Nuevos aires, nuevas estrategias

Nuevos aires, nuevas estrategias

Aún me siento un poco raro volviendo a aporrear el teclado para escribir un artículo del blog. Pero ya era justo y necesario. Para ser sincero, llevo un tiempo trabajando en mi regreso, y aunque aún me queda muchas cosas por hacer, no quería seguir esperando para encontrarme de nuevo con vosotros. Como dice el adagio, el movimiento se demuestra andando.

Los que os habéis pasado por el blog últimamente, os habréis dado cuenta de la cantidad de cosas que han cambiado: el dominio de El Gachupas ha sido redirigido a JeronimoSanchez.com, el diseño del blog es totalmente nuevo, el sitio se ha convertido en una página personal… En fin, que más de uno se habrá vuelto loco. Por eso considero necesario compartir con vosotros, mis fieles lectores ya por unos cuántos años, de qué va todo esto.

Continuar leyendo

Cuándo usar la técnica Pomodoro

Cuándo usar la técnica Pomodoro

Hace unos días leía un artículo de Jeroen Sangers en el que descartaba la técnica Pomodoro como una técnica válida de productividad personal –merece la pena leerlo–. Y aunque estoy de acuerdo con algunos de sus argumentos, en general no puedo estar de acuerdo con sus conclusiones.

Ya anteriormente he escrito sobre cómo aplicar la técnica Pomodoro para sacar adelante tareas pesadas, y también sobre los peligros de intentar usarla siempre y para todo, un poco en línea con lo que Jeroen comenta. Con todo, como ejemplo particular del denominado time boxing, creo que la técnica Pomodoro puede resultar muy útil a muchos. Simplemente hay que saber cuándo utilizarla.

Continuar leyendo

7 razones porqué me gusta iCloud

7 razones porqué me gusta iCloud

Cada vez más, el poder trabajar desde cualquier lugar es un factor fundamental para gestionar nuestra productividad personal. Como practicante experimentado de GTD, a lo largo de los años he pasado por distintas plataformas en busca de la mejor manera de acceder a mi sistema de listas, calendario, material de referencia, notas y, en general, las herramientas de productividad que uso habitualmente. El mes pasado cumplí un año usando el ecosistema de iCloud, y puedo decir que el resultado es más que satisfactorio.

Hoy te propongo revisar –y comentar– sobre algunas razones por las que me gusta trabajar con iCloud. Ojo, no pretendo iniciar una guerra religiosa. Soy perfectamente consciente de que no todo es perfecto, y de hecho tengo previsto publicar las razones por las que no me gusta iCloud, que haberlas, hailas. El objetivo de este artículo es que consideres seriamente esta plataforma –gratuita– para organizarte, y demostrarte que no son necesarias complejas herramientas para ser más productivo. Yo llevo muchos meses utilizándolo, y no veo porqué tú no podrías.

Continuar leyendo

4 claves para lidiar con las urgencias del jefe

4 claves para lidiar con las urgencias del jefe

Este artículo fue publicado originalmente como colaboración en El Canasto.

Para alcanzar un nivel de productividad personal óptimo todavía no conozco nada mejor que respetar el ciclo del método GTD (Getting Things Done), propuesto por David Allen: recopilar, procesar, organizar, hacer y revisar. Como podemos ver, todo empieza con la recopilación o captura de los compromisos que adquirimos, ya sea con un tercero o con nosotros mismo. La idea fundamental aquí es separar la recopilación del resto de actividades productivas.

Respetar este ciclo nos permite aplicar algunos “trucos” productivos muy efectivos, como por ejemplo evitar las constantes interrupciones simplemente tomando nota de los compromisos en el momento que surgen –recopilación–, y procesarlos posteriormente, cuando sea el momento más adecuado. De este modo evitamos tener que dejar lo que estamos haciendo en este momento para atender otros asuntos, que generalmente son menos importantes.

Continuar leyendo

Cómo calcular la productividad personal

Cómo calcular la productividad personal

Hace unos días estaba revisando un servicio que aseguraba ayudar a las empresas a medir la productividad de sus empleados. Como podrás imaginar, inmediatamente llamó mi atención. Tenía curiosidad por saber cómo lo hacían. Por desgracia, fue una total y absoluta decepción.

Resulta que lo que medían no era lo que yo llamo productividad, sino el tipo y el volumen de trabajo que hacía cada persona en el ordenador. Por desgracia, este es el enfoque que mantienen muchas empresas, ancladas en conceptos de trabajo decimonónicos. Pensaba que por tratarse de un servicio nuevo, basado en las tecnologías web y la colaboración, aportaría un poco de aire fresco a nuestro querido mundo de la productividad.

Continuar leyendo