de cierta denominación que pases por tus manos. De nuevo, se pone en juego el poder de la constancia. Haz la prueba durante un mes y sorpréndete del dinero que puedes reunir con este sencillo hábito. Y de nuevo, lo que ahorres de esta forma no lo gastarás en cosas innecesarias.

22. Deja las tarjetas en casa. Si eres de los que no puedes aguantar la tentación de desenfundar tus tarjetas a la primera oportunidad, la solución es sencilla. No la lleves encima cuando salgas. Retira del cajero automático el efectivo que necesitas cada semana, y ajústate a ese presupuesto. Saca “a pasear” las tarjetas sólo para realizar gastos concretos y planificados de antemano.

23. Usa el transporte público y camina. En algunos lugares no es posible prescindir del coche, pero aún así siempre hay una oportunidad para trasladarnos caminando o en transporte público. Antes de subirte al coche piensa si no puedes dejarlo en casa.

24. Elimina los gastos centimeros. Igual que puedes reunir una considerable cantidad de dinero simplemente separando algunas monedas todos los días, también puedes dejarte una importante cantidad en pequeños gastos, como cafés, chicles, revistas, etc. Redúcelos al máximo y, por qué no, ahorra esas monedas ;-)

25. Haz el super en mercadillos. Aunque no es una regla infalible, muchas cosas son más baratas en mercadillos que en el super. Date una vuelta por algún mercadillo cerca de casa una vez a la semana, y comprueba qué cosas puedes comprar más baratas sin sacrificar calidad. Te aseguro que te vas a sorprender.

26. Compra de segunda mano. Especialmente en países desarrollados como España, hay muy poca cultura de comprar cosas usadas. Sin embargo, en México he aprendido que es una opción más que interesante, y que puede ahorrarte mucho dinero. Por ejemplo, cuando me vine a vivir a México tuve que meter toda mi vida en dos maletas; gracias al mercado de segunda mano pude adquirir una maleta extra grande casi sin usar por 15 Euros –apenas una fracción de su coste original–, y que por cierto sigo usando actualmente.

27. Aprovecha las ofertas. Especialmente para productos no perecederos de uso común, compra siempre que encuentres una oferta. También hay muchos proveedores de servicios que ofrecen descuentos si pagas todo el año de una vez. Infórmate y procura hacer una buena planificación de tus gastos para aprovechar estas oportunidades. El ahorro puede ser muy significativo.

28. Evita los pagos en meses sin intereses. El pago en meses sin intereses es una de las grandes “estafas” de la economía moderna. Casi todos los productos que puedes comprar bajo esta fórmula tienen un precio más bajo si los compras al contado. ¿Qué crees que es esa diferencia de precio? ¡Exacto! Son los intereses.

¿Qué otras formas se te ocurren para ahorrar sin esfuerzo? Compártelas con nosotros en un comentario.

49 comentarios

  1. Pienso que ahorrar, puedes ahorrar comprando marca blanca, aunque yo lo tengo claro si buscas calidad lo que tienes que hacer es comprar marca de siempre.

    • @Jose Curta:

      No sé cuál haya sido tu experiencia, pero basándome en la mía –y en el conocimiento de primera mano que tengo de algunos fabricantes–, la supuesta diferencia de calidad no es real. De hecho, muchas de las marcas blancas son producidas por los mismos fabricantes de marcas prestigiosas. Y no, antes de que digas que esos fabrciantes venden como marca blanca los productos que no pasan el control de calidad, eso no es cierto.

      En casi todas las ocasiones, el cambio de marca se reduce al cambio de etiqueta en la fase final de envasado. Cualquier otra cosa encarecería la producción de la marca blanca, y ya no sería marca blanca = económica.

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Muy buenos consejos. Sigo casi todos ellos (salvo el de revisar los seguros) y van muy bien.

    Otro consejo que encuentro útil es simplemente comer menos. La mayoría de la gente se lleva las manos a la cabeza cuando lo digo, pero casi todos comemos mucho mucho más de lo que es necesario y sano.

    Eliminar caprichos, dulcecitos, refrescos y comer más arroz, pasta y verdura y menos carne ahorra dinero.

    • @Manuel:

      Estoy de acuerdo contigo en que la mayoría comemos más de lo que necesitamos realmente. Lo que no tengo tan claro es que reducir la cantidad de comida suponga un ahorro significativo. En mi caso, y supongo que en el de mucho otros lectores, la mayoría de los excesos se producen en alimentos relativamente económicos, y no siempre en carne o pescado.

      En lo que sí se notaría un ahorro, definitivamente, sería en sustituir ciertos productos. Por ejemplo, sustituir ciertos cortes selectos de carnes rojas por carne de pollo, mucho más barata –y por cierto, también mucho más saludable.

    • tienes razon
      ahora k mucha gente no tiene trabajo al estar aburridos en casa no tienen nada mejor k hacer k comer y asi gastan mucho mas y descuidan su salud

  4. Pingback: uberVU - social comments

  5. Yo ya sigo la 8, 16 y 19, e intentaré aplicar alguna que sugieres. La del agua del grifo me está contando especialmente, porque vivo en Barcelona, donde el agua tiene mucha cal y por tanto tiene un muy fuerte, al que cuesta un poco habituarse. Pero además de ahorrar es mucho más ecológico, así que sigo negándome a comprar agua embotellada.

    He dejado de comprar libros, que era mi principal vicio y fuente de gastos, y lo he notado mucho en mi cuenta bancaria: la biblioteca me surte ahora de todo aquello que quiero!

    Un saludo.

    • @Pablo:

      ¡Bien hecho! Gracias por compartir tu experiencia. Es un ejemplo de que si uno quiere puede ahorrar. Ni siquiera es tan complicado, sólo requiere concienciación, y algo de disciplina y autocontrol :-)

  6. Felicidades por la contribución Mister Gachupas. coincido con algunos de los principios expuestos, sin embargo eso de que sean 28 tips para ahorar SIN ESFUERZO, mmmmm… si no requiere esfuerzo entonces dudo que merezca la pena. Pero bien, comento sobre mi experiencia personal.

    Me traigo “lunch” de casa 3 dias por semana, para evitar gastar en comidas fuera. Uso el transporte público esos mismos 3 días de la semana y creamne, LO DISFRUTO. Tengo la fortuna de tomar el camión donde comienza la ruta asi es que SIEMPRE encuentro asiento, me pongo mis audifonos y disfruto de 30 minutos de lectura. Son 30 minutos que antes no me daba para nutrir mi mente con lectura.
    Planeo mis rutas para usar eficientemente la gasolina y sobre el agua.. MUY CIERTO! en lugar de tener la botellita comprada en el OXXO mejor tengo un vaso limpio que relleno con el agua de garrafon de la oficina.

    • @Moroni:

      No sé si el atributo “sin esfuerzo” sea del todo realista, pero sin duda son 28 formas sencillas, al alcance de cualquiera y que no requiere conocimientos ni habilidades especiales. Si acaso, un poco de fuerza de voluntad.

      En cualquier caso, la idea presentando estas 28 formas es precisamente que cada uno elija aquellas que mejor se ajusten a su realidad. Lo importante es que seamos conscientes de que ahorrar es decisión nuestra, no depende de factores externos.

  7. Hola:

    Hace un año empece a aplicar muchos de estos consejos, en todo este tiempo he pasado de terminar el mes en ceros (y a veces con deudas) a ahorrar el 50% de mis ingresos.

    No se trata de que cueste o no cueste esfuerzo, se trata de que son tips “chiquitos” que permiten tener un ahorro grande con forme pasa el tiempo.

    Todo requiere esfuerzo, evitar la compra de ropa, libros y gadgets me cuesta. Pero aplicando varios de estos tips he mejorado mis finanzas.

    • @Hluot:

      Exacto. Como le decía a Moroni, la idea que trato de transmitir es que son formas de ahorrar sencillas al alcance de cualquiera. Además, no se trata de llevar a la práctica las 28 –aunque podrías hacerlo perfectamente bien. Basta con empezar por unas cuantas para empezar a ver resultados.

  8. Hola!… muy buenos tips, sin embargo hay algunos que puedo ver un poco exagerado, pienso que se debe tener una planificación y de vez en cuanto darse uno mismo sus gusto, no eximirse de todo, todo el tiempo. Porque a la final el dinero no te lo vas a llevar a la tumba, sino los recuerdo y el disfrute.

    Todos los extremos son malos.

    En lo personal pienso que de los ingresos se debe hacer un presupuesto, y en el incluir un monto fijo para ahorrar. Esa ha sido mi técnica ;) junto con varias que mencionas 3, 4, 6, 7, 9…

    La 9 como he mencionado es la que mas aplico, sin embargo los gastos los planifico por mes no por año, pero los ahorros si por año, poniéndome un monto fijo por mes. ;)

    • @Lisangel:

      Totalmente de acuerdo. El hecho de que puedas ahorrar no quiere decir que tengas que hacerlo siempre, y a costa de cualquier cosa. La idea central del artículo es presentar las muchas y variadas formas que tenemos disponibles para ahorrar, si necesitamos hacerlo. Mucha gente se inventa mil y una excusa para justificar por qué no puede ahorrar, y yo trato de desmontar esas excusas.

      Si necesitas ahorrar, puedes ahorrar. Pero por supuesto, el dinero también está para disfrutarlo –aunque no a costa de lo importante, como por ejemplo tu tranquilidad financiera.

  9. yo eliminaria el cine hermano , hay muchas peliculas 720p y mucho anime para ver en alta calidad de bittorrent

    • @blanchimont:

      Lo siento, pero no estoy de acuerdo contigo.

      Existiendo membresías de $125 pesos al mes (unos $10 USD), que te permiten ver todo el cine que quieras en la gran pantalla, no entiendo que en México todavía haya gente que prefiera descargarse las películas de Internet. Yo veo, en promedio, 10 películas al mes –en ocasiones bastantes más. Sin entrar en consideraciones legales, ¿cuánto tiempo tardas y cuánto dinero gastas en electricidad para bajarte y grabar 10 películas? Eso por no hablar de la diferencia de ver una películas en una sala grande a verla en la pantalla de tu casa, por mucho “home theatre” que tengas.

      No, no pienso eliminar el cine ;-)

    • @Elias:

      Como dije en un comentario anterior, te puedo decir por experiencia propia que, en la mayoría de las ocasiones, la calidad de las marcas blancas y de las marcas reconocidas es idéntica –entre otras cosas porque son fabricadas por las mismas empresas, pero con distinta etiqueta.

  10. muy buen articulo, aqui lo importante es crear el habito…como su nombre lo dice una vez que se crea ese habito no requiere de mayor esfuerzo llevarlo acabo el problema escencial en mi punto de vista es “acotumbrarse” a ahorrar y parece mas sencillo dejarse llevar por “bienestares” poco duraderos o que nos dan una sensacion de bienestar erronea en mi punto de vista y nos dista mucho de ser individuos productivos,por ejemplo: una vez que se tiene el auto ultimo modelo que tanto se desea el “bienestar” que nos brinda es poco duradero por que el proximo año vamos a desear la version mas resiente de ese mismo auto y el “bienestar” que nos causa ese mismo auto se vuelve pasajera y no orilla a hacer un gasto inecesario… una vez que se crea el habito de ser productivo deja de ser un esfuerzo. y en mi particular punto de vista es obteniendo un bienestar duradero (certudumbre economica,fisica,mental)…el ser productivo.
    excelente tu blog gachupas………

    • @victor:

      Una de las cosas que a mi me ha ayudado más para adquirir el hábito de ahorrar es actuar con perspectiva, o actuar pensando primero en tus objetivos y prioridades. La clave está en hacerte esta pregunta antes de actuar: ¿lo que voy a hacer es realmente importante o necesario? ¿qué me va a aportar a mis objetivos personales? Generalmente la respuesta aclara mucho las cosas :-)

      He escrito de ello en varias ocasiones. Te recomiendo que leas estos artículos:

      http://elgachupas.com/etiquetas/perspectiva/

    • @Alberto:

      Mmm, no termino de entender muy bien cuál es tu argumento. El que las marcas conocidas representen un 7% del PIB sólo quiere decir que venden más, no que sean de mayor calidad :-) Pueden vender más –y de hecho lo hacen– simplemente por sus maquinarias de márketing. Es más, ¡muchas de las marcas blancas son fabricadas por las marcas conocidas!

  11. hola, he empezado a leer este blog hace un momento y ya estoy enganchado… me encanta!. Estos consejos estan muy bien, aplico varios de ellos y otros no los había tenido en cuenta, así que los haré un hábito.
    Sigo leyendo, que estoy entusiasmado… chau!

  12. No está mal el blog. Sobre las marcas blancas me gustaría plantearte una pregunta: ¿Por qué la mayoría de los consumidores reconocen que las compran a disgusto?

    • @Leonidas:

      No sé si sea cierto eso de que la mayoría de consumidores compren marcas blancas a disgusto –mucha gente que conozco y yo mismo las compramos sin sentirnos desdichados por ello ;-)

      Pero suponiendo que lo sea, creo que tiene mucho que ver con lo fácil que es programar nuestros cerebros por medio de la publicidad. Es el mismo principio que ya utilizaba Joseph Goebbels –el jefe de publicidad de Adolfo Hitler–, cuando decía que una mentira repetida mil veces termina creyéndose como verdad.

  13. Hombre yo creo que te has pasado dos pueblos, en principio las afirmaciones del Sr. Goebbels se las podriamos apllicar tambien al tema de las marcas blancas, te adjunto un estudio realizado recientemente en España, claro que si vas a pensar que esta pagado por las Marcas de prestigio pues vale tu mismo, pero no le des más vueltas son productos distintos
    http://www.ceaccu.org/index.php?option=com_content&view=article&id=616:ison-fiables-los-reclamos-de-salud-en-las-etiquetas-de-los-alimentos-qmarca-de-distribuidorq&catid=86

    • @Lorenzo:

      Bueno, la verdad es que quizá este blog no es el foro adecuado para discutir estos temas. No soy experto en la materia y tampoco pretendo entrar en polémica al respecto.

      Ahora bien, déjame aclarar que cuando menciono a Goebbels no quiero decir que los fabricantes de primeras marcas mientan necesariamente, pero sí que manipulan deliberadamente –en eso consiste básicamente la publicidad, ¿no? Es un hecho demostrado que si repites algo las veces suficientes, termina considerándose como cierto. Una marca puede autoproclamarse como la más sana, la más barata o la más pon-aquí-el-adjetivo-que-quieras, simplemente repitiéndolo hasta la saciedad, creando asociaciones de ideas muchas veces infundadas en los consumidores. Y eso, generalmente, lo hacen las primeras marcas, por una simple cuestión de presupuesto de publicidad.

      Y es un hecho que muchas, muchísimas marcas blancas son producidas por los mismos fabricantes de las primeras marcas, pero con diferente etiqueta –y es algo que he visto con mis propios ojos en varias ocasiones, nadie me lo ha contado.

      A partir de ahí, cada uno que haga la elección que considere mejor. Yo, como muchos otros consumidores informados, no tengo reparos ni me siento a disgusto por adquirir productos de marcas blancas ;-)

  14. muy buenos consejos das para ahorrar y megustó mucho porque con muchos de ellos me identifico
    Sugiero como otra forma de ahorrar que si se va a comprar ropa de marca se haga directamente en el punto de f+abrica así se esta ganando calidad y economia.

  15. yeaahhh q bueno saber todas estas formas para ahorrar sin duda aplicare unas cuantas….

    en el trabajo en el q estoy tenia fondo de ahorro me quitaban una parte de mi salario y me lo guardaban al final del año tenia lo q habia ahorrado y la empresa me daba la misma cantidad por eso no ahorraba pero o dios me la quitaron..

    ahora estoy viendo la forma de aplicar lo mismo pero de manera personal y ahorrar semana tras semana….

    cual es la mejor forma de ahorrar desde tu punto de vista en una cuenta de ahorro en un banco, debajo del colchon, en algo de mismo valor como la plata, darsela mi ma pa q me lo guarde jaja cual seria una buena opcion?

    Gracias y felicidades nice blog

  16. Pingback: 28 formas seguras de ahorrar dinero

  17. El tema de las “marcas blancas” me recuerda “No logo: el poder de las marcas” de Naomi Klein. Al final consumir productos o marcas es un asunto de valores y de ética. Muy bueno tu blog.
    Saludos.

  18. Me ha encantado este blog,yo tambien tengo algunas medidas que aplico,escribiré de nuevo para compartirlas,muchas de las que has dicho las lelvo en práctica bastante tiempo,es,muy interesante descubrir que mas gente las aplica,….las mismas de uno.
    felicitaciones por tu blog.

  19. No puedes compara una camisa de marca con una que no lo es.

    Muy exageradas tus propuestas. Con el sólo hecho de ahorrar el 15% de tus ingresos al mes es más que suficiente. La vida también se disfruta, ¿y por qué no darte tus gustos?

    Tampoco se trata de vivir prescindiendo de gustos.

    Un saludo!

  20. yo opino k si es muy bueno presindir de muchos gastos yo hasta baje la cantidad de fumar y eso k es un sacrificio por k por k me ahorro un buen de dinero ahora yo vendo dulces y cigarros tengo una cantidad de clientes por k es un call center k vendo muy bien y con todo lo k ej ahorrado en 2 años ya me compre un terreno y empesare a hacer mi casa si ahorras y te sacrificas deliberadamente realmente tiene sus beneficios yo nunka eh pagado renta gracias a dios por k si es un gasto muy fuerte pero ahora mi meta de vida aun k muchos digan k ahorrar deliberadamente no tiene beneficio pues segire ahorrando para finkar un edificio de departamentos los cuales rentare y despues de mis años 40 ya no trabajare mas si no a divertirme y si me muero y no disfruto por lo menos en mi lecho de muerte dire hise algo bueno y honesto en la vida realmente empezemos a sacrificarnos y a aprovecharnos de las crisis k en tiempos de krisis los k ahorran se hacen rikos y la gente gastalona se va de pike asi k la decision es tuya suerte…

  21. Mis viejos empezaron a ahorrar desde muy jovenes, cuando eran novios, y hoy dia tienen una fortuna, gracias a que han invertido esos ahorros que les produce mas dinero, y han tenido dinero ahorrado en el momento para aprovechar oportunidades. “No importa cuanto ganes sino cuanto ahorres”

  22. Una buena opción es una q había pasado por alto, a lo mejor sea obvia o lógica pero no me di cuenta de el verdadero resultado hasta q lo probe, es mas conozco gente q no lo hace por ignorancia (Como la mia en su dia). Es la del calentador del agua, yo lo tenia conectado todo el año (Invierno-Verano) hasta q en su dia me quise cambiar de piso y el dueño de aquel piso q estaba viendo pa ver si me gustaba le pregunte el consumo de luz si era bueno ya q en el piso q estaba consumia demasiado, me explico lo q el hacia con el calentador del agua q era (conectarlo 1 hora antes de usarlo y q lo dejara conectado una hora y luego lo desenchufara y q cuando lo valla a volver a usar algún grifo q necesitara el agua caliente probase si aun estaba caliente.
    la verdad q asi me duraba caliente el agua entre 3 a 4 dias) en conclusion y para no alargar.
    Lo probe durante dos meses y cuando me vino el recibo de la luz mi sorpresa de 180 q me venia regularmente, me llego de 90 Euros eso si es un ahorro al año muy bueno

  23. ¿Qué es el sistema GTD? Que describes en el 3. Yo aconsejo que en el punto no. 25, se compre una báscula. Porque en México es difícil encontrar un proveedor honesto al momento de comprar. Hay ocasiones que es mejor comprar en el Super. Sólo hay que comparar. Y verán la mejor opción.

Deja un comentario